Xavi Simons, el engranaje perfecto
Xavi Simons con el FCB Cadete B esta temporada. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

A punto de cumplir los 15 años (21 abril 2003), Xavi Simons es sinónimo de fútbol. Nacido en Amsterdam (Holanda), Xavi balanceaba sus sueños desde la cuna con el deporte rey en el horizonte. Como flores en abril, Xavi llegó al mundo con una clara permuta. Tanto es así que debe su nombre a un icono del Olimpo: Xavi Hernández. Fiel admirador del de Terrassa, su padre no dudó en condecorar con el nombre de Xavi a la belleza que brotaba al mundo en pleno mes de abril. Hijo de Rigillio, ex futbolista de la Eredivise, el deporte rey se impregnaba desde la esencia en una familia que trasladaría sus ambiciones hasta tierras hispanas.

Tras colgar las botas Rigillio, la familia aterrizaba en Alicante dónde Xavi Simons despuntaría con sus primeros pasos en el Club Deportivo Thader (Rojales), localidad que disfrutaría de los destellos del joven holandés en sus inicios en un mundo llamado a conquistar. La luz que emanaba de sus botas pronto comenzaría a brillar con desparpajo, y atento a su llamada, el FC Barcelona se hacía con los servicios de Xavi para limar una joven promesa con sólo siete años de edad.

Xavi Simons frente al Viladecans. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Talento puro, la joya que comenzaba a pulirse bajo la cuna de La Masía iniciaba su camino en su primera temporada con el club azulgrana en el Prebenjamín de Cristian Catena (2010/2011) con quién prosiguió su camino un curso después en el FCB Benjamín C. Una temporada más tarde (2012/2013), Xavi Simons enderezaría su rumbo con Sergi Milà, su actual entrenador, bajo las filas del FCB Benjamín A. Con el catalán bajo su mandato, Xavi lograría su primer ‘doblete’ como futbolista tras alcanzar el campeonato de Liga y el Campeonato de Catalunya ante el Cornellà.

Hoy, bajo las filas del FCB Cadete B, Xavi Simons lidera el escuadrón azulgrana de Sergi Milà con finura y maestría. Elegante, armado de ‘tempo’ y clase, la batuta de una orquesta que destila sinfonía pasa por sus botines. Erguido como cerebro del navío, el fútbol del FCB Cadete B no se entiende sin su presencia. Dotado de una visión de juego sólo al alcance de los elegidos, Xavi vislumbra la jugada con una rapidez que enamora.

Xavi Simons con el FCB Cadete B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Capitán en cada barco que endereza, el timón sigue siendo suyo. Orden y compás acompañan cada envite sobre el verde. Con humildad y distinción, Xavi Simons engrandece su figura en cada torneo que conquista. Acompañado con una fiel determinación, Xavi debe mucho más que un nombre a un tal Xavi Hernández. Vistoso en cada jugada sobre el césped, su semblante característico con su rizado al viento apunta maneras más allá de la frontera.

Vestido con una alegría que contagia, Xavi tiene claro que su futuro se tiñe de azulgrana. Omnipresente en cada recodo del verde, La Masía acuna con mimo y delicadeza la proyección del holandés bajo sus filas. Su sueño apunta al Camp Nou, su calidad, sin duda, respaldará su camino. 

VAVEL Logo