Más vivos que nunca por Formentera
Foto: SD Formentera.

Más vivos que nunca por Formentera

Los rojinegros cosecharon tres puntos de oxígeno ante el último y descendido ya Deportivo Aragón. Llegan con vida a la última jornada en la que se enfrentarán al Peralada.

ABarrios
Adrián Barrios Merillas

Nunca desisten. Este equipo a nada que tenga una mínima posibilidad de quedarse en la Segunda B, la va a luchar con todas sus fuerzas y armas, que por pocas  y humildes que sean las segundas, de las primeras van sobrados. Un equipo que está agarrado a su alma de guerrero y que, donde otros ya habrían desistido y perdido, ellos siguen luchando y con vida hacia la batalla que dirimirá el final de su guerra, en Peralada.

El partido en sí fue como se esperaba. Tenso, con muchos nervios y más igualado de lo que se podría esperar viendo lo mucho que se jugaban unos y lo poco que se jugaban los otros. Como novedad, volvía a la titularidad Bruno Vinicius, que no vivió su mejor partido sobre todo de cara gol, faceta en la que demostró estar absolutamente negado. Tendrá que afinar para la última jornada, ya que el ariete titular y máximo goleador rojinegro, Juan Antonio, vio inutilmente su quinta amarilla en los últimos minutos del partido y será baja en la final de la jornada 38.

El primer acto se resumió en un Formentera con demasiado juego directo y a los visitantes viviendo por y para las contras. Tuvieron dos claras ocasiones: una de Bruno nada más arrancar y otra en el tramo final de Gori con un golpeo a balón parado que acabó golpeando espectacularmente el larguero.

En la segunda mitad llegarían los goles. Los primeros en golpear serían los pitiusos y, cómo no, con una jugada de estrategia tras centro con la zurda de Soria que acabaría rematando en el área pequeña Gori. Sin tiempo para festejar la importancia del gol, los aragoneses empataban de nuevo la contienda con un gol de Abel con un disparo desde la banda izquierda que no pudo atajar Marcos.

Los siguientes minutos serían de constante acoso local con más corazón que fútbol y dando claras muestras de porqué llevaban sin ganar en Sant Francesc desde 2017. Es más que llamativo lo que le ha costado durante todo el año sacar sus partidos de local adelante a los baleares y este partido no fue menos. Sería en el 77' de partido cuando Juan Antonio acabaría con la agonía para anotar el gol de la victoria cazando un balón suelto en el área en otra acción a balón parado botada por Soria.

Así, victoria pitiusa tan importante como complicada y que les sirve para llegar con vida a la última jornada en Peralada, donde necesitan ganar y esperar noticias de los otros rivales por la salvación.

VAVEL Logo