Óscar Arias y la crónica de un despido anunciado
Arias durante la presentación de Jesús Navas | Foto: Fran Santiago

La marcha de Monchi fue un golpe duro de soportar para el sevillismo. El hombre que llevó al club a lo más alto con sus fichajes se marchaba a la Roma en busca de nuevos retos. Y en su lugar dejó a uno de sus lugartenientes, Óscar Arias. El nuevo director deportivo del club hispalense no contaba con ninguna experiencia salvo la instruida por Monchi. El ex portero sevillista se había encargado de dejar muy claras sus instrucciones, pero no fueron del todo acatadas por los que continuaron su labor.

Un gasto nunca antes visto

El dinero que el Sevilla ha invertido este año en fichajes es la mayor suma en su historia en una sola temporada. Esto en gran parte se debe a que se han realizado hasta tres fichajes por más de 10 millones cada uno. En el número uno encontramos a Luis Muriel. El delantero colombiano, que costó 20 millones a la entidad hispalense, no ha sido capaz de rendir en su primera temporada. Pese a haber marcado goles, el cafetero se encontraba con la complicada misión de hacer olvidar a Jovetic. El montenegrino se ganó a la afición en sólo media temporada a base de goles, cosa que Muriel no ha conseguido hacer.

En segunda posición en cuanto a precio encontramos al danés Simon Kjaer, por el que el Sevilla pagó 12 millones y medio de euros. El central procedente del Fenerbache turco empezó rindiendo a un gran nivel, pero se fue diluyendo a medida que el equipo empeoraba. Con la llegada de Montella disputó unos pocos partidos a un buen nivel, pero se vio de nuevo bajo la sombra de Mercado y Lenglet.

En invierno aterrizó en Sevilla un jugador al que desde Brasil bautizaron como "el próximo Roberto Carlos". Guilherme Arana costó a la entidad hispalense unos 11 millones de euros y ha disputado la cifra de dos encuentros con el club rojiblanco. El buen nivel de Escudero sumado a la poca predisposición de Montella por rotar jugadores ha hecho que el brasileño desapareciera casi por completo de la lista de jugadores del Sevilla.

Baratos y rentables

Nolito siempre había sido un jugador del gusto de la dirección deportiva sevillista. Su marcha al Manchester City hizo que su fichaje se antojara imposible pero, tras su flojo papel en el club inglés, el Sevilla logró hacerse con sus servicios por 9 millones de euros. Su papel ha sido básicamente el de revulsivo en la segunda mitad, intentando desquiciar a la defensa rival con su desborde. Pese a no haber contado con la confianza total de ninguno de sus técnicos, Nolito ha demostrado ser un profesional a la altura del club y lo ha dado todo cuando ha estado sobre el césped.

Una de las incógnitas del Sevilla era quién tomaría el timón del centro del campo. Vázquez parecía no haber encontrado su sitio y necesitaba un compañero en la medular. Es en ese momento cuando el nombre de Banega volvió a salir a la luz. Tras una oferta de 20 millones por Jovetic y el argentino que el Sevilla rechazó, Banega acabó volviendo al club hispalense por 6,75 millones de euros. Su temporada puede clasificarse de notable, sin llegar al sobresaliente debido a sus constantes pérdidas que han costado más de un disgusto a la afición sevillista.

También otro mediocentro argentino recaló en el Sevilla este verano. Guido Pizarro aterrizó en la capital hispalense a cambio de 6 millones de euros para ser el sustituto de Iborra. Pero el argentino ha demostrado no ser como su predecesor y su poca garra no ha contentado a la grada de Nervión, que ha echado en falta al que fuera su capitán. El centro del campo sin Iborra y con un N'Zonzi a medio gas no ha sido ni la sombra de lo que fuera en años anteriores.

El jugador que más barato salió al club hispalense el pasado verano fue el lateral francés Sebastian Corchia. Por 5 millones llegó al Sevilla para cubrir el puesto que había dejado Mariano. El francés tuvo un comienzo muy flojo y parecía que no iba a llegar a nada, hasta que a mitad de temporada empezó a destacar. Su buen nivel se vio truncado por una lesión que arrastra hasta el día de hoy y que ha obligado a Navas a jugar en esa posición desde entonces.

Un fichaje libre y cesiones varias

El único jugador que el Sevilla ha conseguido gratis este año es un viejo conocido del club hispalense. Jesús Navas volvía a casa para hacerse dueño y señor de la banda derecha. Tras la lesión de Corchia el de Los Palacios se ha convertido en el lateral derecho titular del conjunto andaluz y parece haber rejuvenecido, demostrando un gran nivel.

Hasta cinco sesiones ha conseguido el conjunto hispalense este año. Carole llegó del Galatasaray turco para disputar sólo media temporada. El lateral no consiguió quitarle el puesto a Escudero y se le retiró el dorsal en invierno para que lo cogiera Layún. El mejicano ha cuajado algunos partidos buenos tras sustituir a Navas o Escudero, pero no llega al nivel de los titulares. Comenzó mal pero ha ido mejorando con el tiempo. Geis llegaba como una promesa a Nervión pero no ha alcanzado lo que se esperaba de él. Tras contar con pocos minutos y jugar hasta de central en varias ocasiones, el alemán desapareció de los esquemas de los entrenadores.

Dos de las cesiones que más ilusión hicieron a la grada sevillista ocurrieron en invierno. Tras dos años Roque Mesa llegó a Sevilla en calidad de cedido. El canario ha disputado dos partidos con la entidad hispalense, sin dejar claro su nivel actual. La poca predisposición de Montella para rotar ha hecho que el ex de Las Palmas no pueda demostrar su calidad en las pocas oportunidades que ha tenido. El otro refuerzo fue Sandro, que también llegó cedido de la Premier. Su entrega y su esfuerzo cada vez que sale al césped hacen pensar que puede llegar a algo más en el club sevillista, pero habrá que esperar hasta verano para ver que ocurre con él.

VAVEL Logo