Guía VAVEL CF Reus 2018/19: el 4-3-3 es innegociable

El nuevo técnico, Xavi Bartolo, seguirá con el modelo del año pasado y utilizará el 4-3-3 en la mayoría de partidos, al menos, como formación inicial.

Guía VAVEL CF Reus 2018/19: el 4-3-3 es innegociable
Jugadores del Reus la temporada pasada | Foto: Noelia Déniz (Vavel)

El CF Reus empezará este año la que será su tercera temporada en el fútbol profesional. En los dos años anteriores, el equipo rojinegro ha conseguido algo que parecía impensable cuando se subió por primera vez en la historia en esa eliminatoria mágica frente al Racing de Santander en mayo de 2015, y es que el equipo de la capital del Baix Camp nunca ha pisado los puestos de descenso en las dos temporadas que lleva jugando en la categoría de plata del fútbol español.

Esto, es toda una efeméride debido a la gran exigencia de la categoría y, para poder seguir haciendo historia, el CF Reus está obligado a saber reinventarse, aquí es donde entra el director deportivo Sergi Parés, un hombre cuyo trabajo lleva siendo espectacular desde que cogió las riendas de los fichajes del club junto a Ferran Asensio.

Una filosofía clara

El trabajo del director deportivo del Reus es claro, buscar jugadores cuyo ADN futbolístico sea el buen trato del balón, ya no es una exigencia del entrenador sino que es un estilo de juego impuesto desde la directiva, desde las entrañas del equipo reusense.

Con el objetivo de proponer un estilo de juego atractivo, el Reus lleva unos años jugando con la formación 4-3-3, una disposición en el campo que, de momento, le está sirviendo y mucho. Sin embargo no ha sido la única formación utilizada por los técnicos rojinegros, en algunos enfrentamientos y debido a las diversas situaciones de partido, se ha podido comprobar la versatilidad de la plantilla reusense disputando minutos utilizando la formación 4-4-2, jugando con dos puntas y aprovechando así al máximo la capacidad de la delantera reusense de bajar balones aéreos y meter en apuros a los defensas rivales.

Con el cambio de entrenador, la duda era ver si Xavi Bartolo seguiría con la misma dinámica que sus antecesores y optaría por la 4-3-3, dicho y hecho, durante la pretemporada se ha podido comprobar que el Reus 2018/2019 tendrá dicha formación como estilo de juego. Eso sí, también se han dejado ver algunos minutos disputados con la 4-4-2.

La defensa, obligada a renovarse

Cuando un equipo realiza dos buenas temporadas en la segunda categoría del fútbol español, no es de extrañar que a la gran mayoría de sus jugadores le salga más de un pretendiente, si a ello se le suma que el equipo rojinegro es, desde del ascenso del Rayo Majadahonda, el segundo club con menor presupuesto de la Liga 1|2|3, es una obligación saber reinventarse.

Con unas condiciones así es muy importante el saber fichar bien, y se entiende fichar bien a poder conseguir firmar jugadores que sigan dando un salto de calidad al equipo, pero que no cuesten una fortuna. Ese es el trabajo de Sergi Parés, que en este aspecto hace un trabajo realmente espectacular.

En la portería, Edgar Badía no se podrá dormir, porque, debido a la llegada de Pol Freixanet, tendrá una gran competencia. Sin embargo, todo indica que el meta barcelonés parte como favorito para iniciar la temporada regular bajo los palos del equipo reusense.

Cambios en defensa. Una de las claves del éxito del CF Reus en las dos temporadas que lleva en la Liga 12|3 es no encajar muchos goles, para conseguir tal objetivo es primordial tener una buena defensa bien compacta y que se conozca a la perfección. Debido a la gran campaña realizada la temporada pasada, este año en el equipo rojinegro han habido diversas salidas en la zona defensiva, un contratiempo que Sergi Parés ha sabido contrarrestar a la perfección. El titular indiscutible y capitán, Jesús Olmo, verá como su pareja de baile saldrá de la competencia entre Mikel Villanueva y Alejandro Catena. Los laterales también se han tenido que cambiar, la gran temporada de Jorge Miramón le ha valido para hacerse un hueco en un equipo de Primera División y Álex Menendez decidió no seguir en las filas reusenses. Así que en estas demarcaciones las dudas están servidas debido a la gran pretemporada de los cuatro laterales incorporados en verano. Shaq Moore y Borja Herrera parten con ligera ventaja debido a la experiencia acumulada en partidos de alto nivel.

El medio del campo del CF Reus es la demarcación con más futbolistas y la más difícil de hacer pronósticos. Sin embargo, durante la pretemporada, se ha podido comprobar que el trío de jugadores que terminaban como titulares la temporada pasada, siguen en plena forma para volver a coger las riendas del equipo rojinegro durante los partidos. Pese a la llegada de Mario Ortiz, Gus Ledes es el amo y señor del pivote defensivo reusense, su buena colocación y trato de balón le hacen indiscutible en esa demarcación. Juan Domínguez y Vítor Silva le acompañarán en un centro del campo lleno de calidad y experiencia,

En la delantera, el Reus se ha hecho con los servicios del veterano delantero Miguel Linares, este aragonés de 36 años, es un delantero centro peleador que asegura goles y, sobretodo, se deja la piel en cada balón dividido. Todo parece indicar que Linares partirá con cierta ventaja sobre Dejan Lekic, aunque no sería de extrañar que, debido a la edad que tiene los dos, ambos se vayan dando descanso a lo largo de la temporada.

En los extremos, pocas dudas. Y es que, si nada se tuerce, todo parece indicar que Isaac Cuenca vestirá de rojinegro la temporada que viene. Al menos, así lo dejaban ver el míster Xavi Bartolo y algunos de sus compañeros después del partido del Reus frente al Girona. En el extremo derecho se encuenta Karim Yoda, que la temporada pasada terminó haciéndose amo y señor del extremo derecho y poniéndose el publico del Estadi Municipal en el bolsillo.