Rodrigo Tarín, el muro implacable
Rodrigo Tarín con el Barça B esta temporada. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Rodrigo Tarín, el muro implacable

Arrinconado con Gerard López al frente del Barça B, el zaguero valenciano vuelve a ver la luz con García Pimienta al mando del navío azulgrana. Inconmensurable e implacable en el centro de la defensa, Rodrigo Tarín vuelve a encajar a la perfección en una pizarra que nunca debió borrar su nombre.

alicianavarro
Alicia Navarro

Pese a enfundarse en la titularidad en el primer amistoso de la temporada ante l’Escala y confirmar las mejores sensaciones tras su vuelta a los terrenos de juego, Rodrigo Tarín vuelve a sentirse futbolista de la mano de García Pimienta al frente del FC Barcelona B. Animado, y con el ‘5’ a la espalda, el de Chiva camina con fuerza por un sueño tejido de azulgrana. Consciente de sus aptitudes dentro y fuera de la cancha, el regalo a la constancia le llegaba con el regreso de 'Pimi' en forma de minutos ahuyentando el suplicio de una temporada con tintes grisáceos.

Rodri Tarin esta temporada con el Barça B en Segunda. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

En perfecto estado de forma tras recuperarse de una rotura en el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha el pasado 7 de noviembre de 2016 ante el CD Eldelse en el Estadio Municipal Nuevo Pepico Amat, Rodri se vio apartado en el ostracismo tras regresar en un excelente estado de forma en los inicios de temporada. Titular en los primeros compases del Barça B en la Segunda División, el central valenciano caía a finales de octubre de nuevo en la enfermería azulgrana después de fracturarse la segunda cuña del pie izquierdo. Tras seis semanas de baja, Rodrigo Tarín encaraba el final de año espantando los fantasmas de su lesión y listo para el resurgir de un Barça B en pleno coqueteo con los puestos de descenso.

Sin embargo, ya recuperado de sus problemas físicos, el segundo capitán del Barça B entraba en una espiral negativa que encadenaría un total de 19 partidos sin disputar ni un solo minuto con la elástica azulgrana bajo las órdenes de Gerard López. Sin ni siquiera presencia en las convocatorias, Rodri supo mantener la disciplina correcta para no perder la calma en uno de los momentos más difíciles en La Masía. La luz, destinada a encontrarse en los destellos del capitán, se reencontraría con él bajo la llegada de García Pimienta al banquillo del filial.

Rodrigo Tarín en pretemporada con el Barça B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL 

Ambos, que cruzaron sus pasos en la etapa de ‘Pimi’ con el FCB Juvenil B, vuelven a rencontrarse con fuerza y fe en el Barça B. Indispensable en la columna vertebral de todos los escuadrones dónde ha militado, Rodrigo Tarín vuelve a ser la pieza clave en un engranaje que no se entiende sin su presencia. Titular en los dos últimos encuentros del Barça B frente al Sporting de Gijón y Cádiz CF, el valenciano vuelve a saborear las mieles del éxito. Además, el ‘5’ puede presumir de ensalzar sus dos últimas titularidades con victoria ante dos escuadras inmersas en plena lucha por el ascenso.

Rodrigo Tarín en un entrenamiento con el Barça B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Artífice del ascenso a Segunda División A del Barça B, Rodrigo Tarín quiere volver a sumar su granito de arena en la hazaña por la permanencia. Amparado bajo los mantos de La Masía desde su llegada al FCB Cadete A de Quique Álvarez, Rodri vuelve a sonreír liderando la zaga azulgrana. Diestro, pero capaz de actuar como central zurdo, el canterano sigue demostrando que su fuerza en los marcajes y su excelente anticipación son una constante. Engalanado con un portento físico y una altura encomiable, Rodrigo Tarín destella además con un virtuoso juego aéreo. Un auténtico muro desde atrás engalanado con el brazalete de segundo capitán.

VAVEL Logo