Debut aburrido y con reparto de puntos
Foto: LaLigaSantander

Debut aburrido y con reparto de puntos

LaLiga Santander 2018/2019 arrancaba en Montilivi. Un Girona, con Eusebio a los mandos y sin apenas fichajes recibía al Valladolid, que volvía a la élite cuatro años después, la ilusión y la garra fue lo que permitió a los pucelanos sacar un valioso punto de Montilivi (0-0), con una plantilla blanquivioleta en la que faltan muchas incorporaciones.

adrian-gomez
Adrián Gómez

Se preveía un partido muy igualado y así fue. La escasez de ocasiones hizo que el primer partido de la Liga 2018/2019 fuera una siesta sobre el verde de Montilivi.  Los dos equipos defendieron el resultado con sus armas, el Girona salió a dominar el partido a través de la posesión (73%), pero que apenas creó peligro sobre la portería pucelana, solo varios acercamientos de Stuani y Portu pusieron en serios apuros a Masip.  

Un Valladolid al que le falta mucho en ataque, pero con un equipo junto y compacto, y muy serio en defensa, como viene siendo habitual desde que Sergio entrena al equipo, la pena fue que el equipo apenas creó peligro en ataque, debido a la falta de refuerzos en esa zona. El cometido del equipo pucelano era sacar algún punto de Montilivi, y utilizaron la defensa férrea para dejar la portería a cero y empezar a sumar puntos en Primera División.

Las buenas noticias para el conjunto pucelano en este primer encuentro, fueron varias. La primera, el resultado, el 0-0, permitió al equipo sacar un punto muy valioso de un campo muy difícil, y seguir creciendo como equipo en Primera División. La segunda, la pareja de centrales. Calero y Kiko Olivas se mostraron muy seguros en la salida del balón, sin complicaciones, y frenaron bien las acometidas del Girona.

Alcaraz disputando un balón con borja García | Foto
lAlcaraz disputando un balón con borja García | Foto: LaLigaSantander

Por último, destacar la sobresaliente actuación de Alcaraz y Toni Villa. El 19 estaba de dulce, todo lo que intentaba le salía, y volvió loca a la defensa del Girona por la banda izquierda. El mediocentro estuvo sublime creando juego en la salida de balón y realizó más de diez robos a lo largo del partido. La actuación de estos dos jugadores, sumada a la de los centrales puede ser una de las claves de la permanencia.      

Foto: LaLigaSantander
Foto: LaLigaSantander

El partido comenzó con los dos equipos tanteándose sobre el terreno de juego y un Valladolid que cedió la pelota al Girona. La posesión hizo a los gerundenses llevar el dominio del encuentro, transformado en varios disparos a media distancia de Granell y Borja García, que salieron rozando el palo de la portería de Masip.

La ocasión más clara de la primera parte estuvo en las botas de Alex Granell, el capitán del Girona botó una falta desde la banda derecha, que se fue envenenando y obligó a Masip a realizar una gran parada para mantener el empate en el marcador. El Pucela tuvo varios acercamientos de Alcaraz y Keko desde fuera del área, pero sin peligro para la meta de Bounou. Con 0-0 se llegó al descanso y los jugadores regresaron al túnel de vestuarios.

La segunda mitad siguió el mismo guión que la primera, un Girona con el balón y un Valladolid replegado atrás, defendiendo con todo su portería, las ocasiones de peligro no aparecían en ninguno de los dos áreas.  

Las dos únicas ocasiones de la segunda parte vinieron de Stuani, el delantero uruguayo remató demasiado cruzado un gran pase entre líneas de Borja García y después remató alto con la cabeza un centro de Muniesa. El marcador final fue de 0-0, con un punto que viene bien al Valladolid y no tan bien al Girona.  

El próximo partido del Valladolid será el próximo sábado 25 de agosto a las 22:15 en el José Zorrilla ante el FC Barcelona, un reto para el conjunto pucelano, que intentará sacar algo de su estadio ante uno de los aspirantes para ser campeón de Liga. 

 

 

 

 

 

VAVEL Logo