Leo Messi: "Se ha perdido un poco la apuesta por la cantera"

El delantero argentino habló sobre la cantera, el estilo de juego del club, sus expectativas en el Mundial de Rusia, su experiencia con el combinado albiceleste y sus planes de futuro.

Leo Messi: "Se ha perdido un poco la apuesta por la cantera"
Leo Messi en su último partido de la temporada con el Fútbol Club Barcelona | Foto de Noelia Déniz, VAVEL

Con 13 años, el delantero rosarino pisaba por primera vez Can Barça y lo hacía de la mejor forma posible: abriéndose paso, saltando de categoría en categoría de forma trepidante y con la oportunidad de debutar en el primer equipo gracias a su calidad y visión futbolística. Leo Messi llamó la atención del club y cuando aterrizó en tierras barcelonesas, ya comenzó a dejar huella.

Fue entonces cuando con el 14 a la espalda y a los 16 años, la magia personificada debutaba en un amistoso celebrado en Portugal, bajo los mandos de Frank Rijkaard. Su caso hizo que su fútbol se impregnara de todos los valores que aprendían todos y cada uno de los jóvenes que estaban alistados en la fábrica de talentos culé: La Masia

Ahora, y si miramos hacia atrás en el tiempo, vemos a un jugador que se ha convertido en estandarte del club y que defiende todos los valores que a él le inculcaron desde bien joven. Así lo ha hecho en una entrevista concedida al diario SPORT días antes de firmar su debut en la que será su cuarta cita mundialista con el combinado albiceleste y de la que, las expectativas, llegan tildadas de ilusión y perseverancia.

Triunfar en el club no es nada fácil y Leo Messi lo sabe. El proceso se ha ido complicando. Hoy en día, La Masia es un boceto que se ha ido degradando y que está siendo totalmente reemplazado por un sistema basado en la cartera.

La devaluación de este proyecto está cada día más avanzada. El sistema basado en la esencia que tanto ha caracterizado al club durante tanto tiempo y del que han aparecido verdaderas perlas como Andrés Iniesta, Carles Puyol, Gerard Piqué, Jordi Alba, Leo Messi, Sergio Busquets o Xavi Hernández, está sufriendo un desplante por parte de un equipo que ha pasado a pensar más en una estructura basada en los fichajes en vez de la propia casa, proceden de grandes equipos y que son conocidos por un despunte que en ocasiones supera a la marca Can Barça y que hace que los canteranos se vean mermados frente a unas condiciones que al parecer, son imparables a día de hoy. Así mismo piensa el crack argentino, siendo conocedor de todo lo que hay que sufrir para llegar a la cima de un club en el que la exigencia te plantea diversos retos.

La pérdida de una bonita costumbre

Sobre la pérdida de la costumbre que tenía el club cuando apostaba más por las categorías inferiores, el delantero rosarino ha sido claro: "Es un poco la filosofía de este club, y en especial, la de estos últimos años. Con Pep Guardiola fue cuando más se vio la entrada de jugadores de la cantera. En los últimos tiempos, se ha perdido un poco y se han ido jugadores importantes para ir a otro equipo donde ven más posibilidades."

Leo Messi califica como algo "raro" el hecho de que los jóvenes talentos que salen de la fábrica culé, se tengan que ir, siendo el Fútbol Club Barcelona uno de los mejores equipos del mundo, con el objetivo de tener más minutos y progresar en otros: "Es raro que se vayan del mejor equipo del mundo a uno mucho menor al ver más posibilidades, siendo tan jóvenes y no queriendo esperar. Hay que hacerles ver a los chicos que no es imposible llegar al primer equipo".

Un estilo propio y diferente

El fútbol del club se caracteriza por tener su estilo propio. El estilo de juego culé es admirado por la mayoría de contrincantes y la filosofía siempre ha marcado un rumbo a seguir. Así lo ha dicho Leo Messi, conocedor de lo difícil que es adaptarse a una idea tan clara y tan marcada: "La filosofía del club es la de sacar muchos chicos de la cantera, la de jugar de una misma manera. A veces, vienen jugadores de fuera a los que les cuesta muchísimo adaptarse al estilo porque parece sencillo y no lo es. Nosotros, que nacimos con esto y que pasamos tanto tiempo en el club, sabemos de qué se trata, de cómo se juega, de que se trata de ir un paso adelante cuando recibes la pelota y saber dónde están los compañeros. No es fácil adaptarse por muy buenos jugadores que sean los que vengan. Obviamente, cuando uno es profesional y tiene calidad, se agarra más rápido, pero siempre cuesta un tiempo. Va un poco por ahí la filosofía del club, que es diferente a todas las otras."

La 'Messidependencia'

El crack argentino ha demostrado en más de una ocasión ser determinante en algunos encuentros clave. Con el dorsal 10, Leo ha sabido desencallar alguna que otra espinita que en su día, impidió a la plantilla sacar adelante una victoria y a pesar de ser conocedor de ello, ha querido valorar el trabajo del club y del resto de sus compañeros, sin darse la más mínima importancia: "Es una locura que el mejor club del mundo dependa de un único jugador. Si es así, es que algo mal se está haciendo porque el club tiene a jugadores grandísimos para decir que se depende de uno. Hablamos de jugadores de primer nivel, de los mejores del mundo".

La de Rusia, una cita clave

Se acerca la gran cita de Rusia y con ella, el debut que el delantero rosarino firmará en unos días contra Islandia, siendo su cuarto campeonato. Ante el gran reto de conseguir la tercera estrella mundialista, Leo Messi ha querido aclarar las dudas puestas sobre su continuidad en Argentina, siendo tajante: “Depende de cómo vaya este Mundial seguiré o no jugando con Argentina”.

De la mano de Jorge Sampaoli y con el dorsal 10 a sus espaldas, Leo Messi afronta un sueño que hasta ahora no ha podido conseguir. Argentina espera llevarse el trofeo y así, alcanzar finalmente la gloria que llevan años persiguiendo. La estrella del combinado albiceleste lo ha dicho de forma clara: "No cambiaré si tengo la suerte de ganar el Mundial".

Todos los focos de atención estarán puestos en un jugador que ha perdido las tres últimas finales disputadas con Argentina y él ha asumido la dificultad y lo mal que lo ha pasado al saborear la derrota: "No es una situación fácil de llevar porque cuando la vida te sonríe en tu club, te encuentras con experiencias de lo más desesperantes con tu otro equipo. Mi continuidad dependerá de cómo nos vaya, de cómo terminemos. El hecho de pasar por tres finales sin ganar, nos hizo pasar por momentos complicados con la prensa de Argentina por las diferencias de ver lo que supone llegar a una final a ganarla. No es fácil y hay que valorarlo. Es cierto que lo importante es ganarla, pero llegar hasta ahí no es fácil".

Para alzarse con la gloria, Leo Messi es consciente de que deberá batir a los distintos combinados nacionales con los que se cruzará y que seguro que no le pondrán las cosas fáciles, teniendo que luchar por el mismo objetivo. Sobre los rivales a los que más teme, el crack argentino ha comentado: "Hay varios equipos que llegan muy bien de confianza, de juego y de jugadores individualmente como es el caso de Brasil, Alemania, España, Francia y Bélgica. Este equipo tiene a muy buenos jugadores y la experiencia del último Mundial. Será un Mundial parejo".

Un futuro incierto

Sobre los planes de futuro, Leo Messi ha hablado sobre la posibilidad de ser entrenador cuando cuelgue las botas: "No lo he pensado y tampoco quiero. Cada uno lo vive de una manera. Yo intento ir año tras año con tranquilidad. Cuando llegue su día, ya se verá. Encontraré el camino a seguir, lo agarraré y veremos cómo sigue todo. Hoy por hoy, no me veo siendo entrenador, pero uno nunca sabe lo que pasará".