Ernesto Galán, un lateral derecho madrileño con escasas oportunidades
Ernesto Galán celebrando un gol mirando a la grada. Fotografía: Rayo Vallecano S.A.D

Ernesto Galán, un lateral derecho madrileño con escasas oportunidades

El lateral derecho se le termina contrato el 30 de junio, pero la semana pasada el club ha dicho que no cuentan con él para la siguiente temporada.

laura-beltran
Laura

Ernesto Galán, el lateral derecho del Rayo Vallecano, ha estado dos años con el primer equipo del club franjirrojo, pero al terminar la temporada, el club no lo renovó y, por lo tanto; el jugador está libre de momento a la espera en el mercado de verano.  Llegó al barrio de Vallecas en julio de 2016 procediendo del Mirandés.

El defensa madrileño no ha sido uno de los grandes protagonistas del Rayo Vallecano en esta temporada que ha tenido el equipo, pero a pesar de ello, Michel quiso contar con él en diversos encuentros para que estuviera en los terrenos de juego con sus compañeros.

Ha sido una temporada en el que a pesar de los obstáculos ha demostrado su gran profesionalidad.

Empezó la temporada 2017-2018 siendo el lateral derecho titular, jugando los cuatro primeros partidos y el de la eliminatoria de la Copa del Rey. A partir de entonces, Michel no contó con Galán durante un mes.

Volvió a la convocatoria el quince de octubre para disputar el encuentro ante el CF Reus, en el que no dispuso de minutos. Estuvo otra vez tres jornadas más sin ir convocado y confiando más en Baiano.

En la jornada 14 volvía a la convocatoria en el lugar del lateral izquierdo Akieme, para afrontar el partido ante el Zaragoza. Otras dos semanas más sin jugar, aunque entrando en la lista de convocados. En la jornada 17 disputó de nuevo los noventa minutos debido a la sanción de su compañero Baiano.

De nuevo dejó de participar hasta que en la jornada veinte, volvió a entrar en el equipo disputando quince minutos ante el C.D. Lugo.  Su última convocatoria fue en la jornada 24 contra el Lorca, pero no tuvo minutos.

Galán controlando un balón contra el Granada en Vallecas. Fotografía: La Liga
Galán controlando un balón contra el Granada en Vallecas. Fotografía: La Liga

El defensa ha contado con poco más de 514 minutos en todas las jornadas, no vio ninguna tarjeta amarilla en los minutos que disputó, con 27 recuperaciones y superando los 250 pases, pero en algunas acciones ofensivas ha hecho 5 disparos entre los tres palos de la portería rival.

Con todo ello, siendo uno de los menos habituales en los terrenos de juego para disputar los partidos, Michel contó con él para el último encuentro de la temporada ante el Nàstic de Tarragona.

Era un partido en el que el equipo se jugaba terminar la temporada líder de la categoría y poder conseguir el primer campeonato liguero en 94 años de historia.

Fue uno de los protagonistas del partido, ya que se le vio muy activo por la banda derecha ya que tuvo buenos controles del balón. Además, intentó crear varias jugadas de gol hasta llegar al campo rival subiendo toda la banda derecha del campo.

Volvía a estar entre los 18 tras su última convocatoria el 27 de enero, y jugó después de seis meses respecto al último partido contra el Lugo el 22 de diciembre del 2017.

Sin dudar para nada, Ernesto ha dado de sí mismo para defender la camiseta de la franja, a pesar de ser uno de los jugadores del cuadro franjirrojo que menos oportunidades ha tenido esta temporada.

Para Galán y cualquier futbolista como lo que ha vivido él, le hubiera gustar jugar y vivir el ascenso, y estar ahí en los terrenos de juego con la resta de los compañeros. Pero llega un punto que uno tiene que dejar de lado el egoísmo y darse cuenta de que el equipo ha estado funcionando y las cosas iban saliendo bien.

Por lo tanto, si un jugador es tan bueno dentro como fuera del campo, siempre se alegra de cada fin de semana de las victorias. Además, Galán se ha sentido partícipe de lo que ha pasado esta temporada, ya que el grupo ha sido muy bueno y los capitanes se han encargado de que el equipo fuera una piña.

Celebrando un gol suyo. Fotografía La Liga
Celebrando un gol suyo. Fotografía La Liga

La despedida de Ernesto en sus redes sociales ha sido muy emotiva, empezando que han sido dos años de los más bonitos para un chico de Madrid y su abuelo de Vallecas.

Nunca se rinde y se esfuerza para mejorar día a día como futbolista profesional. 

Agradece a todos sus compañeros por demostrar que el buen rollo y la alegría no está reñido con el trabajo duro y la consecución de objetivos. Siguió dando las gracias a todos los que forman parte del club y al cuerpo técnico que han hecho que este año quede grabado en la historia del Rayo.

Y terminó con la afición, dando las gracias por el apoyo que le han dado siempre y que ha sido un orgullo defender los valores que representa este escudo. Ernesto se despidió así del Rayo Vallecano, pero seguirá apoyando al equipo desde otro lado.

Galán es un jugador de equipo manteniendo la misma ilusión como si se tratara de un joven promesa, a pesar de sus 31 años. A pesar de su trabajo y lucha por defender la camiseta de la franja, no seguirá en el primer equipo por decisión del club ya que no le renovaron tras finalizar su contrato

VAVEL Logo