Resumen de la temporada FC Barcelona: "Ernesto Valverde, entrenador para mucho tiempo"
Ernesto Valverde, en su primera temporada como míster l Foto: Tomás Rubia - VAVEL

Es evidente que la llegada de Ernesto Valverde al banquillo azulgrana ha sido una auténtica revolución en el sistema táctico del equipo. El técnico ha conseguido modificar el planteamiento táctico tradicional del Barcelona y plantearlo a su gusto.

Esto ha conllevado dejar a un lado el 4-3-3, un sistema muy usado por grandes técnicos azulgranas, como lo son Johan Cruyff, Pep Guardiola y Luís Enrique, siendo estos dos últimos los más recientes. Con este sistema, tanto Pep como “Lucho” consiguieron un triplete (Liga, Copa y Champions) usándolo como predeterminado e indiscutible.

Con la llegada del técnico "Txingurri", esta tradición se ha terminado, dando paso así a nuevas ventanas en lo que respecta al planteamiento técnico del conjunto dentro del terreno de juego.

Así pues, Ernesto ha logrado revolucionar cada sector del campo, desde la portería hasta la delantera.

Impenetrabilidad en la portería

Ernesto Valverde ha logrado que ambos porteros que se baten por la titularidad, Ter Stegen y Cillessen, hayan realizado su mejor temporada en el club, logrado ambos uno de los títulos que disputan, tanto la Liga (por parte de Ter Stegen) como la Copa (por parte de Cillessen).

Además, la precisión milimétrica de los porteros a la hora de sacar el balón jugado ha contribuido mucho en poder formular un modelo de juego dinámico y seguro, haciendo llegar a los jugadores los balones fácilmente controlables y orientados para abrir el juego.​

Cerrojo defensivo

Es un hecho que los pocos goles que ha encajado el Barcelona son gracias a la gran aportación defensiva de los cuatro pilares fundamentales en esta zaga, Sergi Roberto, Samuel Umtiti, Gerard Piqué y Jordi Alba, aunque cierto es que ha habido rotaciones que han dado mucho nivel a la defensa; es el caso de Vermaelen, quien nadie apostaba nada por él pero demostró que está en el Barcelona por algo, porque sabe defender con honor un escudo a pesar de las críticas recibidas por una parte de la afición.

Con estos grandes jugadores y su compromiso defensivo, se ha logrado conseguir dos de los tres títulos de la temporada, la Liga y la Copa, donde los goles encajados han sido mínimos para el conjunto azulgrana.

Destreza centrocampística

Iniesta se ha ido, pero lo que ha dejado en el campo ha sido impresionante, con su gran visión de juego, sus jugadas desequilibrantes y sus roturas de líneas con sus pases al hueco, dejando a sus compañeros a plena boca de gol ante el portero.

En esta zona del campo, cierto es que no hemos visto grandes rotaciones, ya que se basó en un grupo selecto y coordinado de jugadores. Aún así, con la llegada de Coutinho, pasó a ser más variable, donde iba entrando poco a poco en la alineación, en diversas posiciones, y acabó siendo uno de los indiscutibles para Ernesto Valverde.

Verdugos ofensivos

Dos nombres, Luís Suárez y Lionel Messi, los máximos anotadores del club, siendo Messi el Bota de Oro europeo.

Fijándonos en los nuevos fichajes, Philippe Coutinho y Ousmane Dembélé, no se les puede pedir más esta temporada, han llegado a mitad del transcurso de ésta y no han dispuesto de tiempo para adaptarse a las nuevas condiciones técnicas del “míster”. Aún así, han demostrado que tienen un gran potencial para jugar durante muchos años más en este club.

Sistema táctico variado

Valverde ha optado esta temporada, su primera como técnico azulgrana, a variar entre dos planteamientos tácticos, el 4-3-3 y el 4-4-2.

4-3-3 : 

Este ocurre cuando el Barcelona ataca. En este caso, el extremo izquierdo mantiene su posición, aunque dejando la banda más abierta, dando libertad al lateral para subir con el balón controlado, haciendo posible la idea de añadir un rematador más frente a un posible centro o jugada dentro del área rival.

4-4-2 : 

Cuando el Barça pierde el balón y el rival es quien mantiene ahora la posesión de este, el extremo izquierdo azulgrana se coloca en posición de mediocentro izquierdo.

Generalmente, esta posición de extremo la cubren jugadores veloces, como vimos al inicio de la temporada con Dembélé, que jugó un tiempo en esta posición antes de su lesión, o Coutinho, quién juega actualmente de atacante zurdo.

Finalmente, una de las mayores claves del gran juego culé es la elevada presión que ejercen los jugadores sobre los rivales cuando pierden un balón, tratando así de recuperarlo en el menor tiempo posible, cosa que recuerda a la “Ley de los 5 segundos” de Guardiola.

Es por esto y mucho más que Ernesto Valverde ha completado una extraordinaria primera temporada en el club azulgrana, dando unos grandes resultados finales.

VAVEL Logo