Griezmann se convierte en rey y otorga al Atlético la tercera Europa League
Antoine Griezmann celebrando un tanto en Lyon | Foto: Atlético de Madrid

Griezmann se convierte en rey y otorga al Atlético la tercera Europa League

El Principito se coronó en Lyon con un doblete y condujo al equipo colchonero a su tercer título continental de la década.

adrianlazaro
Adrián Lázaro Díaz
OLYMPIQUE DE MARSELLAMANDANDA; AMAVI, LUIZ GUSTAVO, RAMI, SARR; SANSON, ANGUISSA; OCAMPOS (N'JIE, MIN. 55), PAYET (LÓPEZ, MIN. 32), THAUVIN; GERMAIN (MITROGLOU, MIN. 74).
ATLÉTICO DE MADRIDOBLAK; LUCAS, GIMÉNEZ, GODÍN, VRSALJKO (JUANFRAN, MIN. 46); KOKE, SAÚL, GABI, CORREA (THOMAS, MIN. 88); GRIEZMANN (TORRES, MIN. 90), COSTA.
MARCADOR0-1, MIN. 21, GRIEZMANN. 0-2, MIN. 49, GRIEZMANN. 0-3, MIN. 89, GABI.
ÁRBITROBJORN KUIPERS (NED) AMONESTÓ A VRSALJKO (MIN. 23), AMAVI (MIN. 38), LUIZ GUSTAVO (MIN. 75), LUCAS (MIN. 78) Y N'JIE (MIN. 79).
INCIDENCIASFINAL DE LA UEFA EUROPA LEAGUE DISPUTADA ENTRE OLYMPIQUE DE MARSELLA Y ATLÉTICO DE MADRID EN EL STADE DE LYON ANTE 55.768 ESPECTADORES.

En toda final tiene que haber un héroe y un villano. En esta ocasión, en Lyon, fueron Antoine Griezmann y Steve Mandanda. El delantero galo decidió convertirse en protagonista absoluto de la batalla entre Atlético de Madrid y Olympique de Marsella firmando dos goles de auténtica delicia que dejaron por los suelos al guardameta congoleño, y en consecuencia, a un equipo francés que no fue capaz de encontrar su mejor versión casi en ningún momento. Sí lo consiguió el conjunto rojiblanco, que tiró de orgullo, trabajo, sentimiento y cohesión de equipo para coronarse por tercera vez como campeón de la UEFA Europa League delante de más de 11.000 valientes colchoneros que viajaron hasta el Stade de Lyon para sufrir y disfrutar del mismo resultado que se registró en Bucarest allá por 2012.

Nadie, ni siquiera el más optimista, después de los primeros veinte minutos de partido se pensó que el desenlace iba a ser tan feliz para los españoles. Valère Germain, Adil Rami y Bouna Sarr fueron los culpables de introducir el miedo en el cuerpo de todos los aficionados atléticos después de construir tres ataques con gran eficiencia que finalizaron en disparos muy peligrosos, aunque no entre los tres palos. Todo apuntaba a que el equipo dirigido por el Mono Burgos -finalmente el Cholo cumplió sanción y vio el partido desde un palco en la grada- iba a padecer de lo lindo. Pero el mencionado héroe de la noche quiso cambiar el guión. Antoine Griezmann aprovechó un mal despeje de Steve Mandanda y, con una sangre fría digna de los mejores guerreros romanos, engañó al portero rival con una maniobra sutil y efectiva. En efecto, fue el 0-1. Y sí, se desató la euforia total en el fondo norte donde miles y miles de aficionados llenaron el graderío de un precioso color rojiblanco.

Celebración atlética tras el 0-1 | UEFA
Celebración atlética tras el 0-1 | Foto: UEFA

Contra todo pronóstico, el Atlético no se vistió del Atlético habitual y optó por una presión alta para que los marselleses no se sintiesen cómodos. Todo lo contrario que había sucedido hasta el gol. Una maniobra maestra para que el resto del primer tiempo fuese puro trámite y solo tuviese de destacable la desafortunada lesión de un Dimitri Payet que se despidió de la final entre lágrimas. El golpe que le faltó al Olympique para venirse más abajo aún. Ni tan siquiera la constructiva charla de Rudi García en vestuarios sirvió para que el cuadro francés cambiase la cara en el segundo asalto, pues arrancó de la misma manera que acabó el primero: con los colchoneros bien organizados y pendientes de robar el balón lo antes posible para montar una de las contras letales que tanto los caracteriza.

Así fue. Dicho y hecho. El plan volvió a salir a la perfección. Tras la enésima recuperación, Koke, que realizó un partido digno de enmarcar, sirvió entre líneas un pase para que de nuevo Antoine Griezmann sacase a relucir sus dotes de killer con una vaselina que quedará grabada en la retina de todos los atléticos. Sirvió para poner el segundo gol del duelo y respirar al fin, un tanto más aliviados tras tanta presión previa. Aún quedaba más de media hora por jugarse, pero todo el planeta del fútbol sabía que la final era prácticamente imposible que se le escapase al Atlético de Madrid, el genio de los genios en el aspecto defensivo, y más aún en las grandes citas.

Euforia de Griezmann con el 0-2 | UEFA
Euforia de Griezmann con el 0-2 |Foto: UEFA

Salieron a relucir los monos de faena y la doble línea de cuatro hombres tan conocida de Diego Pablo Simeone volvió a dar una clase magistral de concentración, anticipación y disciplina táctica. No gozó de ninguna ocasión importante el Olympique de Marsella en lo que restó de partido. Se dice pronto, pero tiene un mérito increíble. Final muy plácida por tanto, para Jan Oblak, que se dedicó a demostrar por qué es el mejor portero del mundo en el juego aéreo entre otras muchas facetas. Mientras, Diego Godín y José María Giménez en el centro de la zaga y Juanfran junto al imperial Lucas Hernández por las bandas, fueron los encargados de desactivar de manera completa a Lucas Ocampos, Florian Thauvin, Clinton N'Jie y compañía, que con el paso de los minutos mostraron la desconfianza en sí mismos y la pérdida de fe. Todo lo contrario que Gabi Fernández, que después de gozar de la titularidad, vengó aquellas malditas finales de Lisboa y Milán mediante un disparo seco que sirvió para poner el tanto de la sentencia y lograr su primer gol tres años después.

De esta manera silenció tres cuartas partes del Stade de Lyon el jugador madrileño, quien se fue a celebrarlo con la afición conscientes de la historia que acaban de volver a escribir al conseguir la tercera Europa League en menos de una década. Antoine Griezmann fue el encargado de coronarse como rey, sin ninguna duda, pero para ello, Fernando Torres y Gabi Fernández tuvieron que cerrar un ciclo que no podía acabar de otra manera que levantando un trofeo europeo. Quizá ningún colchonero se lo esperaba a principio de temporada, pero refleja el mérito y merecimiento absoluto de una magnífica campaña del Atlético de Madrid. Conquistado Lyon, toca Tallin con motivo de la Supercopa de Europa en agosto.

Tercera Europa League | UEFA
Tercera Europa League | Foto: UEFA
VAVEL Logo