Dominio azulgrana en las últimas finales entre FC Barcelona y Sevilla FC
Andrés Iniesta y Coke peleando un balón en la final de Copa del Rey 2016 | Foto: Rodri J. Torrellas (VAVEL)

Dominio azulgrana en las últimas finales entre FC Barcelona y Sevilla FC

El Fútbol Club Barcelona y el Sevilla Fútbol Club se han enfrentado un total de cinco finales. Cuatro de ellas tienen firma azulgrana. Las últimas, estuvieron marcadas por un recital de goles en Tbilisi y por un ajustado partido que se decidía en la prórroga en el Vicente Calderón.

marc-moreno-farre
Marc Moreno Farré

Los partidos que enfrentan al Fútbol Club Barcelona y al Sevilla Fútbol Club suelen ser sinónimo de buen fútbol. Si además se le añade la tensión de jugar una final y los nervios por llevarse un ansiado título que puede convertir la temporada en histórica, se llega a la combinación que todo amante al fútbol quiere ver.

Por tercera vez en los últimos cinco años, catalanes y andaluces se volverán a ver las caras en una final, el próximo sábado 21 de abril en el estadio Wanda Metropolitano, en el partido correspondiente a la final de Copa de SM el Rey 2017/18.

Finales precedentes

Hasta cinco veces se han enfrentado ambos conjuntos en una final.

El primer duelo tuvo lugar en el Estadio de Mestalla en la Copa Eva Duarte, que enfrentaba al campeón de la Liga Española y al campeón de la Copa del Generalísimo, es decir, una competición similar a la que se conoce a día de hoy como Supercopa de España, donde el equipo blaugrana se llevo el torneo con una victoria muy ajustada.

58 años después, barceloneses y sevillanos se volvían a ver las caras en una final, en el Estadio Louis II de Mónaco, con un resultado muy favorable al equipo sevillano (3-0), con goles de Renato, Kanouté y Maresca.

Los últimos resultados han sido muy beneficiosos para los intereses culés, venciendo así en cuatro de las cinco finales que han enfrentado a Barça y Sevilla.

Temporada Competición Enfrentamiento Resultado
1947-48 Copa Eva Duarte F.C. Barcelona - Sevilla 1-0
2006-07 Supercopa de Europa Sevilla F.C. - F.C. Barcelona 3-0
2010-11 Supercopa de España F.C. Barcelona - Sevilla F.C. (global) 5-3
2015-16 Supercopa de Europa F.C. Barcelona - Sevilla F.C 5-4
2015-16 Copa de España F.C. Barcelona - Sevilla F.C 2-0

Supercopa de Europa 2015: Recital de goles en Tbilisi

El 11 de agosto de 2015 tuvo lugar una de las finales más épicas de la historia de la Supercopa de Europa. Barça y Sevilla llegaban a Georgia tras ganar la UEFA Champions League y la UEFA Europa League respectivamente.

El partido empezó a lo grande. Tres goles de falta en apenas quince minutos. Banega adelantaba a los nervionenses en el minuto 3 de partido, pero un Messi imbatible remontaba el partido para los azulgranas.

Rafinha y Luis Suárez daban una ventaja de tres goles a los barceloneses. Ni los más esperanzadores soñaban lo que iba a pasar.

“Dicen que nunca se rinde”, así dice su himno y así lo demostraron. El equipo dirigido por Unay Emery tiró de casta y coraje, y en una media hora de locura,  Reyes, Gameiro y Konoplyanka habían puesto el empate en el marcador.

Cuando ambas aficiones se veían en la 'lotería de los penaltis', Leo Messi, volvió a aparecer en el minuto 114. El ‘10’ tenía una opción de oro para adelantar a los suyos de libre directo, a cinco minutos para el término del partido. El disparo de Leo rebotó en la barrera y consiguió sacar otro remate que provocó una gran parada de Beto. Un inteligente Pedro Rodríguez, aprovechó el rechace del portero portugués para lanzar un potente chut que acabaría en el fondo de la red.

El Sevilla lo intentaba a la desesperada pero no tuvo suficiente tiempo.

El silbido del árbitro sonó y el Barça se convertía en supercampeón de Europa.

Messi y Jordi Alba fundiéndose en un abrazo | Foto: Rodrigo J Torrellas, VAVEL
Messi y Jordi Alba fundiéndose en un abrazo | Foto: Rodrigo J Torrellas, VAVEL

Así llegaban a la final de Copa del Rey 2016

Diez meses después de enfrentarse en Tbilisi, Barcelona y Sevilla se volvían a enfrentar en una final. Esta vez en un ambiente totalmente diferente, pasaban de jugarse un título europeo a jugarse el título de campeón de la Copa del Rey.

Tras una temporada histórica en la élite, consiguiendo el triplete, el Fútbol Club Barcelona afrontaba la temporada 2015-16 con la misma ilusión que la anterior, aunque el inicio de la campaña dejaba mucho que desear. El equipo catalán se proclamó campeón de la Supercopa de Europa ante el Sevilla, pero perdió el segundo título de la temporada, la Supercopa de España, frente a un Athletic de Bilbao que le plantó cara y ganó con solvencia en el partido de ida por 4 goles a 0. El empate a 1 en la vuelta fue insuficiente e hizo que el equipo culé se quedara con la miel en los labios.

Como el club azulgrana era el actual campeón de la máxima competición europea, la plantilla puso rumbo a Japón para disputar el Mundialito de Clubes. Los de Luis Enrique no se encontraron con muchos problemas y vencieron sin mucha dificultad al Guangzhou Evergandre en semifinales y a River Plate en la final. El Barça conseguía así el título internacional por segunda vez en la historia del club. En Champions League los resultados no fueron tan favorables, el conjunto catalán había quedado eliminado por el Atlético de Madrid en cuartos de final.

Meses más tarde el Barcelona conseguía su vigésimo tercer campeonato liguero, el séptimo del siglo XXI. 

Por su parte, el Sevilla Fútbol Club, empezó la temporada, como ya se ha dicho anteriormente,  perdiendo la final de la Supercopa de Europa. Aun así los hispalenses empezaban una temporada ilusionante, con ganas de demostrar lo que valían en Champions, pero, el equipo de Nervión no tuvo suerte en fase de grupos, y los dos ‘gigantes’, Manchester City y Juventus mandaron al Sevilla a Europa League.

Aunque, no fue un castigo tan malo, ya que los de Emery conseguirían así su tercer título consecutivo de UEFA Europa League.

Ninguno de los dos equipos había sufrido muchos apuros para llegar a la final. El Barça había eliminado a: Villanovense, Espanyol, Valencia y Athletic, mientras que, el Sevilla había dejado sin opciones a: UD Logroñes, Real Betis, Mirandés y Celta de Vigo.

Un gran Sevilla que no pudo con Messi

Muchos esperaban una superioridad total del equipo azulgrana frente al Sevilla, pero no fue así. El cuadro hispalense plantó cara a los favoritos desde el pitido inicial.

Tras media hora de llegadas y venidas, una peinada de Iborra para el delantero francés Kevin Gameiro, dejaba al futbolista en una muy buena situación para rematar a portería. Un Mascherano sin paciencia, cometió un agarrón clarísimo sobre el ‘9’ que el colegiado castigó con tarjeta roja. Al Barça le quedaban por delante 60 minutos más la prórroga con diez futbolistas sobre el campo.

Los futbolista del Barcelona protestando la expulsión de Mascherano | Foto: Rodri J. Torrellas
Los futbolista del Barcelona protestando la expulsión de Mascherano | Foto: Rodri J. Torrellas

Ya en la segunda parte, un chute seco desde la frontal de Éver Banega pudo poner el 0-1 en el casillero. Para la mala suerte del Sevilla, el potente chut golpeó en el palo de la portería defendida por Ter Stegen y salió rechazado hacia fuera.

El conjunto culé tampoco tuvo mucha fortuna y en el minuto 52, Luis Suárez tuvo que pedir el cambio por unas molestias en el muslo que le impederían seguir jugando.

Los de Emery seguían llegando con facilidad al área blaugrana pero no acababan de finalizar correctamente, y, a falta de dos minutos para marcharse a los treinta minutos de tiempo extra, una escapada de Neymar provocaba una fuerte entrada del argentino, Banega, que acabaría siendo expulsado del encuentro.

La prórroga empezaba con igualdad en el marcador y en el número de futbolistas en el campo (diez). 

Entonces, apareció el salvador, un ángel vestido de futbolista, un mago con un balón en los pies: Leo Messi.

Leo Messi intenando driblar a Éver Banega | Foto: Rodri J. Torrellas
Leo Messi intenando driblar a Éver Banega | Foto: Rodri J. Torrellas

El jugador albiceleste resolvió el tiempo extra como él quiso. Se puso el mono de trabajo y dio una asistencia milimétrica a Jordi Alba, para que el lateral definiera a la perfección y pusiera el 1-0 en el marcador.

La desesperación nervionenses por la falta de ocasiones se empezaba a notar y una entrada durísima a destiempo de Carriço sobre el 10 blaugrana hacia que su equipo acabara con 9.

Con el partido ya en su dominio, el Barça sentenciaba en el minuto 122 con un golazo de Neymar JR, con una asistencia, espectacular una vez más, de Leo Messi.

Con el pitido final, el Fútbol Club Barcelona se proclamaba campeón de la Copa de SM el Rey 2015/16.

Andrés Iniesta levantado la Copa de España | Foto: Rodri J. Torrellas
Andrés Iniesta levantado la Copa de España | Foto: Rodri J. Torrellas

 

VAVEL Logo