Santi Denia: "Es una pena caer derrotados, pero cuando no matas, al final lo acabas pagando"

El DT español pasó por los micrófonos de SeFútbol para analizar la derrota de sus chicos y la consiguiente eliminación del Europeo.

Santi Denia: "Es una pena caer derrotados, pero cuando no matas, al final lo acabas pagando"
Santi Denia, seleccionador español Sub-17. / Foto: rfef.es

Se pone punto y final al camino de la Selección española Sub-17 en el Europeo de Inglaterra 2018. “La Rojita”, candidata al título, cayó derrotada en cuartos de final ante Bélgica por 2-1, y no podrá revalidar el título que ya consiguió el año pasado.

Tras ganar a Alemania en la fase de clasificación por 1-5, los de Santi Denia afrontaban el encuentro ante los belgas con total confianza, algo que se mostró desde el minuto 1. De este modo lo dejó claro el seleccionador español: “Hicimos una primera parte muy buena, con mucha intensidad, lo que nos permitió hacer el primer gol, e incluso, tener varias oportunidades más bastantes claras como para ampliar la renta en uno o dos goles más. Sin embargo, en este tipo de torneos, de campeonatos, el que perdona, la acaba pagando”, comentó. Y así fue exactamente. Una España dominadora en todos los aspectos del partido, con buena circulación del balón, con una presión tras pérdida alta y con mucho desparpajo veía cómo pasaban los minutos y la cuenta no aumentaba. 0-1 y descanso.

En la reanudación, los belgas apenas necesitaron un minuto para empatar el partido y cambiar la dinámica del choque. Santi Denia vio clave el gol tan tempranero para acabar perdiendo: “la segunda parte ha sido todo lo contrario. Ya desde el inicio, con el gol en el 1’, la dinámica cambió a su favor y ya fuimos inferiores en casi todas las facetas”, apuntó. A raíz de ese gol, los belgas ganaron en seguridad, determinación y empuje, por lo que los españoles empezaron a sufrir sus acometidas y cayó el segundo y definitivo gol. Además, los delanteros de “La Rojita” tampoco mejoraron su puntería en los segundos 45’, especialmente el killer Nabil, algo que incentivaba las esperanzas del rival.

No obstante, el seleccionador español quiso quitar hierro a la derrota y posterior eliminación: “La sensación es de no estar contentos porque a nadie le gusta caer eliminado, pero mirando más allá, el equipo iba creciendo, yendo a más. Este tipo de campeonatos, con 45’ malos, quedas fuera, pero de todo se aprende, y todo esto nos servirá para el futuro. Solo queda felicitar al rival, y a nuestros propios jugadores, porque han trabajado bien y han desplegado un buen fútbol, quitando esta última segunda parte”, concluyó.