Todavía no es la hora de despertarse
Todavía no es la hora de despertarse // Imagen: Diego Blanco - VAVEL

Todavía no es la hora de despertarse

El Sporting de Gijón B certificó su pase a la siguiente ronda del playoff de ascenso a Segunda División tras derrotar por dos goles a cero a la UE Cornellà en Mareo.

fer-rodriguez-martinez
Fer Rodríguez Martínez

Cual escolar que ruega a sus padres cinco minutos más en la cama antes de levantarse, desayunar e ir al colegio, los pupilos de José Alberto se resisten a despertar de un sueño que, cada partido y a pesar de las restricciones con respecto al número de espectadores en Mareo, cobra más y más adeptos entre la afición del Sporting. La Segunda División está cada vez más cerca, a solo 360 minutos, a solo dos eliminatorias. Siempre y cuando el primer equipo cumpla con su deber y ascienda a Primera, claro… Definitivamente, para deleite de la parroquia rojiblanca, todavía no es la hora de despertarse.

Con goles de Berto Cayarga y Nacho Méndez, el Sporting de Gijón B logró derrotar a una correosa Unió Esportiva Cornellà y certificó así su pase a la siguiente ronda del playoff de ascenso a la categoría de plata del fútbol español.

De cara desde el principio

Ni siquiera se había cumplido el minuto cuatro de juego cuando Alberto Cayarga batió la meta de Cravioto. El avilesino se aprovechó de un mal despeje de Borja, defensor del Cornellà, para clavar el cuero en la cepa del poste derecho. Inmediatamente después, valiéndose de la escasa contundencia de la zaga del Sporting B, reaccionaría el cuadro visitante. La diferencia, en este caso, estuvo en el guardameta. Dani Martín evitó el empate, sobre la línea de gol, con su pie izquierdo.

El resto de la primera mitad se asemejó más a lo esperado en una eliminatoria de este tipo. Balones divididos y escasos acercamientos a la meta rival. Todo por decidirse en los segundos 45 minutos.

Con sufrimiento sabe mejor

En la segunda mitad tocó sufrir. Al menos en su inicio. Saber aguantar la ventaja es uno de los aspectos clave en las eliminatorias a doble partido. Dani Martín, arquero local, lo sabía y cumplió con creces su cometido. La madera, aliada y, al mismo tiempo, enemiga de los arqueros, también contribuyó, y es que Mojica estrelló el esférico contra el poste en el minuto 50. La mejor ocasión del partido para el Cornellà se iba así al limbo.

Ya en la recta final, Nacho Méndez, que había entrado al terreno de juego en detrimento de Cayarga, sentenció el encuentro y, con él, las esperanzas del Cornellà, en la recta final. A destacar la sangre fría del joven canterano sportinguista en el mano a mano ante Cravioto. 2-0 y a la siguiente ronda. Es tiempo para disfrutar de los 'guajes'.

VAVEL Logo