Guía VAVEL FC Barcelona 2018/19: a Ernesto Valverde este año le toca Europa
Ernesto Valverde sonríe tras una rueda de prensa posterior a un partido de la pasada campaña | Foto de Noelia Déniz, VAVEL

Ernesto Valverde era presentado la temporada 2017/18 como nuevo entrenador del Fútbol Club Barcelona para sustituir a Luis Enrique. El 1 de junio de 2017 era presentado para afrontar su mayor reto hasta su carrera tras haber entrenado al Athletic Club de Bilbao y al Olympiakos. Tras su primera temporada, a la hora de hacer balance, sin duda es favorable tras haber conseguido el alirón en la competición liguera y la Copa del Rey. Sin embargo, un tropiezo en la Champions frente a la Associazione Sportiva Roma parecía haber ensombrecido un poco su primer año. 

Año de récord

En la competición doméstica, el Fútbol Club Barcelona fue el justo vencedor sin duda alguna, cosechando una única derrota en toda la temporada (frente al Levante en el tramo final de la segunda vuelta). Los azulgranas batieron el récord de partidos sin conocer la derrota en la competición doméstica que tenía la Real Sociedad desde el curso 1978/79 y 1979/80. La cifra se situaba en 38 encuentros consecutivos sin perder, y los culés establecieron el nuevo récord en 43, teniendo en cuenta también los registros de Luis Enrique, conseguidos en la temporada 2016/17.

Los azulgranas lograron sumar 29 partidos sin perder, desde que vencieran al Real Betis en la primera jornada de la competición liguera y hasta que cayeron en Copa en el campo del Espanyol (1-0). A su vez, tiene en el Camp Nou unos registros espectaculares, ya que ha logrado 25 victorias, tres empates y una única derrota en los 29 partidos disputados como local. 

ADN Barça

El estilo a la hora de jugar al fútbol con el que se relacionó al Barça la pasada campaña es el mismo que el de todos los años. El juego que Ernesto Valverde reflejó partido tras partido fue con el que se relaciona al equipo de los últimos años, con un juego de posesión y de alta presión tras pérdida para intentar robar el esférico lo más pronto posible. Ante la marcha de Neymar, se tuvo que reinventar para buscar las superioridades a base de desbordar al rival haciendo correr el balón con orden, inteligencia y con el vértigo de tener a la máxima estrella, Leo Messi.

Otro de los puntos fuertes esta pasada campaña fue la enorme proyección ofensiva de los laterales. Tanto Nélson Semedo y Sergi Roberto, como sobre todo Jordi Alba, dotaron al equipo de mucha profundidad, ya que tras decidir juntar mucho a los interiores (Ivan Rakitić, Andrés Iniesta, Philippe Coutinho y Leo Messi), tenían siempre el carril al completo para ellos. Con ello, ganaba más presencia en el centro del campo y la profundidad se ganaba con la presencia de los laterales muy arriba. Esta opción fue posible gracias, entre otras cosas, a la inteligencia táctica de Sergio Busquets, el desequilibrio de Andrés Iniesta, las incansables ayudas de Ivan Rakitić y las combinaciones por el costado izquierdo entre Jordi Alba y Leo Messi, que formaron una sociedad temible a lo largo de toda la campaña. 

A seguir sumando con Europa en el horizonte

La derrota frente a la Roma (3-0) fue la más amplia del curso 

Tras una gran primera temporada en la que se lograron dos títulos, la exigencia de un club como el Barça hace que no se puedan relajar y no opten a ganar lo mismo que la campaña anterior, si no que opten a ganarlo todo. Ese traspiés con la Roma en la pasada edición de la UEFA Champions League, unido a la gran racha europea que lleva el eterno rival, el Real Madrid, hace que ese entorchado europeo sea el principal objetivo de los azulgranas de cara a la próxima temporada.

Leo Messi (4.468), Luis Suárez (4.444) y Ter Stegen (4.320) ocupan el top 3 de jugadores más utilizados durante la pasada temporada. Por posiciones, Ivan Rakitić (4.265) fue el centrocampista más utilizado, mientras que Gerard Piqué (4.144), fue el defensa con más minutos acumulados. Con unas buenas incorporaciones tras los fichajes de Clément Lenglet, Arthur Melo, Malcom y Arturo Vidal, el conjunto culé goza ahora de una buena profundidad de plantilla, lo que le permitirá afrontar todas las competiciones con jugadores de garantías y realizar más rotaciones para hacer descansar a todos los jugadores y optar a todos los títulos que disputen.

41 victorias, 13 empates y cinco derrotas es el bagaje del técnico vasco en los 59 partidos que ha dirigido como máximo responsable del banquillo azulgrana. El próximo sábado tiene el primer partido oficial de esta campaña frente al Sevilla en la Supercopa de España. Será la primera prueba para seguir agrandando esos buenos datos y mejorar, si es posible, la buena primera campaña que realizó la pasada temporada.

VAVEL Logo