Entrevista. Julián Delmás: "Tenemos que ir partido a partido y no perder la humildad"
Fotografía: VAVEL.com

Julián Delmás (Zaragoza; 20 de abril de 1995) es la viva imagen de la cantera del Real Zaragoza. El jugador, zaragocista desde la cuna, está viviendo su primera temporada en el fútbol profesional de la mano del equipo de su vida, el Real Zaragoza. Sin embargo, no todo ha sido un camino de rosas para el aragonés. El joven lateral salió cedido en la temporada 2014/2015 al Villanueva, de Tercera División aragonesa.

Tras una temporada con altibajos, regresó a la disciplina zaragocista, enrolándose en el Deportivo Aragón. Después de dos temporadas siendo el lateral derecho habitual en el filial, la pasada campaña consiguió el ascenso a Segunda División B. Este verano, el director deportivo Lalo Arantegui apostó por él y le hizo ficha con el primer equipo, debutando en Tenerife en la primera jornada liguera. Ahora, el jugador atiende a VAVEL Zaragoza en una céntrica cafetería de la capital maña, y repasa como ha sido hasta ahora su debut en la élite.

Pregunta. Este es su primer año como profesional, ¿qué nota le pondría a esta primera temporada en la élite?

Respuesta. Aún no ha acabado, pero a nivel personal estoy muy contento, tanto por lo que he aportado como por lo que he ayudado al equipo hasta ahora. Y también estoy muy contento por haber dado el salto al fútbol profesional, lo cual es muy importante.

P. Hace tres temporadas, el Real Zaragoza le cede al Villanueva (3ª División). En juveniles, Pombo es cedido al Amistad. Muchos jugadores que salen de la Ciudad Deportiva a esas edades ya no piensan en volver. Vosotros sois dos ejemplos de perseverancia. ¿Qué consejo les daría a aquellos que piensan que una salida así es definitiva?

R. La verdad es que es complicado, cuando sales cedido es una situación difícil. Además, en mi caso no tenía contrato profesional y podía firmar con cualquier equipo a la temporada siguiente. Pero yo siempre tenía la ilusión de poder volver al filial y por ello luché toda la temporada. No perder la ilusión es la clave.

P. La temporada pasada, en la primera vuelta, ya fue convocado en el partido frente al Getafe por Raúl Agné. Sin embargo, no llegó a debutar y este verano, promociona directamente al primer equipo. ¿Cómo se asume un salto tan grande?

R. Cuando me lo dijeron fue un día muy especial para mí. Desde que me llama mi representante y me dice que hay muchas opciones de subir al primer equipo, hasta el día que firmamos el contrato en verano, estuve con mucha ilusión y ganas de poder jugar en el equipo de mi vida.

P. Como zaragocista, ¿qué sintió al marcar ese gol en Gijón?

R. Más de una vez lo había imaginado. La situación es un poco extraña ya que no te lo crees. Vi venir el balón y rematé, y cuando me levanté y vi que el balón había entrado, eché a correr porque no me lo creía. Es un orgullo inmenso poder marcar con el Real Zaragoza, y más si sirve para darnos tres puntos importantísimos en ese momento.

"Es un orgullo inmenso poder marcar con el Real Zaragoza, y más si sirve para darnos los tres puntos"

P. El club ficha este verano a Alberto Benito, que venía de hacer una gran campaña en Reus. Pese a ello, durante buena parte de la temporada le ha ganado la partida en el once…

R. Alberto es un lateral de mucha calidad, que venía de hacer un gran año en Segunda, por lo que era complicado para mí. Así que lo que me quedaba era aprender de él, trabajar y pelear por un puesto. Poco a poco fui cogiendo minutos y experiencia y fui sintiéndome más cómodo. Buena parte de culpa la tiene él, ya que me ha ayudado y he aprendido mucho con él. Además, tuve la suerte de debutar en el primer partido de Liga. Juegue el que juegue lo importante es que rinda y lo haga lo mejor posible para el equipo.

P. Ahora, sin embargo, está jugando más él. Pese a ser competencia directa, se aprecia desde fuera que hay una gran sintonía entre ambos. ¿Cómo definirías vuestra relación y la competencia que mantenéis?

R. El jugar en la misma posición no tiene por qué influir en llevarse bien o mal. Nosotros tenemos muy buena relación, nos sentamos casi al lado y al final lo que yo debo hacer es aprender de sus consejos.

P. Desde verano se dijo que se buscaba crear un equipo, en todos los sentidos. ¿Influye en los resultados ese buen ambiente que existe en la plantilla?

R. Por supuesto. Al final, cuando en un vestuario hay mal ambiente, se nota luego en el campo. Nosotros hemos tenido la suerte de ser un grupo joven, y la gente más veterana también le da muy buen rollo al vestuario. Al final, eso influye en la fluidez que puedas tener en el campo con los compañeros.

"Al final, cuando en un vestuario hay mal ambiente, se nota luego en el campo"

P. Tras una primera vuelta muy mala, el equipo ha sumado 24 puntos de los últimos 30 y es serio candidato al playoff. ¿Os imaginabais esta reacción?

R. Nosotros peleábamos por esto desde el principio. En la primera vuelta nos costó más, pero seguimos trabajando igual y sabíamos que los resultados llegarían. Teníamos las ideas claras y sabíamos que la suerte se acabaría poniendo de nuestro lado, y así ha sido. Partido a partido hemos sacado el máximo rendimiento tanto individual como colectivo.

P. ¿Qué pasa por la cabeza cuando se está a dos puntos del descenso? ¿Llegaron a poner en duda su propio trabajo?

R. No, al final sabíamos que la Segunda División es una competición muy igualada. Ganas un partido y estás arriba, y si lo pierdes estás abajo. Sabíamos que teníamos que seguir con la misma idea y con la misma ilusión del principio, y a base de trabajo hemos logrado llegar donde estamos.

P. ¿Cómo calificaría a Natxo González como entrenador?

R. Nosotros siempre hemos confiado en el entrenador, y él en nosotros. Al final, el tener una idea clara y sobre todo con mucho trabajo se logran los resultados. Ahora estamos en un momento muy bueno todos y únicamente nos centramos en sacar los tres puntos el sábado.

P. Tras el derbi, la afición incluso soñaba con el ascenso directo, ¿la derrota de Vallecas ha supuesto un paso atrás?

R. En el vestuario no pensamos en eso. Lo más importante que nos ha llevado a donde estamos es la humildad. Tenemos que ir partido a partido y no perder esa humildad.

P. ¿Cómo se vivió desde dentro el gran ambiente frente al Huesca? El recibimiento, el tifo, La Romareda llena…

R. Fue increíble. Yo estaba en la grada y animé y grité como uno más y el equipo estuvo muy bien. La afición nos dio ese plus para conseguir la victoria.

P. Una de las cosas que la afición exigía era identificarse con el equipo. En Soria y en León, por poner dos ejemplos, coinciden en el campo Lasure, Pombo, Guti, Delmás y Zapater. ¿Cree que han conseguido que la afición se sienta identificada?

R. Está claro que la gente tiene ganas de ver gente de la casa. Este año la cantera está aportando mucho y para nosotros es un orgullo poder coincidir en el campo. La afición responde así tanto por el sentimiento como por el rendimiento que estamos dando.

"Para el Real Zaragoza no hay mejor capitán que Zapater"

P. ¿Qué consejos le da Belsué?

R.Con Belsué hablo mucho, nos llevamos muy bien. Siempre está echándonos una mano en el vestuario. Al principio me decía que estuviese tranquilo, que lo hiciera como lo había hecho hasta ahora en el filial, ya que era lo que me había llevado a estar aquí. sobre todo, que siguiese con la misma ilusión.

P. ¿Qué importancia tiene el tener un capitán como Zapater?

R. Para nosotros es como un padre. Desde el primer día nos ha ayudado muchísimo. El apoyo que nos da día a día es increíble. Para el zaragocismo y para el Real Zaragoza no hay mejor capitán que él. Siente los colores más que nadie y lucha cada partido como el que más. Lo que aporta al equipo es muy grande y ojalá siga muchos años.

P. ¿Se repetirá esta entrevista en Primera?

R. Ojalá.

VAVEL Logo