El CD Lealtad dedica una carta a sus aficionados

El club asturiano hizo oficial, en su twitter, la carta que hizo su presidente con motivo del final de temporada.

El CD Lealtad dedica una carta a sus aficionados
Jugadores del Lealtad en un partido. | Imagen: Alberto Brevers-VAVEL.

“¡Gracias afición!”. Así es como se titula la carta que dedicó este pasado lunes Pedro Menéndez, presidente del Club Deportivo Lealtad, a todos aquellos leales que alentaron al equipo desde Les Caleyes o desde cualquier parte de Asturias o España. Esta carta sentimental, escrita desde el corazón, expresa el agradecimiento de todos los que componen el club hacia el jugador número doce, el aficionado de a pié que anima siempre. Nada más comenzar a leer se puede apreciar la humildad que caracteriza al club ya que así lo refleja la primera línea: “Se acaba una etapa histórica e importante en este club tan humilde como grande”.

Sus cuatro años en la categoría de bronce serán recordados para toda la vida, ya que han jugado en campos históricos contra rivales importantes: “Para la historia quedarán épicas como competir en una misma liga con clubes históricos como el Real Oviedo, Racing de Santander, Logroñés o Real Murcia”. Sus hazañas de conseguir el mayor lleno del presente siglo les hace sentir muy orgullosos: “Orgullosos de ser capaces de meter cuatro mil personas en Les Caleyes”.

A medida que se va llegando al final de la carta, van llegando las palabras que transmiten más sentimiento y que más emocionan al lector. Parece que no es del todo posible resumir todo lo que debe de decir el club a sus socios, por lo que recalcan las mismas palabras una y otra vez: “Quiero dar las gracias. Gracias de todo corazón a cada persona que se sumó para que este sueño fuese realidad. A cada persona que se alegró, que vivió, que perdió un segundo de su vida en sumar por y para el Lealtad”.

Quieren para página cuanto antes para empezar a preparar la pretemporada de cara a organizar y planificar bien la próxima temporada y conseguir, cuanto antes, el regreso a la Segunda División B: “Ahora es momento de coger aire, respirar, mirar el camino recorrido, y levantarse. Sin perder nunca la humildad, saber de dónde venimos, lo que fuimos y lo que somos”. Todo concluye con el grito de guerra del club, aquel que le da un extra de motivación en los momentos previos a los encuentros: “¡Vamos Leal, hasta el final!”.