El peligro está en sus botas: Gus Ledes, versatilidad por antonomasia

Gus Ledes es el mayor peligro del CF Reus debido a su gran eficacia tanto en pases como en lanzamientos lejanos. Su versatilidad y la excelente salida de balón que ofrece siempre le hacen ser un fijo en los onces de Aritz López Garai.

El peligro está en sus botas: Gus Ledes, versatilidad por antonomasia
FOTO: La Liga

Hablar de Gus Ledes es hablar de un gran goleador pese a no ser un jugador plenamente de ataque. Y es que el jugador portugués es el más eficaz en cuanto a goles por disparos realizados se refiere de un equipo lleno de killers como Lekic, Querol y Máyor.

Gustavo Ledes nació un 28 de septiembre de 1992 en Braga, Portugal. Pese a pasar los primeros años de su vida en el país vecino, la familia de Ledes decidió marcharse a Brasil a vivir. El pequeño Gus empezó a jugar en una escuela regentada por su padre, donde fue descubierto por el Fútbol Club Barcelona a los trece años. Fue entonces cuando decidió regresar a Europa para probar fortuna en el fútbol base del equipo catalán.

En el año 2013 y pese a haber debutado con el primer equipo de la mano de Pep Guardiola, el Barça decide no renovarlo y este ficha por el Rio Ave. Dos años más tarde, la dirección deportiva del RC Celta de Vigo pone el ojo en él y lo vuelven a traer a España para jugar en el filial celeste. En la pretemporada de 2016 llegó a disputar algún partido con el primer equipo, dirigido por Eduardo Berizzo. Finalmente, el pasado verano decide viajar a la otra punta del país en busca de minutos en una categoría superior, ya que “Los Pandas”, que así hacían llamarse los jugadores del filial vigués (donde coincidió con Borja Iglesias), no consiguieron el ascenso a la categoría de plata.

A principios del mercado de verano, el CF Reus hacía oficial la incorporación del centrocampista portugués Luis Gustavo Ledes. Centrocampista porque sobre el papel hay que situarlo en alguna posición, pero si existiera la demarcación de todocampista, sería el apelativo perfecto para describir al joven jugador. Todo tiene un porqué y yo se lo voy a explicar. A los datos me remito:

Como bien he citado antes, el de Braga suele aparecer en la ficha técnica como centrocampista. Empecemos por ahí. 1603 es el número de pases totales realizados por el portugués. Comparando este dato con la media del resto de centrocampistas de la categoría (551.7 pases), Gus acumula cerca de 1000 pases más que todos sus ‘rivales’. Podemos decir que esto es lógico para un buen mediocentro, pero hay más. El bracarense lleva en la presente temporada un total de seis goles, lo que le convierte en el segundo máximo anotador del conjunto rojinegro. La media de goles de los jugadores de su posición es de 1.4, comparen ustedes mismos.

Ahora dirán que es un jugador poco solidario en defensa con sus compañeros y sólo se presta en ataque. 177 recuperaciones de balón ha hecho el portugués esta campaña, 30 más que Raúl Guti (147) y  tan solo 7 menos que Alberto Zapater. Todos estos datos conducen a una realidad innegable y mucho más que obvia: estamos ante uno de los centrocampistas con más futuro de la Segunda División.

En definitiva, el Reus ha encontrado en Gus Ledes mucho más que un centrocampista, lo que le convierte en la piedra angular del equipo catalán. Un jugador muy determinante y versátil que, sin ir más lejos, el pasado fin de semana le dio los tres puntos al Reus con un abismal zurdazo desde la frontal en el último minuto del descuento.