Vuelta a la victoria en Gran Canaria

La Real vuelve a ganar fuera de casa después de esta seis meses sin conseguir una victoria. El solitario gol de Mikel Oyarzabal prolongó la racha de tres partidos seguidos sin perder, y los txuri urdin dejaron la portería a cero por tercera vez consecutiva.

Vuelta a la victoria en Gran Canaria
Mikel Oyarzabal el goleador en el Estadio Gran Canaria. Foto: La Liga

El 0-1 en el Estadio de Gran Canaria no supuso sólo demostrar la mejoría realista desde que llegó Imanol Alguacil al banquillo sino también volver a ganar fuera de casa seis meses después. Los realistas no conseguían una victoria lejos de Anoeta desde el 14 de octubre, medio año en concreto, cuando la Real ganó por 0-2 en Mendizorroza. Desde entonces habían empatado en cuatro ocasiones, y sumando un total de cuatro puntos sobre 33, una cifra muy baja (12% de puntuación en 11 jornadas) para un equipo que quiere aspirar a cotas más altas como acceder a la próxima Europa League.

El técnico oriotarra en su primer encuentro en Ipurua dio señas de su identidad y mostró sus modificaciones en el juego. El empate a cero frenó la sangría defensiva porque la Real era uno de los equipos que más goles recibía,  demostró su capacidad para unirse como bloque y jugar más directo, utilizando las bandas para ser más verticales llegando a la portería rival sin tantos pases y evitar ser horizontales y previsibles.Además, las rotaciones en los tres partidos que ha estado al frente del primer equipo, contando con los 19 jugadores disponibles de la plantilla con la excepción de los lesionados Rulli, Carlos Martinez, Guridi, Prieto y Bautista.

Imanol Alguacil ha dado aire a la Real

Imanol Alguacil ha dado un giro radical a la Real. El entrenador oriotarra ha conseguido siete puntos de nueve posibles, ha cambiado el pesimismo, la incertidumbre y la irregularidad en Liga, a un equipo más sólido, regular y con opciones matemáticas en el tramo final de competir por entrar en Europa. El próximo partido contra el Atlético de Madrid en Anoeta es clave para seguir en la lucha por competiciones europeas y acabar la temporada cumpliendo objetivos, al menos teniendo la posibilidad de llegar a la última jornada con opciones.