Abelardo: "He disfrutado muchísimo, gracias a la calidad humana de mis jugadores"
Abelardo ha mostrado en la rueda de prensa su alegría durante la temporada, con sus jugadores. Fuente: LaLiga

Desde que el mister asturiano llegó al Alavés, se ha deshecho en elogios hacia sus jugadores, tanto en la faceta deportiva como humana. En todas sus ruedas de prensa, se repetían frases de agradecimiento hacia ellos. En el encuentro que cerraba la temporada para los albiazules en el Sánchez Pizjuán de Sevilla, se ha repetido la escena. Antes de contestar a ninguna pregunta, ha querido manifestar su alegría y satisfacción por haber trabajado con ellos. Incluso, se notaba cierta situación emotiva en sus palabras, lo que da un carácter más sincero a sus declaraciones y demuestran un grado de veracidad y simbiosis con los jugadores, que es lo que se ha visto en los campos y en Mendizorroza, desde aquel inolvidable encuentro en Montilivi, donde el equipo reaccionó para empezar a asomar la cabeza.

 

Valoración del encuentro

La primera pregunta ha llegado de mano de un periodista sevillano, que le ha pedido una valoración del partido, tras expresarle que era un partido sin aparente trascendencia y al que sólo le faltaba conocer el resultado final. Abelardo se ha adelantado y, antes de responder, ha querido dejar claro que su relación con el vestuario ha sido excelente a lo largo de los partidos que han entrenado juntos. “Antes de contestar tu pregunta, quería dar las gracias a mis jugadores. Han sido seis meses espectaculares. La situación del equipo no era buena cuando cogí el equipo y, gracias a su calidad futbolística y, sobre todo, a su calidad humana de ellos, hemos salido de esta situación y me ha hecho sentir un entrenador que he disfrutado muchísimo de mi equipo, gracias a ellos".

Después de estos merecidos elogios y agradecimientos hacia su plantilla, ha pasado a analizar el encuentro diciendo: “El partido ha sido entre dos equipos que no nos jugábamos muchos a nivel clasificatorio. Se ha visto un partido abierto. En la primera parte, el Sevilla ha llevado el peso del encuentro”. Se ha referido también a la jugada, casi calcada a la que supuso el gol de Ibai Gómez en la Rosaleda, frente al Málaga, hace quince días, lamentándose que no haya terminado de la misma manera. “Hemos tenido esa jugada de Sobri, que va al palo, que podía haber cambiado un poco la dinámica del partido, pero ellos han tenido ocasiones. El segundo tiempo ha estado más igualado, con más transiciones y los equipos han estado más desordenados a nivel defensivo y se han visto ataques por los dos lados y podía haber llegado el gol por cualquiera”.

La temporada que viene

Otro periodista local le ha preguntado a ver cómo afronta el técnico la temporada que viene, sabiendo que va a tener al equipo desde el principio, y qué objetivos se plantea. Entre sonrisas, ha empezado respondiendo: “Si todavía no hemos ido de vacaciones. No lo sé. Firmo que sea como esta. El objetivo de salida del Deportivo Alavés tiene que ser que, en la 2019-20, el equipo vuelva a estar en Primera. Esta temporada hemos empezado mal y hay que intentar ser más regulares para ir creciendo poco a poco”.

Se ha referido también a la situación que se le presenta a un grupo de equipos que partirán la temporada con ese mismo objetivo y ha recalcado que “tenemos que ser más ambiciosos. Estamos dentro de ese grupo de ocho o diez equipos que estaremos en la pelea y que lo mismo puedes quedar el décimo que el vigésimo”. Con otra leve sonrisa, ha concluido su respuesta, matizando: “Espero no sufrir tanto como este año”.

Continuidad de jugadores

En la siguiente pregunta le han pedido su opinión sobre la continuidad de jugadores como Munir. Con otra sonrisa, que delataba sus deseos de que fuese una realidad, ha dicho: “Ojalá. Haremos todo lo posible. Sabemos que Munir es un jugador que este año nos ha dado mucho, pero no pertenece al Glorioso. Sabemos que es del FC Barcelona y sería un refuerzo muy importante de cara al año que viene”.

Pena por la derrota o alegría por haber estado cerca

Un periodista vitoriano le he preguntado a ver qué pesa más en su mente. O la pena por la derrota de cara a la clasificación o la alegría por ver que, en los últimos veinte minutos, el equipo ha estado cerca de empatar. Ahí, la sonrisa del Pitu ha sido mayor y lo ha corroborado con su respuesta: “Tengo la alegría en la cara. Estoy encantado. Estoy muy contento. Hoy era un partido para disfrutarlo. Se lo he dicho a ellos, contra el Sevilla, en el Sánchez Pizjuán. Esto hay que disfrutarlo”. Se le notaba en el rostro la envidia sana que estaba pasando, recordando su etapa como jugador.

Ha continuado, diciendo que “el año que viene volvemos a estar en Primera. Volvemos a jugar aquí. Hoy era un partido, dentro de la competitividad y de querer ganar, poder disfrutar y pasarlo bien. El equipo ha competido fenomenal”. Casi sin querer, ha tenido otro rato para alabar la actitud de todos sus jugadores, habituales o no. “Con jugadores que no han participado mucho este año y me marcho encantado. Este grupo es una pasada lo que se implica, lo que se dejan en el terreno de juego y no les puedo decir nada”.

El mismo periodista le ha preguntado por las molestias de Adrián Diéguez, que se ha tenido que retirar en el minuto 76 del encuentro, y Hernán Pérez, que se ha caído en el último momento de la lista de convocados. Abelardo ha explicado que “Adrián tiene un problema en el aductor, que se le iba cargando y Hernán tenía una pequeña molestia. Ayer había entrenado pero hoy se encontraba peor y no merecía la pena arriesgar”.

Comparación con el encuentro de la primera vuelta

Otro periodista local ha querido saber las diferencias que ha visto el mister del Alavés en el Sevilla, comparando el partido que se disputó en Mendizorroza y donde los albiazules derrotaron a los andaluces por un gol a cero y el disputado en el estadio sevillano. La respuesta era la esperada. “Son dos partidos distintos. Creo que con Caparrós, el equipo ha ganado en que están las líneas más juntas. Es un equipo, no te voy a decir que es más intenso, pero es cierto que hoy han jugado un 4-4-2, variando otras alineaciones en las que jugaba un 4-2-3-1, metiendo a Banega en el medio del campo, pero no es comparable”.

Recordando aquel partido disputado en Mendizorroza, donde los albiazules llegaban tras perder en San Mamés, ha dicho: “Fue un partido en el que nosotros estábamos fastidiados, en descenso, y ese partido nos sirvió para salir de esa situación y ellos también se jugaban mucho. Era un partido con mucha más presión para los dos”.

Mientras se levantaba, ha deseado “buenas vacaciones” a los asistentes a la última rueda de prensa de la temporada 2017-18 por parte del técnico del Deportivo Alavés, cuando abandonaba la sala.

VAVEL Logo