Umtiti, nuevo Rey de Francia con cabeza

Samuel Umtiti consiguió el gol que dio el pase a la final de la Copa del Mundo a Francia, a la espera de saber si su rival será Croacia o Inglaterra.

Umtiti, nuevo Rey de Francia con cabeza
Samuel Umtiti sobre el césped del Camp Nou. Foto: Noelia Déniz, VAVEL.com

La selección de Francia de Deschamps selló su puesto en la final de la Copa del Mundo de Rusia 2018 que se disputará el próximo domingo día 15. Su rival en semifinales fue la Bélgica del catalán Roberto Martínez que, aunque luchó por la victoria, se quedó a las puertas de esa final. Eran tres los futbolistas azulgranas que optaban a esa final: Samuel Umtiti, Ousmane Dembélé y Thomas Vermaelen, aunque solo Umtiti pisó el césped del estadio.

Lo único que queda de fuera de Europa en este Munidal son los árbitros, como el que puso paz entre Bélgica y Francia, el uruguayo Andrés Cunha. La primera parte resultó bastante tranquila, con un dominio casi total de la selección de Bélgica a lo largo de los primeros 20 minutos de encuentro que desaprovechó, ya que no consiguieron batir la portero Hugo Lloris. No obstante, la Selección Francesa pudo darle la vuelta al asunto y pasar por encima de los futbolistas belgas. La primera parte terminó con un empate a cero pero con ocasiones de gol claras por parte de ambas selecciones.

Eden Hazard falló una oportunidad de oro cuando, delante de Lloris, mandó un balón ligeramente desviado hacia el poste derecho. Por otro lado, Toby Alderweireld intentó batir al portero francés con un disparo de un balón que había quedado muerto después de un rechace. Por parte de Francia, fue Benjamin Pavard quien tuvo la primera ocasión clara, que terminó en las manos de Thibaut Courtois.

El equipo de Deschamps salió más fuerte que su rival en la segunda parte. En el minuto 51 fue cuando se torcieron las cosas para la Selección Belga. Antoine Griezmann lanzó un córner desde el costado izquierdo de Courtois que Samuel Umtiti consiguió rematar, mandando así el balón hasta el fondo de la red. Un golpe de suerte y Umtiti colocado en el sitio adecuado en el momento adecuado fue lo que hizo que Francia esté en esta final. Los de Roberto Martínez no bajaron los brazos e intentaron batir al portero Lloris, aunque sin conseguirlo. 

Francia jugará la final de este Campeonato del Mundo a la espera de saber quien será su rival, Croacia o Inglaterra. Por su parte, Bélgica se disputará en tercer y cuarto puesto el sábado contra el perdedor del duelo de esta noche.