Resumen de la temporada 2017/2018: Albacete Balompié, un fortín inexpugnable durante mucho tiempo

Si hay algo que definitivamente ha contribuido a la salvación del Albacete Balompié, es el gran margen de puntos que se logró con la llegada de Enrique Martín. Y esos buenos resultados se consiguieron gracias a la buena dinámica del equipo en el Carlos Belmonte.

Resumen de la temporada 2017/2018: Albacete Balompié, un fortín inexpugnable durante mucho tiempo
El "Alba" celebra la primera victoria con Enrique Martín en el Belmonte | Foto: J. Mondéjar - VAVEL

La llegada de Enrique Martín al Albacete Balompié trajo consigo muchas cosas. Aire fresco, otro estilo de juego, ilusión por lograr grandes hazañas y un feudo imposible de asaltar. “Tenemos que hacer del Carlos Belmonte un fortín”, fueron las palabras del técnico de Campanas en su llegada al club.

Y vaya si lo hizo. El fortín terminaría derrumbándose finalmente, pero durante el tiempo que se mantuvo en pie, le otorgó a la localidad manchega una ilusión, futbolísticamente hablando, que no se había vivido en muchísimo tiempo.

Y es que daba igual que equipo llegara a Albacete. No importaba si era un recién ascendido, un recién descendido, uno de mitad de tabla o un histórico, el resultado era el mismo: el Albacete Balompié no perdería. Durante la magnífica racha que iluminó el Carlos Belmonte, el “Alba” o ganaba o empataba. Pero jamás conocía la derrota.

Enrique Martín en su debut en el Carlos Belmonte | Foto: J. Mondéjar - VAVEL
Enrique Martín en su debut en el Carlos Belmonte | Foto: J. Mondéjar - VAVEL

Y si se veía las caras con el empate, era porque el rival era un peso pesado, como el Sporting de Gijón, el Real Zaragoza o la SD Huesca, equipos contra los que obtener un punto vale lo mismo que una victoria.

Ese mágico momento de forma duró ocho encuentros, repartidos en cinco victorias y en tres empates. Teniendo en cuenta la igualdad y complejidad de La Liga 1|2|3, esos números son escandalosos. Fueron sin duda los mejores momentos de la temporada, porque gracias a eso, se llegó incluso a creer en los playoffs de ascenso.

Finalmente, fue el Tenerife el primer equipo que conquistó el Carlos Belmonte en la era de Enrique Martín. Nada es para siempre. Aun así, el Albacete continuó jugando bien en casa, al menos hasta que llegó la fatídica racha que por poco hunde al equipo.

Desde la llegada de Enrique Martín, hasta el momento en el que se firmó la última victoria del equipo en el Belmonte, la racha fue de ocho victorias, tres empates y dos derrotas. Si el equipo pudo salvar la categoría a pesar del nefasto momento que vivió en el final de temporada, fue gracias a la magia que convirtió en uno a equipo, estadio y afición durante tantas semanas.