Resumen de la temporada 2017/2018: Rayo Vallecano, un ascenso inolvidable

El club lleva 94 años de historia y nunca había pasado lo que ha pasado esta temporada, subir en Primera y ser campeones de Liga.

Resumen de la temporada 2017/2018: Rayo Vallecano, un ascenso inolvidable
Afición del Rayo Vallecano celebrando el ascenso. Fotografía: La Liga

El día más importante e inolvidable para un barrio cómo es Vallecas fue un domingo 27 de mayo en el Estadio del Rayo Vallecano, dónde se jugaba la 41 jornada de la Segunda División Rayo Vallecano-Lugo. El partido terminó por 1-0 con gol del catalán lateral izquierdo Álex Moreno, fue el día en qué el Rayo ascendió a Primera División.

Antes de que se jugará el último partido en Vallecas, el primer equipo franjirrojo dejó perder el ascenso en Alcorcón, dónde se fue goleado y era el segundo partido consecutivo que los de Míchel perdían. No cabe duda que estas derrotas han sido un palo muy duro para los jugadores y para el club, pero ahí estaban ellos con la cabeza ben alta y solamente pensando en el próximo partido en Vallecas ante el Lugo.

El 27 de mayo se esperaba que la afición en Vallecas fuera uno de los grandes aspectos para el encuentro, ya que nunca dejan solos a los jugadores. Por lo tanto, Vallecas se llenó y todos los rayistas empujaron al primer equipo hacía a Primera.

El día más esperado para todos los rayista llegó, dónde durante todo el día se hicieron cosas por Vallecas. Empezando por la celebración de las “Jornadas del Rayismo”, en la Ciudad Deportiva el Rayo B necesitaba el apoyo de la afición para la eliminatoria de ascenso de categoría, después por la tarde los aficionados se reunieron en la Fuente de la Asamblea y desde allí se realizó un corteo hasta el Estadio de Vallecas ya que se prepararon para recibir a los jugadores en su llegada al campo.

Y llegó por fin las 20:30 horas para poder ver el partido entre dos equipos muy potentes de la categoría. Los aficionados locales se dejaron la voz para animar a su equipo a conseguir los tres puntos que les dieron un ascenso. Ganaron los franjirrojos por la mínima con gol de Álex Moreno con una jugada muy rápida e inesperada.

Los aficionados agotaron todas las localidades para el partido y todo aquel rayista que pudo vivir el ascenso en Vallecas,  se dio cuenta que aquella noche era un grande fortín el estadio para la final que se jugaba el primer equipo. En tan sólo dos días desde el anuncio a la venda de las entradas se agotaron todas. Los aficionados del Rayo Vallecano no dejan de apoyar a su equipo pese a los tropiezos

El once inicial que jugó el último partido en Vallecas. Fotografía: Rayo Vallecano S.A.D
El once inicial que jugó el Rayo  el último partido en Vallecas. Fotografía: Rayo Vallecano S.A.D

Los jugadores madrileños salieron desde el minuto uno muy enchufados, mentalizados y concienciados de que debían dejarse todo en el campo para poder certificar el objetivo soñado. El Rayo afrontaba el último partido de la temporada en Vallecas rodeado de la ilusión de todos los aficionados por conseguir el sueño de ascender, pero a la vez con cierta presión tras los malos resultados, así como las malas sensaciones de las dos últimas jornadas que no aprovecharon las oportunidades de ascenso.

Tenían a un Lugo que llegaba a Vallecas con los deberes ya hechos por lo que no se jugaba nada. Además, venía de ver como se certificaba otro ascenso en el último partido frente al Huesca. Sin embargo, los gallegos tenían la idea de no poner las cosas fáciles para el Rayo.

La primera parte del partido el control rayista continuaba con constantes acercamientos al área del Lugo. Pero todo hacía que el gol no iba a tardar en llegar, con todo el esfuerzo realizado por todos los jugadores y la presión provocada en los últimos minutos del primer periodo.

Por parte de los visitantes en los primeros 45 minutos intentaban defender los ataques de los locales y haciendo alguna contra hacia la portería de Alberto. Se iba acercando la media parte cuando Trejo sacó de banda ante el despiste de la defensa lucense y le daba el balón al catalán Álex Moreno que mediante una potente volea lograba anotar el gol que adelantaba al Rayo en el marcador. Todo Vallecas rebosaba de alegría viendo como el Rayo conseguía el ascenso soñado.

Álex Moreno celebrando su gol ante el Lugo. Fotografía: La Liga
Álex Moreno celebrando su gol ante el Lugo. Fotografía: La Liga

En la segunda parte, los visitantes tenían un cierto dominio llevando alguna aproximación a la portería de Alberto, pero no supo peligro para el portero catalán. Por parte del Rayo estaban un poco imprecisos para rematar el partido desaprovechando oportunidades claras.

Se iba aproximando el minuto 90 y los rayistas se estaban ya preparando para celebrar el deseado sueño.  Cuando el árbitro dio el pitido final, la afición con toda la emoción que había en Vallecas no pudieron esperar a celebrar el ascenso en la Fuente de la Asamblea, que saltaron sobre el césped para estar con los jugadores y con más aficionados.

La afición rayista nunca deja sólo al equipo han estado toda la temporada junto a ellos hasta conseguir el objetivo tan deseado que han luchado todo el año. Dicho anteriormente, aquella noche tan mágica el estadio se llenó y la afición se dejó la voz desde el comienzo hasta el final del partido. Cuando se produzco la invasión del campo por parte de algunos aficionados en la portería de la salida de los vestuarios se pudo ver como Michel y niños rayistas cantaban “La Vida Pirata.”

Después de la celebración en el campo algunos aficionados quisieron esperar a la salida de los jugadores para que montaran en el autobús descapotado de la celebración del ascenso a Primera División. Fueron a la Asamblea dónde cientos de aficionados los acompañaron para seguir con la fiesta por lo logrado aquella noche, algo muy importante para el equipo.

Jugadores celebrando el ascenso con la afición. Fotografía: Rayo Vallecano S.A.D
Jugadores celebrando el ascenso con la afición. Fotografía: Rayo Vallecano S.A.D

La alegría era incontrolada y muchos de los presentes todavía no daban crédito a lo conseguido El ambiente de aquella noche tanto en el partido como después en la celebración era inmejorable con momentos mágicos e irrepetibles. Por lo tanto, la pesadilla de la Segunda División había concluido, el sueño se había hecho realidad y la próxima temporada el Rayo Vallecano jugará en Primera División.

Después de lograr el ascenso en Vallecas en la última jornada de la temporada en el campo del Nàstic el Rayo se proclamaba campeón de Segunda División, conseguía el primer campeonato liguero en 94 años de historia que tiene el club.

Por lo tanto, se puede decir que el Rayo ha hecho una temporada espectacular tras venir de la anterior campaña peligrando su permanencia en la categoría de plata del fútbol español, dónde finalmente logro salvarse del descenso.

Su gran objetivo del comienzo de la temporada lo han conseguido con creces, pero de una manera muy merecida, dónde han luchado y trabajado para ello aunque hayan tenido algún tropiezo por el camino. Por último, cabe señalar que Michel ha sabido llevar al equipo a lo más alto, ya que cuando cogió el equipo en la temporada pasada estaba en una situación totalmente diferente.

La temporada que viene, tanto el equipo como la afición del Rayo Vallecano serán de Primera División.

Jugadores, cuerpo técnico y directiva celebrando el ascenso en el vestuario. Fotografía: Rayo Vallecano S.A.D
Jugadores, cuerpo técnico y directiva celebrando el ascenso en el vestuario. Fotografía: Rayo Vallecano S.A.D