La novena; la volea de Zidane

Los blancos ganarían aquel partido con goles de Raúl y Zizou acompañado de una gran actuación de Iker Casillas.

La novena; la volea de Zidane
Zidane en el momento justo antes de rematar el balón daría la novena copa de Europa al Real Madrid. / Imagen: Real Madrid.

El Real Madrid regresaba a otra final de la Copa de Europa después de dos años, los de Vicente del Bosque por aquel entonces llegaron a la final después de perder la oportunidad de ganar la Copa del Rey en el Santiago Bernabéu y de quedarse sin La Liga en las últimas jornadas.

El Real Madrid se presentaba en Escocia con su formación habitual 4-4-2; César Sánchez en la portería, los defensas Michel Salgado, Fernando Hierro, Iván Helguera y Roberto Carlos; el centro del campo estaría compuesto por Luís Figo, Zinedine Zidane y Santiago Solari, con Claude Makélélé un poco más retrasado haciendo una función parecida a la que tiene Casemiro hoy en día; en la delantera, Raúl González y Fernando Morientes. Figo por McManaman, César por Iker Casillas y Conceiçao por Makélélé fueron los cambios de los merengues. Al frente del banquillo del Real Madrid se encontraba el hoy campeón del Mundo y de Europa con Real Madrid y con la selección española Vicente del Bosque.

Por parte del Bayern Leverkusen, Jörg Butt bajo palos, defensa de cuatro para Sebescen, Bortis Zivkovic, Lucio y el argentino Diego Placente, el centro del campo fue para Ramelow, Bern Schneider, Michael Ballack y Thomas Brdaric, como delanteros; Bastürk y Neuville. Los cambios fueron; Berbatov por Brdaric, Kirsten por Sebescen y Babic por Lucio. El Leverkusen estaba bajo las órdenes de Klaus Toppmöller.

La final de Glasgow medía a Real Madrid y a Bayern Leverkusen el 15 de mayo de 2002 en Hampden Park. Los blancos se impusieron con goles de estilo propio, el primero de Raúl le define a la perfección, el gol del listo de la clase, un balón que Roberto Carlos de saque de banda le pondría dentro del área rival, el madrileño muy inteligente cruzaría ese balón y haría el primer tanto de la noche. A balón parado llegaría el empate, Lucio de cabeza puso en tablas la final.

El momento de Zinedine Zidane

El partido transcurría con el 1-1 en el marcador hasta Solari colgó un balón en profundidad para Roberto Carlos, el brasileño mando el balón al cielo, cuyo destinatario sería Zidane que remataría con una volea de ensueño, el resto es historia. Ese balón que entro por la escuadra hoy día es el mejor gol de la historia de la UEFA Champions League.

El Real Madrid conquistó la novena gracias en parte de la obra de arte de Zizou, pero otro gran culpable fue Iker Casillas. El de Navalcarnero salvaría a los suyos con tres grandes paradas aguantando a todo un Bayern Leverkusen que iba a rematar hasta con el portero.