Guía VAVEL Real Betis 2018/19: las variables tácticas de Setién
Guía Real Betis 2018-2019: las variables tácticas de Setién | FOTO: EFE

A falta de que Lorenzo Serra Ferrer dé por cerrada una planificación que empezó casi al mismo tiempo que la pasada campaña llegaba a su fin, el técnico cántabro tiene a su disposición una plantilla dotada, entre otras cosas, de una gran variedad táctica. Jugadores polivalentes que pueden desarrollar sus cualidades en diferentes posiciones, así como situaciones en los partidos que precisarán de una u otra táctica.

Si bien muchos de los que tuvieron un papel importante el pasado curso seguirán vistiendo la elástica de las trece barras, las incorporaciones de nivel, las rotaciones consecuencia de las tres competiciones y el potencial ofrecido por algunos futbolistas durante el verano, harán dudar al míster. Lo que sí está claro es que, como ha ocurrido desde su llegada, el estilo de juego es intocable.

Además de tener en cuenta la fórmula que tan buen resultado dio la campaña anterior, muchos son los jugadores, incluso del Betis Deportivo, y varios los esquemas que el entrenador bético ha utilizado durante la pretemporada. Una pretemporada que ha dejado muchas pistas, y alguna que otra incógnita, sobre lo que deparará este Real Betis de Quique Setién

"Bueno conocido que malo por conocer"

El 3-5-2 se convirtió en el sello de identidad del Betis de Setién en los dos últimos tercios de temporada. Por aquel entonces, la defensa verdiblanca hacía aguas y, aunque de cara a portería los atacantes del conjunto heliopolitano parecían estar acertados, la fragilidad defensiva no les permitía cosechar los resultados esperados. El 4-1-4-1 con el que Quique Setién echó a andar desde su llegada a Sevilla era sinónimo de espectáculo, pero bien es cierto que mientras más goles en contra se reciban más complicado será alzarse con los tres puntos. Prueba de ello es la contundente goleada ante el Valencia por 3-6.

Desde la derrota cosechada ante el Atlético de Madrid en el Benito Villamarín, el técnico cántabro prácticamente no volvería a utilizar la defensa de cuatro, salvo en contadas ocasión. Tras superar una irregular racha de resultados, el 3-5-2 terminó asentándose como el esquema del Real Betis. Fruto de la nueva táctica que Setién aplicó a su plantilla llegaron rachas tales como la de ocho partidos sin conocer la derrota o seis encuentros consecutivos dejando la portería imbatida. Se puede afirmar que el cambio a los tres centrales y carrileros fue a mejor.

FUENTE: lapizarradelmister
FOTO: lapizarradelmister

Este esquema aporta gran verticalidad por bandas, gracias a las continuas incorporaciones de los carrileros, al mismo tiempo que mayor fiabilidad defensiva al contar con tres centrales. Alinear más centrales no conlleva una mejor defensa, al igual que ocurre con los delanteros y la capacidad goleadora, pero si el rendimiento de los futbolistas que saltan al terreno de juego es superlativo, entonces sí. Y esto es uno de los motivos que llevó al Betis a clasificarse para competiciones europeas. Al mismo tiempo, en la parcela ofensiva, el delantero referencia está acompañado por un segundo punta, la conexión entre el ataque y el trío de centrocampistas de corte tanto creativo como defensivo.

Mientras que Junior y Barragán, los jugadores que se impusieron la pasada campaña a sus compañeros en los puestos de carrilero, parecen no contar, por ahora, con excesiva competencia, tanto en el eje de la zaga como en el centro del campo no será fácil hacerse con un puesto de titular. A falta de posibles nuevas incorporaciones en los costados, Tello y Francis parecen, a priori, los jugadores que lucharán por un puesto en los respectivos carriles. Canales como centrocampista creativo y organizador del juego llega tras la marcha de Fabián, quien estuvo la mayoría de la temporada acompañado en el medio por Guardado y, hasta su lesión, Javi García. El murciano, que fue pieza clave en el inicio de temporada, verá en William Carvalho su principal "rival".

Renovarse o ¿morir?

Si bien no fue un esquema del que Setién hiciera uso durante la temporada 2017/18, teniendo en cuenta la polivalencia de sus jugadores y las características de aquellos que se han incorporado este verano, el 4-4-2 puede tener cierto protagonismo durante el próximo curso. Esta variable táctica permite alinear a dos delanteros que se complementen a la hora de bajar balones y jugar a la espalda de la defensa, tal y como Jorge Molina y Rubén Castro hicieron durante varias temporadas en Heliópolis y tan buen resultado dio al conjunto de la Palmera. Aunque este esquema tan directo, con los extremos percutiendo por banda y colgando balones al área, puede alejarse del juego combinativo de Setién, la posibilidad de situar en las bandas a interiores que tiendan a jugar por el centro puede ser una de las múltiples opciones que el míster barajará para su equipo.

La versatilidad del Betis de Setién incrementa en las posiciones adelantadas gracias, por un lado, a la llegada de Inui, que se disputará el puesto con jugadores como Tello o Joaquín. Por otra parte los béticos cuentan a día de hoy con hasta cuatro delanteros centro. También está el caso de jugadores como Canales o Boudebouz quienes, a pesar de que la mediapunta parece ser la posición ideal para situar a estos "magos" del balón, pueden caer a banda derecha para combinar con los jugadores del medio y dejar el costado libre para las incorporaciones del lateral. Setién ya probó al argelino en esa posición en alguna otra ocasión el curso pasado.

FOTO: lapizarradelmister
FOTO: lapizarradelmister

En cuanto a la zaga, la primera plantilla bética cuenta con hasta cuatro centrales contrastados en sus filas. En caso de optar por una defensa de cuatro, el cuerpo técnico tendrá una difícil decisión. El crecimiento de Mandi ha sido, tal y como definió el propio Quique Setién, inigualable. A su lado, Bartra tan solo ha necesitado media temporada para ganarse a la afición bética. Un caso similar al de Feddal, quien, hasta lesionarse curiosamente en el partido que debutaba el excentral del Borussia Dortmund, se había erigido como mariscal de la zaga bética. Teniendo en cuenta que, además poder jugar con un esquema de tres centrales, el Betis deberá afrontar tres competiciones, el fichaje de Sidnei ha traído algo más de competencia al puesto.

Las pistas de Setién

Las pretemporadas, como su nombre indica, sirven tanto a entrenadores como a jugadores para hacer experimentos, probarse en distintas posiciones y preparar el esquema y estilo de juego que se pretende plasmar sobre el césped durante la campaña. De esta manera, Quique Setién no ha desperdiciado ningún partido de los disputados este verano para hacer pruebas. El cántabro, además de utilizar diversos sistemas de juego, ha dado minutos a la mayoría de jugadores, incluidos jugadores que más posibilidades tienen de salir antes del final de mercado y varios futbolistas del Betis Deportivo. Desde los tres porteros, los dos fichados este verano y Dani Rebollo, hasta fichajes como Carvalho o Inui, así como los recién recuperados de sus respectivas lesiones Feddal y Álex Alegría, han tenido minutos para convencer a Setién de su valía.

FOTO: lapizarradelmister
FOTO: lapizarradelmister

El Real Betis ha disputado, desde que se enfrentara a mediados de julio al Nottingham Forest, un total de 12 partidos de pretemporada. Además del conjunto inglés, Sporting de Braga, Huddersfield, Essen, Monchengladbach, Wolverhampton, Marsella, Lille, Bournemouth, Cardiff, Frosinone y Las Palmas han sido rivales contra los que Setién ha probado a su plantilla a lo largo de estas semanas. Onces distintos para cada uno de los 45 minutos, variación del esquema durante el desarrollo de un mismo partido, probaturas de jugadores en diferentes posiciones. Se pueden sacar muchas conclusiones de la pretemporada bética. Al mismo tiempo hay que tener en cuenta los casos de Guardado, Inui o Carvalho, jugadores importantes el curso pasado o por los que se han hecho grandes desembolsos que no han jugado mucho debido a su reciente participación en el Mundial de Rusia.

Mientras que el 4-2-3-1 y 4-4-2 parecieron imponerse en los primeros partidos del verano, jugando en la mayoría de ocasiones con un delantero referencia y dos futbolistas caídos a banda, durante el stage de Alemania, Setién dio paso al 3-5-2 tan conocido por los aficionados verdiblancos de la temporada pasada. Ante Essen o Wolverhampton se pudo ver a Tello ejerciendo de carrilero izquierda en la defensa de tres centrales. Quienes coincidieron en numerosas ocasiones sobre el césped fueron Canales y Boudebouz, partiendo como mediapuntas por detrás del delantero. El exrealista y el argelino, junto a Loren Morón, han culminado la pretemporada como algunos de los jugadores con más tantos en su haber, por lo que se presume que tendrán un rol importante en el equipo esta temporada.

VAVEL Logo