El Rayo Vallecano se pone de largo

El equipo franjirrojo al completo ha posado para LaLiga a poco más de 48 horas para el estreno liguero.

El Rayo Vallecano se pone de largo
Álex Moreno posando para LaLiga | Fotografía: Rayo Vallecano S.A.D.

El Rayo Vallecano no se ha ejercitado en la sesión que tenía prevista para la mañana del viernes, a algo más de 48 horas para el estreno liguero. Previsiblemente hubiera sido una sesión con menor carga física, siguiendo la dinámica que Míchel implantó la temporada pasada. Pero en cambio, los futbolistas no saltaron al césped de la Ciudad Deportiva, si no que estuvieron haciéndose fotos y posando para los vídeos correspondientes que necesita LaLiga.

Mañana de sesión fotográfica

El año anterior la plantilla del equipo franjirrojo no tuvo la oportunidad de que en sus convocatorias los jugadores fueran animados. Es decir, cuando se emitía un partido, las alineaciones solo constaban del nombre y la demarcación en la que se posicionaría el futbolista, acompañados de sus respectivos números. La sesión fotográfica provocará que el próximo domingo todos los jugadores que salten al terreno de juego -excepto los fichajes que se realicen a partir del jueves, a quienes esta actualización les llegará posteriormente-, tendrán una animación como presentación.

Este proceso se ha llevado a cabo con todos los equipos. Los tres que, por primera vez, prueban esta nueva mecánica junto al Rayo Vallecano, son Huesca y Valladolid, los otros dos recién ascendidos a la máxima categoría. De hecho los vallisoletanos ya han estrenado el formato en su enfrentamiento contra el Girona.

Trejo y Velázquez participando en un vídeo | Fotografía: La Liga
Trejo y Velázquez participando en un vídeo | Fotografía: La Liga

En el Sevilla bastantes jugadores conocen esta dinámica, pero necesitaban actualizarse las nuevas equipaciones, así como disponer de una imagen actual de cada jugador. Además del uso del VAR en todos los partidos ligueros, el Rayo Vallecano disfrutará de esta ventaja entre otras. Haber subido a la máxima categoría implica una mayor exigencia en el juego y en el trabajo diario, pero también conlleva unas ventajas que en la Segunda División eran impensables. Así que los aficionados rayistas solo tendrán que esperar 48 horas para ver la puesta de largo de sus jugadores.