Papel discreto de los madridistas en el Túnez 0-1 España
Sergio Ramos en la celebración de su primer gol del amistoso frente a Rusia I Foto: Reuters

Papel discreto de los madridistas en el Túnez 0-1 España

Los titulares Isco y Ramos pasaron un tanto desapercibidos como la mayoría de internacionales, mientras la entrada de Lucas Vázquez, Asensio y Nacho tampoco cambio a mejor el complicado partido que la Selección Española jugó en el último amistoso antes del mundial de Rusia

ivan-sevilla-fernandez
Iván Sevilla Fernández

Encuentro muy atascado, empalagoso y sacado finalmente de forma positiva gracias a un solitario tanto de Iago Aspas en el 84. El duelo entre Túnez y España no dejó mejores sensaciones que el anterior amistoso tan igualado frente a Suiza. En ese contexto, los cinco futbolistas del Real Madrid no destacaron apenas.

Mientras Dani Carvajal ya se sentó en el banquillo para observar de cerca a sus compañeros y animar al grupo, ni los titulares ni los suplentes blancos pudieron demostrar contra un planteamiento rival muy bien articulado, con las ideas claras e incluso varias oportunidades de gol.

Por suerte para los de Lopetegui, también ellos estuvieron desacertados de cara a portería, pero sí llegaron con peligro en sus contragolpes o jugadas rápidas tras robo de balón. El partido se convirtió pronto en un agobiante e impotente juego de querer y no poder. Porque ni las combinaciones constantes entre los magos fue capaz de desarbolar un entramado defensivo perfecto.

Isco lo intentó por banda izquierda, pero interviniendo también por el centro junto a Iniesta y Silva. Toques rápidos, movimientos iguales, pero sin éxito alguno. La acumulación de tunecinos por el medio hacía imposible la labor española. Junto a eso, intensidad e incesante presión pegajosa a cada futbolista. 

Sin embargo, el mago malagueño sí logró tirar algún que otro pase al espacio. Uno fue para Rodrigo y a punto llega el gol. En otro, su pared con Silva alcanzó el área rival, pero todo acabó en córner. Poco se podía generar, el trabajo de la selección africana era muy bueno. 

Tanto que se centraron en eso, aunque tuvieron varias ocasiones en veloces ataques. Por la zaga de España andaba Sergio Ramos, que sufrió con Piqué las acometidas de Túnez. No obstante, ambos estuvieron contundentes y los peligros llegaron por bandas. Por arriba, el camero solo pudo disparar alto desde lejos.

En la segunda mitad accedieron al verde tanto Nacho como Lucas Vázquez, también Asensio, pero no tuvieron acciones reseñables. El defensa ocupó el lateral derecho por Odriozola y estuvo, eso sí, subiendo constantemente en compañía del gallego, que tampoco encontró mayor profundidad. Igual historia para Marco. 

Mucho por mejorar para todos, pues el mundial de Rusia será así de duro y habrá rivales tan modestos como complicados.

VAVEL Logo