El Sevilla Atlético quiere recuperar su orgullo
Jugadores del Sevilla Atlético celebran un gol | Fuente:LaLiga

El Sevilla Atlético jugará en el Anxo Carro este domingo sabiendo que ya es equipo de Segunda División B. Los hispalenses, que no se juegan nada tras ver como se certificaba su descenso a la división de bronce el pasado fin de semana, llegan a Lugo sin presión alguna y con ganas de demostrar que pueden ser mejores de lo que la clasificación dice. Será un partido complicado para los lucenses, pues los andaluces ya han logrado despojarse de la agonía que llevaban viviendo la mayor parte de la temporada. Lo que si se juegan es el honor y, sabido es por todos los amantes de este deporte que cuando un equipo ve el suyo “tocado”, sale a por todas para intentar redimirse.

Prohibido confiarse

Teniendo en cuenta la cantidad de sorpresas que ha vivido el Lugo esta temporada, todo parece indicar que los hombres de Francisco no saldrán relajados ante los hispalenses. Además de comprobar de buena mano lo difícil que es ganar en estas últimas jornadas –lleva seis sin hacerlo- , hay que tener en cuenta las buenas sensaciones mostradas por el Sevilla Atlético en los últimos partidos. Dos victorias y un empate- todos en casa- conseguidos en los últimos cinco encuentros han permitido al equipo rehacerse de una racha de 11 derrotas consecutivas. Los principales problemas de este conjunto es la falta de gol –con 24 es el menos anotador de toda la Liga-, y su fragilidad defensiva – 54 goles encajados-, estadísticas con las que es imposible mantenerse en una división tan competitiva.

Un final anunciado

El descenso del equipo hispalense no ha sido una sorpresa para nadie. Los hombres de Tevenet han sufrido mucho a lo largo de toda la campaña, habitando la mayor parte de esta en la zona roja de la tabla. Con 26 puntos en su haber- a 16 de la permanencia-, el objetivo parece ser evitar al menos terminar la liga como farolillo rojo. A falta de cinco partidos, se encuentran a solo un punto del penúltimo, La Hoya Lorca. El siguiente rival es el Barça B, pero los 11 puntos que los separan de los azulgranas parece una distancia demasiado grande para recortar en tan poco tiempo.

VAVEL Logo