Muro defensivo en pretemporada

El Real Valladolid ha disputado ocho partidos de pretemporada, con un balance positivo en cuanto a resultados y goles encajados, solo tres. La pena es que no se han podido hacer muchas pruebas con los hombres del primer equipo todos juntos.

Muro defensivo en pretemporada
Foto: Real Valladolid

La pretemporada del Pucela sirve para ir probando como funcionan los nuevos fichajes, y para ver como evolucionan los jugadores del Promesas, por si hace falta subir alguno al primer equipo. El problema de esta pretemporada, es que hay jugadores que han estado lesionados y apenas han disputado minutos, y que la tardanza en los fichajes, no ha permitido probar todo lo posible a estos. Además, los hombres que previsiblemente serán titulares o tendrán más minutos con el primer equipo, no han podido jugar juntos en el campo, excepto en Alemania contra el Nuremberg.  

La primera prueba del equipo pucelano fue el 21 de julio en el Trofeo del Tratado ante el Atlético Tordesillas, equipo vallisoletano de Tercera División. Este encuentro finalizó con victoria para el Valladolid por 1-4 goles de Mayoral, Domínguez, Miguel y Chris Ramos para el Pucela, Villa anotó de penalti el único gol del Tordesillas. En esta primera prueba destacaron Domínguez y Chris Ramos, que han sido de  lo mejor durante toda la pretemporada. 

Después, comenzó el stage de Marbella, donde el Pucela se enfrentaría a Almería y Málaga en apenas tres días, el nivel iba aumentando y eso se vio reflejado en los resultados. El día 25 de julio el Valladolid se enfrentó a la UD Almería, y consiguió vencer por 0-1 con gol del canterano Mario de cabeza.

Dos días después, el Málaga, recién descendido, sería el rival del Valladolid, el conjunto pucelano no pudo pasar del empate a cero en este encuentro, con apenas cuatro jugadores del primer equipo de inicio. Del stage de Marbella cabe destacar la actuación de Samu Peréz, portero del Promesas, y la lesión de Mayoral, que le apartará cinco semanas de los terrenos de juego.   

El 1 de agosto el equipo viajo a Bembibre para enfrentarse al Deportivo de la Coruña, otro recién descendido a Segunda División. El marcador fue 1-1, donde Chris Ramos volvió  a marcar al inicio del partido y Fede Cartabia lo empató en el minuto 87. En este encuentro el Valladolid salió de inicio con jugadores de la primera plantilla y previsiblemente titulares.

El 4 de agosto el Valladolid disputó el Torneo Integra Energía, un triangular con dos partidos de 45 minutos cada uno, ante Alavés, primer rival de Primera en pretemporada, y Oviedo.  Contra el Alavés el equipo cosechó la primera derrota del pretemporada, a pesar de mostrar un buen juego y probar a los nuevos fichajes y los jugadores titulares, Nacho acabó anotando el balón en su propia portería y puso el 0-1 final en el marcador. Ante el Alavés jugaron los menos experimentados, y el resultado fue de 0-0. 

A poco más de una semana para el comienzo de liga, el Valladolid se enfrentó al Rayo Vallecano en Íscar. Era la oportunidad de crecer para los jugadores del Promesas, y así lo hicieron derrotando por 0-2 al conjunto madrileño con un doblete de Waldo.

La última prueba de la pretemporada finalizó con derrota por 1-0 ante el Nuremberg, recién ascendido a la Bundesliga. El Valladolid, con un equipo muy parecido al que debutará en Girona, plantó cara y mereció más, a pesar de jugar 30 minutos con diez jugadores por la expulsión de Moyano.