Análisis táctico: ¡el submarino nunca se hunde!

El Villarreal empata con el R. Madrid en la última jornada de liga disputada en el estadio de la Cerámica (2-2). Los de Zidane se adelantaron en el primer tiempo con dos goles de ventaja, pero los groguets en una segunda parte pletórica remontaron el partido hasta igualarlo, y a punto estuvo de voltear el marcador.

Análisis táctico: ¡el submarino nunca se hunde!
Villarreal - R. Madrid | Foto: http://www.villarrealcf.es/

El submarino antes de comenzar el partido ya sabía que acabaría como quinto clasificado tras la derrota del Betis. A pesar de eso los de Calleja querían despedirse de la liga delante de su afición con una victoria de prestigio delante de uno de los “cocos” de la liga y de Europa.

Antecedentes

El Villarreal encaraba este partido con la tranquilidad de saberse clasificado para jugar de manera directa la fase de Grupos de la próxima UEFA Europa League.

A pesar de esas circunstancias el equipo quería despedir la liga con una victoria, y más porque se jugaba en el estadio de la Cerámica y ante todo un R. Madrid, un equipo blanco que a pesar de estar en vísperas de jugar la final de la Champions League no reservo apenas jugadores, y saco un equipo plagado de titulares a excepción del portero, en que debutó en liga Luca Zidane.

Para este encuentro el míster quiso premiar a los jugadores que habían gozado de menos minutos en la temporada. Así formaron parte de la convocatoria hombres como Andrés Fernández tras superar su grave lesión de rodilla, y el saudí Salem Al Dawsari.

En el once se vieron muchas novedades respecto al equipo habitual, así bajo palos estuvo Andrés Fernández después de más de una año desde que jugase su último partido de liga. En la defensa entraron Bonera y Adrián Marín, por Víctor Ruiz y Jaume Costa. En el medio Javi Fuego Y Roberto Soairano entraron por Trigueros y Castillejo. Y en el ataque Sansone y Ünal suplieron como encargados de marcar al colombiano Carlos Bacca.

Análisis

El submarino comenzó el partido con excesivo respeto al R. Madrid. El equipo estaba muy atrás lo que favorecía la presión del equipo de Zidane, que cada vez que robaba la pelota se plantaba rápidamente en la frontal de área amarilla.

A pesar de eso el primer equipo que la tuvo fue el groguet, un extraordinario pase en profundidad de Fornals a Ünal que se interna en el área y dispara cruzado, pero su chut sale rozando el palo de la meta de Luca.

Acto seguido y en una falta sacada rápido por los blancos sorprende a la línea defensiva de los groguets, controla Bale que se revuelve zafándose de la defensa y de derechazo bate a Andrés Fernández que nada pudo hacer para evitarlo.

Ese gol encorajino a los hombres de Calleja que se fueron en busca del empate, y a punto estuvo de lograrlo Fornals de fuerte disparo desde la frontal que salió desviado pegado al palo de la portería.

No llego el empate de los amarillos, pero lo que sí que llego fue el segundo gol de los merengues obra de Ronaldo al rematar de cabeza en el área pequeña tras un pase de Marcelo.

A partir de ese momento el Madrid se hizo con el partido y empezó a controlar la posesión de la pelota y los acercamientos a la meta de Andrés Fernández eran constantes.

La primera mitad acabo sin que se moviese más el marcador, y la afición grogueta aún esperaba una reacción de su equipo en la segunda mitad.

Y vaya si la hubo, el equipo groguet empezó la segunda mitad adelantando líneas, le metió más intensidad a sus jugadas, y comenzó a soltarse moviendo la pelota con rapidez a uno o dos toques. Ver para creer!

El equipo parecía otra al de la primera mitad, en actitud, ganas, ilusión, descaro, etc. Es como si fuese otro equipo.

Por su parte el Madrid intentaba contrarrestar las acometidas amarillas, pero el empuje de los locales no le dejaba pasar de su medio del campo. El Villarreal antes de que llegase el primer gol dispuso de buenas ocasiones, sobretodo en dos faltas a cargo de Sansone y de Ünal.

A destacar el debut en liga del saudí Salem Al Dawsari en sustitución de Javi Fuego, el saudí no desentono para nada en el equipo, más bien todo lo contrario, dejo detalles de calidad.

El submarino lo seguía intentando, y la tuvo nuevamente en las botas de Ünal, tras una extraordinaria jugada de Sansone que caracoleo dentro del área en un palmo de terreno y centro para el turco que remato y cuando se cantaba el gol apreció Ramos para sacarla en la línea de gol.

A falta de veinte minutos para e final se generó la jugada que acabaría con el primer gol groguet obra de Roger Martínez que acababa de entrar por Ünal. Controlo un balón escorado por la izquierda recorto a su par para colocarse en balón en la derecha y soltó un derechazo que se coló por toda la escuadra de Luca a pesar de su estirada. El primer gol del colombiano fue un auténtico golazo.

Quedaba tiempo  el equipo quería más, el submarino quería despedirse con una alegría para su afición.

A falta de cinco minutos para la conclusión Rodri que jugaba su último partido de groguet filtro un gran pase interior a Castillejo, este controla encara la meta regatea al portero y dispara marcando gol y llevando la euforia a la grada.

El Villarreal no se conformaba y siguió intentando darle la vuelta al partido sin conseguirlo. También tuvo alguna oportunidad el Madrid herido en su orgullo, pero apareció la figura de Andrés Fernández para evitarlo a disparo de Benzema.

El marcador ya no se movió y el partido finalizo con un muy meritorio empate. Gran segunda parte de los groguets que les sirvió para empatar el partido y casi ganarlo.

El Villarreal cierra una gran temporada en quinta posición entre los mejores de la liga Santander, y con ello se clasifica de manera directa para jugar la fase de grupos de la Europa League.

La próxima temporada será la decimonovena en la máxima categoría del futbol español, de las cuales en quince ocasiones ha jugado competición europea.