Tristeza absoluta en la zona mixta

El Sporting de Gijón tropezó en su choque en su feudo ante el Real Valladolid. Tanto Rubén García, Alberto Lora y Diego Mariño expresaron el malestar del equipo en la zona mixta una vez finalizara el partido.

Tristeza absoluta en la zona mixta
Tristeza absoluta en la zona mixta. | Imagen:LaLiga.

El primer jugador en pasar por los micrófonos de la zona mixta, tras finalizar el encuentro, fue Rubén García. El valenciano afirma que el primer gol del Real Valladolid fue el determinante de la eliminatoria, aunque se lamenta de su oportunidad desperdiciada: "Sí, justamente antes tuve la oportunidad yo de meter gol. Se me queda un poco atrás y no tengo suerte de dirigirla bien a gol”. Para el atacante rojiblanco las victorias se basan en pequeños detalles: “El fútbol es así. En una acción puede cambiar el partido e incluso la vida”. Se lamenta por el mal partido y por la consiguiente eliminación de los playoffs: “Es una pena porque hemos estado vivos en la eliminatoria, sobre todo en el inicio que hemos hecho. Luego al final cuando te meten dos goles se vuelve casi imposible”, aunque para él intentaron dar el máximo nivel en todo momento: “Hemos intentado dar la cara y luchar hasta el final”.

En sus palabras se nota esa desilusión y frustración propia de estos momentos. Afirma que todo lo conseguido hasta ahora se fue al traste y que estaban convencidos plenamente en conseguir este objetivo desde el principio: “El trabajo de todo un año parece que se va al traste. Confiábamos muchísimo en cada compañero. Solo puedo dar las gracias a cada aficionado, a cada trabajador del club y sobre todo a mis compañeros”. Su despedida no era la esperada, por lo que dedica unas emotivas palabras al club, a la afición y a la ciudad: “Solo puedo decir gracias y que parte de mi corazón va a seguir aquí en Gijón”.

El siguiente en pasar por la zona mixta es el guardameta Diego Mariño. El gallego empieza dando una explicación del partido bajo su punto de vista: “No lo sé. Ellos han estado más frescos y han llegado más enteros que nosotros. Tuvimos nuestras oportunidades para adelantarnos, no las aprovechamos, y ellos en la primera que nos llegaron metieron y ya se puso todo muy cuesta arriba”. Una de las explicaciones que da el guardameta rojiblanco es que la temporada se hizo demasiado larga para los jugadores del Sporting: “Yo creo que sí que se ha hecho larga y el último tramo no ha sido bueno. Es verdad que tuvimos nuestras oportunidades pero ahora mismo no sé qué decir”. También lanza un mensaje de agradecimiento a la afición: “No hemos podido darles el premio que queríamos. Solo darle las gracias por cómo han estado toda la temporada”.

El último en atender a los medios de comunicación fue Alberto Lora. El lateral madrileño hace su pequeña valoración sobre el partido, haciendo hincapié en los fallos que cometieron: “El final ha sido muy complicado. Empezamos el partido como tenía que empezar, con mucha intensidad. Complicamos mucho sus salidas. El equipo salió muy enchufado para poder darle la vuelta a la eliminatoria”. Tiene claro cuál fue uno de sus principales fallos: “Nos faltó lo más importante en el fútbol, el gol. No fuimos capaces de hacerlo. Al final no tienes que cometer ningún error ni que conceder”.

Deja claro que este fue su último partido con la elástica rojiblanca, aunque hubiese cambiado el final: “Sí, este es mi último partido con el Sporting. Me hubiese gustado que hubiese sido de otra manera, pero ya te digo que me quedo con que el equipo lo ha intentado”. Es realista al decir que no hubo fútbol en la segunda parte: “Ya la segunda parte es prácticamente imposible de remontar y, sobre todo, se hace muy difícil cómo la gente ha estado apoyando al equipo. El equipo lo ha dado todo aunque se hace difícil jugar sabiendo que era muy complicado todo”.