La imagen de la Federación frente a la responsabilidad del mundial

OPINIÓN l La Federación ha tomado esta mañana la decisión de cesar al seleccionador, tras verse apartada de las negociaciones entre el Real Madrid y el por entonces seleccionador español Julen Lopetegui.

La imagen de la Federación frente a la responsabilidad del mundial
La imagen de la federación frente a la responsabilidad del mundial Foto: twitter

Casi se puede pensar que era todo demasiado bueno para ser verdad y de repente ha llegado este duro golpe. Se podría estar hasta que acabase el Mundial buscando culpables, si es que en esta situación alguien es culpable de algo, se puede discutir si las diferentes acciones que han ido tomando las partes son éticas, que no lícitas ya que todos estaban en su derecho de actuar, todo dependerá de a quién se le dé la mayor responsabilidad, al Real Madrid por negociar con el seleccionador nacional a expensas del debut en el Mundial de la selección española, quizás haya quien le dé la máxima responsabilidad a Lopetegui por negociar con un club cuando tu selección se enfrenta a su primer partido de fase de grupos en dos días, seguramente habrá quien le de menos importancia a estas dos cosas y haga recaer la responsabilidad sobre la federación y sobre Luis Rubiales, pensando en que quizás esto solo ha sido para limpiar la imagen de una federación que ha quedado apartada cuando debería haber sido uno de los protagonistas. Todo esto da para horas y horas de debate pues según como lo veamos hay quien tiene el mayor peso en todo lo que ha ocurrido, sin duda los tiempos no han sido los adecuados, ni por el Real Madrid ni por Julen, ya que es cierto que esto podría afectar a la concentración aunque esto es algo que veríamos con el tiempo, aunque en un primer instante parecía que los jugadores no se han visto muy contrariados con la decisión pues según se ha ido diciendo a lo largo del día el vestuario pedía la continuación de Lopetegui como seleccionador, por lo menos y como en un primer momento se había acordado hasta la conclusión de la participación de España en este torneo.

El nuevo presidente de la Federación ante semejante ola que se le venía encima actuó, a priori de la manera mas rápida atajando el problema de raíz, pero aveces las prisas son malas consejeras y no es bueno dejarse llevar en ocasiones por los primeros impulsos, esto no quita que la selección puede de todos modos hacer un buen papel en la competición pero no parece que se haya actuado de manera fría si no mas bien desde el descontento de una federación que ha visto como prácticamente le han "robado" a su entrenador, sin tan siquiera preguntar. Este es uno de los puntos en los que mas hincapié ha hecho el presidente Rubiales. Pero pese a esto es cierto que podía haber aplazado el tema hasta que concluyese el Mundial, esta parecía la opción mas acertada, veremos como transcurre todo ahora con Lopetegui fuera y si al final el remedio ha sido peor que la enfermedad.

Como se dice, puede haber varios culpables todo depende de quien lo diga, pero sin duda la victima es una, en este caso dos, la selección española y la afición. Ahora que ambas por fin habían vuelto a juntar sus caminos, ahora que la selección volvía a cautivar a la gente, muchos se sienten defraudados, otros aun están en "shock" por lo que acaba de pasar y otros que sin las mismas ilusiones siguen apostando por la selección. Sin duda un duro golpe para el fútbol español que tan solo tras el primer partido del mundial podremos ver que dirección toma esto, lo malo es que ya pase lo que pase habrá críticas y muchas de estas carecerán de una opinión objetiva si no serán desde el sentimiento que estos días ha ido aflorando.

Solo hay una cosa en común en todos los causantes de esto y ha sido el egoísmo y el mirar mas allá del futuro de uno mismo, un club como el Real Madrid y todo lo que representa por publicar algo así en un momento delicado, Julen por tratar este tema desde el secretismo y sin dar aun explicación alguna y la federación tan solo ha mirado por su imagen pública y no se ha tragado el orgullo por unos días, algo totalmente respetable, pero que en las fechas que estamos muchos no logramos entender, ya que este periodo es un tiempo en el que se debía anteponer la salud de un equipo candidato a hacer historia y no el bien individual y menos a la velocidad que se ha desarrollado todo.

Sin embargo y tras esto tampoco es justo pensar que ahora España debe darse el batacazo casi por obligación, en su presentación Hierro ha insistido en el futuro y el trabajo que se ha hecho, no debemos tirar a la basura lo que hemos hecho y menos sabiendo de lo que esta selección es capaz de hacer, se debería abrir un paréntesis hasta que terminemos el mundial y estar ahora mas que nunca con nuestros jugadores, ellos son quienes van competir por nosotros, es cierto que el entrenador es una baja sensible pero no por ello pasamos de ser candidata a una mas. No queda mas que confiar en los jugadores y aparcar esto por el bien de la selección.