El 1x1 del Mérida AD de la temporada 2017/2018
Foto: José María Colomo COLDIEX (Vavel.com)

Finalizó una temporada 2017/2018 para olvidar en la capital extremeña. El conjunto romano terminó la liga regular en 16ª posición, ocupando plaza de playout. En esta liguilla por la permanencia, el Mérida se enfrentó al Coruxo gallego con el que empató 2-2 en el Romano y 0-0 en O Vao, por lo que se certificó el descenso a Tercera División. Temporada en la que nada ha salido bien desde el principio y sobre todo año en la que muchos futbolistas llamados a ser pieza clave no dieron ese paso adelante.

En Vavel analizamos a los jugadores que han vestido la camiseta del Mérida en esta presente campaña.

(PJ:Partido Jugados | PT:Partidos Titular |PS:Partido Suplente| G: Goles)

Comenzamos con los futbolistas que han estado durante toda la temporada:

Felipe Ramos: 32 Partidos Jugados, 32 Partidos de Titular, -38 Goles. De más a menos. El guardameta inició la campaña a un gran nivel, como años atrás venía haciendo en la categoría. Fue el mejor en el primer tercio de la temporada, con paradas salvadoras que dieron puntos al equipo. Poco a poco fue bajando su nivel, como el resto del equipo. Desapareció del once en la vuelta de Nafti aunque volvió para disputar la última jornada de liga y el playout.

Álex Lázaro: 8 PJ, 8 PT, -6 G. Debutante. El portero gaditano debutó en la categoría disputado 8 partidos y arrebatándole la titularidad a Felipe Ramos en el tramo más importante del campeonato liguero. Buen rendimiento, serenidad y seguridad en los 8 partidos en los que defendió la portería emeritense.

Iván Pérez: 35 PJ, 32 PT, 4 PS, 1G. Superado. El lateral vasco no ha tenido su mejor temporada precisamente. Ha sido uno de los fijos en el once pero más que nada por falta de competencia. Venía de hacer una gran temporada en el Villanovense y se esperaba más de él, pero se vio superado por los atacantes rivales jornada tras jornada, siendo uno de los puntos débiles del Mérida en defensa.

Kike Pina: 30 PJ, 28 PT, 2 PS, 1 G. Carácter y fe. El joven lateral manchego ha disputado su primera temporada en Segunda B y la ha superado con nota. De lo poco salvable en el conjunto romano. Empezó con dudas, incluso retrasaban a Santi Villa para ocupar su lugar pero se rehízo y tomó galones hasta tal punto de lanzar una falta decisiva en la última jornada de liga cerca del minuto 100 para prolongar la vida de su equipo cuando ya era prácticamente de Tercera División. Jugador con futuro, donde no llega su calidad llega su orgullo.

Paco Aguza: 30 PJ, 29 PT, 1 PS, 3 G. El dueño de la defensa un año más. El central montijano ha vuelto a ser la referencia en la zaga romana. Buen nivel aunque muy mermado durante toda la temporada por molestias y lesiones. Terminó el año agotado físicamente. De nuevo dos de sus tres goles han sido decisivos para el equipo.

Javi Chino: 31 PJ, 31 PT. Líder. Una temporada más, el capitán romano ha liderado a su equipo. En las buena y en las malas siempre apareció y dio la cara. Su rendimiento siempre ha sido notable a excepción del error en el gol frente al Coruxo. Siempre cumplidor, tanto en el centro del campo como en defensa.

Santi Villa: 39 PJ, 37 PT, 2 PS, 3 G. Vital. El andaluz ha sido el futbolista de la plantilla que más minutos ha disputado. Escorado en la banda izquierda, de lateral zurdo, de interior... Santi Villa ha demostrado un gran nivel en la presente campaña y ha sido de lo más regular del conjunto romano. Sobre todo realizó un inicio de campeonato para enmarcar. Cabe destacar que a sus 35 años es uno de los jugadores del plantel que con mejor físico terminaba los partidos.

Julio de Dios: 36 PJ, 33 PT, 3 PS, 2 G. Intenso. El centrocampista jiennense ha sido uno de los fijos en las alineaciones. Con la intensidad y la agresividad (en el buen sentido de la palabra) que le caracteriza ha firmado una temporada un tanto irregular, al igual que el resto del equipo. Para destacar fueron sus dos golazos ante el Betis Deportivo, en cambio, en la parte negativa está le lentitud para tomar decisiones con el balón en los pies que en varias ocasiones perjudicó al equipo.

Jokin Esparza: 36 PJ, 18 PT, 18 PS, 1G. Se le esperaba, pero no apareció. Fue uno de los fichajes con mejor cartel de los llegados en verano al Romano. Pero se quedó en eso, en cartel. Poco hay para destacar en la temporada de Jokin Esparza con la camiseta del Mérida. Temporada muy discreta.

Kiu: 36 PJ, 27 PT, 9 PS, 3 G. Luchador. El surcoreano también es de lo poco salvable del conjunto romano esta temporada. Todo pundonor y todo lucha. A sus 22 años tiene desparpajo para encarar, de hecho es lo que más intenta durante los encuentros. Le costó hacerse con un hueco en el once en el primer tramo de la temporada, pero se hizo fijo en la alineación. Fue uno de los futbolistas más queridos por la afición romana.

Chema Mato: 24 PJ, 20 PT, 4 PS, 1 G. Sufridor. El centrocampista cántabro ha pasado una de sus temporadas más difíciles en la categoría. Cuando mejor estaba tanto él, como el equipo, se lesionó y estuvo varios meses fuera. Volvió y fue entrando en el equipo, aunque de nuevo se volvió a lesionar y llegó muy justo al final de la temporada. Futbolista diferente, de los que hacen que cambie un partido cuando el balón pasa por sus pies, pero que no ha podido demostrar su mejor fútbol en Mérida.

Javi Gómez: 33 PJ, 16 PT, 17 PS, 5 G. Guerrero. El veterano delantero ha terminado la temporada como máximo goleador del equipo. En la línea de sus últimos años en Segunda B, peleón y dominando el juego aéreo, pero con poca aportación en el juego.

Bajas en enero

Álex Bernal: 18 PJ, 15 PT, 3 PS, 2 G. Se le quedó pequeño el equipo. El centrocampista sevillano firmó una gran primera parte. Era el timón del equipo, asumió galones y la creatividad pasaba por sus botas, hasta que con la llegada de Loren dejó de ser importante y le llegó la oferta del Marbella. Una pérdida que el equipo no ha podido reemplazar.

Javi Hervás: 11 PJ, 8 PT, 3 PS. De entrenamiento. Así se tomó Javi Hervás su leve estancia en Mérida. Llegó con la temporada comenzada, fuera de forma porque estaba sin equipo. Fue tomando el ritmo de la competición y dejando destellos de su calidad pero cuando pasaba por su mejor momento de forma puso rumbo a Finlandia.

Hugo Díaz: 18 PJ, 11 PT, 7 PS, 3 G. No estuvo. Al delantero cordobés no se le veía cómodo en el terreno de juego en la presente campaña. Para destacar sus dos goles en el derbi ante el Badajoz y poco más. En cuanto llegó el mercado de invierno fue el primero en salir casi sin decir adiós poniendo fin a una temporada y media mediocre.

Michele Diana: 11 PJ, 11 PT. Contundencia en defensa. Al central italiano le costó entrar en las alineaciones. Fue petición de Nafti y este le dio confianza. Jugador contundente, con buen juego aéreo, pero al que le cuesta salir con el balón y al que le falta mucho por mejorar. Desde la secretaría técnica del club le obligaron a salir en enero y realizó una gran segunda parte de la temporada en el CD Ebro.

Juan Esnaider: 10 PJ, 2 PT, 8 PS. Sin gol. Llegó para ser la referencia ofensiva del Mérida pero no ha demostrado nada en tierras extremeñas. Delantero frío, de poca lucha y con poco gol en sus botas, de hecho no llegó a anotar ningún tanto con la camiseta del Mérida. Pobre rendimiento de un jugador que llegaba para ser pieza importante del proyecto romano.

Mustafá: 19 PJ, 11 PT, 8 PS, 2 G. Irregular. Mustafá fue Mustafá en Mérida. Una de cal y otra de arena. Realizó una gran pretemporada que hacía presagiar que iba a ser su año, pero en el último partido de pretemporada tuvo un encontronazo con Nafti y le costó entrar en el once. Fue entrando, empezó a rendir a buen nivel y marcó posiblemente el mejor gol de la temporada ante el Jumilla, un gol muy 'maradoniano'. Terminó la primera vuelta de nuevo desconectado del equipo y puso rumbo a Melilla.

Selu: 5 PJ, 5 PS. Pocos minutos. El joven futbolista andaluz tuvo poca participación en el Mérida. Era su debut en la categoría y cuando disputó minutos se intuía que le quedaba mucho camino por recorrer.

Altas en enero

Germán Sáenz: 19 PJ, 16 PT, 3 PS, 4G. Importante. El delantero canario llegó a Mérida tras casi ni jugar en el Logroñés por lesión. Contó con la confianza tanto de Loren, como de Nafti, y anotó 4 importantes goles para el equipo. Delantero con mucha movilidad pero al que jugar solo en punta no le conviene y sufre. Buen rendimiento aunque le faltó acertar de cara a puerta, ya que desbarató varias ocasiones claras de gol.

Checa: 13 PJ, 10 PT, 3 PS. Fracaso. Fue uno de los futbolistas por los que el club hizo más esfuerzo para fichar, al igual que en verano pero el Hércules no le dejaba salir. Al fin llegó al Romano y no demostró ser el Checa de temporada anteriores. Poca intensidad y falta de ritmo que le llevaron a terminar la temporada en el banquillo sin jugar.

Iván Aguilar: 17 PJ, 10 PT, 7 PS, 3 G. El futbolista malagueño era otro de los deseos del Mérida desde hacía un par de campañas. Al fin llegó al Romano y su rendimiento no fue el esperado. Anotó tres goles, nunca llegó a ser un fijo en las alineaciones y no estuvo muy acertado de cara a gol. El equipo necesitaba su plus de calidad y no llegó.

Isaac Nana: 12 PJ, 3 PT, 9 PS. Explosión tardía. El futbolista ghanés llegó a Mérida en enero para cubrir un puesto en el que había pocos efectivo, como es la medular. Con Loren contaba poco pero con Nafti cada vez tenía más minutos hasta que la lesión de Chema Mato le hizo jugar su primer partido de titular en el derbi ante el Extremadura, donde explotó y demostró un gran nivel. Jugó los últimos partidos de liga y la ida ante el Coruxo y fue de lo mejor del equipo, igual que cuando salió en la vuelta. Futbolista con futuro al que le hace falta que pongan confianza en él.

José Cruz: 16 PJ, 16 PT. Buen nivel. El defensor cordobés llegó en forma al conjunto romano y desde su llegada fue un fijo en las alineaciones, tanto con Loren como con Nafti, siendo de lo mejor en defensa. Buen trato de balón, buena colocación y contundencia. Llegó a jugar de lateral algunos partidos, aunque su mejor rendimiento estuvo en el centro de la zaga. Lo peor fue su absurda expulsión en el derbi ante el Extremadura por un pisotón infantil a un rival, condenando a su equipo.

Román Golobart: 10 PJ, 8 PT, 2 PS. 'Kamikaze'. El central catalán no ha realizado una buena mitad de temporada en el conjunto romano. Llegó al club con el cartel de ‘mejor central de la categoría’ (tal y como lo presentó el club) pero por desgracia para los romanos no fue así. Comenzó jugando hasta que se autoexpulsó contra el Lorca y con la llegada de Nafti desapareció, jugando solo minutos finales, aunque en los dos derbis finales el franco-tunecino confió en él. Ante el Extremadura condenó a su equipo tras intentar hace un doble recorte en el centro del campo a dos delanteros almendralejenses, que le robaron el balón y marcaron gol. Acción infantil que le afición le reprochó.

Godswill Ekpolo: 8 PJ, 6 PT, 2 PS. Débil. El lateral nigeriano demostró poco en el conjunto emeritense. Aprovechó el mal momento de Iván Pérez para hacerse con un puesto en el once pero su mal partido en el Nuevo Vivero le fue mermando y desapareció en la jornada 31 de la alineaciones para no jugar más. Lateral blando, que sufren en defensa pero que en ataque tiene más presencia. Le queda mucho por pulir.

También formaron parte de la plantilla futbolistas como Juanlu Hens, uno de los jugadores que llegaba para ser importante, pero que por desgracia su lesión en la primera jornada le privó de volver a vestir la camisa del Mérida. Recientemente anunció que se retira del fútbol, por sus problemas en la rodilla.

También jugó un solo partido el central  zurdo Josema, que llegó procedente del Atlético Mancha Real pero nunca llegó a cuajar. Disputó el primer partido de liga y no volvió a vestir la camiseta blanca y negra y puso rumbo al Linares.

Además, también han sido parte de la primera plantilla romana el mexicano Isaac Sheoah, que llegó en el mercado de invierno, aunque no ha llegado a disputar ni un minuto oficial. Tampoco han jugado, aunque han estado todo el año con el equipo, los juveniles Ramón Perdigón y César García.

Entrenadores

En cuanto a los entrenadores cabe destacar algo poco frecuente como es que Nafti empezó la temporada, llegó hasta la jornada 19, le sustituyó Loren Morón y en la jornada 29 también fue destituido. Pero lo anecdótico es que en la jornada 30 volvió Nafti, algo poco frecuente en el mundo del fútbol. Este es el balance de ambos técnicos:

Mehdi Nafti: entregado a la causa. El franco-tunecino tomó las riendas de un equipo que aspiraba a mejorar el quinto puesto de la temporada pasada. Empezó la campaña con inestabilidad, lesiones, fichajes que no llegaban… pero el equipo dio la cara y cuajó un buen primer tercio de campeonato. Nafti no se casaba con nadie, tenía a la plantilla enchufada, aunque lejos del playoff. En diciembre, tras decirle al presidente que la plantilla era ‘solo’ para mantenerse deciden prescindir de él. Pero vuelve 10 jornadas después, con una plantilla renovada aunque hundida mentalmente y con una dinámica preocupante. El descenso cada vez estaba más cerca y al final llegó. Sus lágrimas en el último partido ante el Coruxo fueron el resumen de una temporada de quiero y no puedo.

Loren Morón: Catastrófico. La llegada de Loren al Mérida fue caótica, en todos los sentidos. En el apartado deportivo, la llegada de los nuevos fichajes junto con las importantes salidas hicieron que el equipo no se reactivara. Consiguió 9 puntos de 30 posibles. Su llegada también hizo que la afición se enfriase y se distanciase tanto de él como del equipo por su discursos en las ruedas de prensas. El que fuera futbolista del Mérida CP llegó como mito al Romano y se fue por la puerta de atrás, dejando al equipo mermado física, deportiva y mentalmente.

VAVEL Logo