Guía CD Alcoyano 2018 - 2019: volver a mirar hacia arriba
Foto: CD Alcoyano - Silvia Calatayud

Guía CD Alcoyano 2018 - 2019: volver a mirar hacia arriba

El nuevo CD Alcoyano de Vicente Mir encara la temporada 2018/2019 con la firme intención de colarse entre los cuatro primeros de grupo.

mikimartinez12
Miguel Ángel Martínez

La temporada pasada es historia. Con esa premisa parte el nuevo CD Alcoyano de Vicente Mir de cara a la temporada 2018/2019 que arrancará oficialmente el domingo 26 de agosto ante el FC Barcelona B. El Collao espera ansioso ese momento después de un curso pasado negro, especialmente en casa, y de una pretemporada luces y sombras.

Con la plantilla todavía a falta de la guinda que la complete, los blanquiazules inician el nuevo curso con un plantel altamente renovado, de acuerdo con las exigencias de Mir, que aterriza en Alcoy con el objetivo de volver a batirse en duelo por entrar entre los cuatro primeros y con la esperanza de alcanzar de nuevo el fútbol profesional a corto plazo.

Resarcirse de un año para olvidar

Paciencia reclamaba Juan Serrano en la presentación del CD Alcoyano la temporada pasada. "Tenemos que estar tranquilos y apoyar todos juntos si las cosas no salen bien al principio", recalcaba el máximo mandatario blanquiazul, sabedor de que el año anterior con Toni Seligrat el Deportivo había rozado la excelencia. Sin embargo, cinco jornadas y una sola derrota después, Toni Aparicio era destituido de su cargo como entrenador blanquiazul.

Un gol de Mariano Sanz en Llagostera daba los tres primeros puntos al Alcoyano en el estreno liguero. Navarro, sobre la bocina, rescataba un angustioso empate en el derbi ante el Hércules. Un Enric Gallego ya en racha asestaba la primera y única derrota al Deportivo de Aparicio. Le seguirían dos empates, ante Ebro y Villarreal B, que terminarían por significar el adiós del veterano técnico de Enguera. La poca sintonía con el vestuario precipitó la decisión.

El Alcoyano celebra el gol del triunfo ante el Elche | Foto: CD Alcoyano - Silvia Calatayud
El Alcoyano celebra el gol del triunfo ante el Elche | Foto: CD Alcoyano - Silvia Calatayud

Entre los futbolistas gustaba José Galiana y él fue el elegido para tomar las riendas del banquillo blanquiazul. Sobre el césped, en cambio, la misma dinámica. El Alcoyano fue bipolar, pero en el sentido inverso al que viene siendo habitual en la mayoría de cursos. El Collao se convirtió en su peor pesadilla; lejos de su estadio, en cambio, fue un equipo más que solvente. De hecho, solamente el campeón, el Real Club Deportivo Mallorca, obtuvo mejores números que el Alcoyano como visitante.

De los veintidós encuentros que dirigió Galiana, siete terminaron en victoria, siete en tablas y ocho en derrota. Irregularidad en toda regla. Bajo las órdenes del murciano, los blanquiazules ganaron a Elche, Olot, Badalona, Deportivo Aragón y Cornellà; empataron ante Mestalla, Lleida, Peña Deportiva, Atlético Baleares, Ontinyent y Formentera, en dos ocasiones; y cayeron frente al Mallorca, también en dos ocasiones, Sabadell, Peralada, Atlético Saguntino, Llagostera, Ebro y Mestalla.

La derrota ante el filial che, de nuevo en El Collao, el talón de Aquiles del Alcoyano del pasado curso, fue la gota que colmó el vaso para la comisión deportiva alcoyanista, que perdió la confianza en Galiana y destituyó al técnico murciano a falta de once jornadas para el final de la competición y con el Alcoyano coqueteando peligrosamente con un descenso del que solo le separaban cuatro puntos.

El CD Alcoyano celebra la victoria ante el Peña Deportiva, que acercaba la permanencia  | Foto: CD Alcoyano - Silvia Calatayud
El CD Alcoyano celebra la victoria ante el Peña Deportiva, que acercaba la permanencia | Foto: CD Alcoyano - Silvia Calatayud

Con Mario Barrera, tercer técnico de la temporada, llegó el orden. Cierto es que el inicio fue de todo menos esperanzador en cuanto a resultados se refiere. A la derrota en el estreno en Lleida le siguieron cuatro empates consecutivos, frente a Elche, Olot, Sabadell y Badalona, que no alejaban el fantasma del descenso. Sin embargo, las sensaciones eran diferentes y el técnico argentino consiguió recuperar la fortaleza de El Collao, donde el Alcoyano logró tres victorias seguidas, ante Deportivo Aragón, Peña Deportiva y Atlético Saguntino, que sirvieron para sellar la permanencia.

Un año para olvidar y, al mismo tiempo, para tener muy presente. Un Deportivo que pretendía redondear la gesta lograda por la plantilla dirigida por Seligrat y saborear las miles del ascenso, se quedó solamente cinco puntos por encima de caer en el infierno de la Tercera División. El Alcoyano de esta temporada debe aprender de los errores y no volver a caer en ellos.

Revolución en la plantilla

Solamente ocho futbolistas del pasado curso continúan en la plantilla del CD Alcoyano para esta temporada. La campaña anterior, la peor en lo que a número de puntos obtenidos se refiere desde que el Alcoyano regresó a Segunda B, ha tenido sus consecuencias. El verano ha sido intenso en las oficinas de El Collao.

Todas las líneas, en cambio, mantienen supervivientes del curso pasado. En la portería permanece Miguel Bañuz, pieza fundamental para que el Alcoyano sufriese menos penurias de las que pasó. La defensa mantiene el bloque con la continuidad de Barreda, Navarro y Ruso. Frank Omgba, que apura su puesta a punto de la grave lesión de rodilla que padeció en enero, es el único mediocentro que continúa, después de que Ribelles, que había renovado por objetivos, no entrase en los planes de Mir y se marchase a Unionistas de Salamanca. En la parcela ofensiva, prolongan su estancia en El Collao Nieto, Eldin y Lino.

Todas las posiciones tienen nuevos inquilinos. Javi Ortega, portero de 21 años procedente del Atlético Saguntino, compartirá la meta con Bañuz. El eje de la zaga lo ocuparán Pajarero (Ebro) y Primi (Elche). Los dos costados de la defensa también se han reforzado con las llegadas del veterano zaguero alicantino David Córcoles, que disputó con el Racing de Santander la primera vuelta de la pasada campaña, y José Hermosa, lateral e interior zurdo procedente de La Nucía.

Juan Serrano, el cuerpo técnico y la plantilla del Deportivo en la presentación | Foto: CD Alcoyano - Silvia Calatayud
Juan Serrano, el cuerpo técnico y la plantilla del Deportivo en la presentación | Foto: CD Alcoyano - Silvia Calatayud

El centro del campo cuenta con seis caras nuevas. Dos de ellas son las de los pivotes Carlos de Lerma y Michael Anaba. El primero, de 33 años y  procedente del Toledo, destaca por su colocación, salida y distribución de balón. Anaba, que ya jugó en el Alcoyano hace tres campañas a las órdenes de Palop, es una petición expresa de Vicente Mir, quien ya lo tuvo bajo su mando en la cantera franjiverde.

Las alas cuentan también con las caras nuevas de Alberto Rubio (Elche), Bryan Reyna (Mallorca) y Chaim Roserie, joven futbolista canadiense que ya probó fortuna con el Alcoyano el curso pasado. Nebil Ibáñez, canterano blanquiazul, se ha convertido esta temporada en jugador a todos los efectos de la primera plantilla alcoyanista.

En ataque, Eldin Hadzic, que continúa del curso pasado, puede convertirse en el mejor fichaje del Deportivo si le respetan las lesiones. En pretemporada ya ha dejado muestras de su indudable calidad. Junto a él, se suman las incorporaciones de Óscar Díaz, veterano delantero procedente del Hércules y curtido en mil batallas en Segunda División, y Rubén López 'Rubio', joven punta criado en la cantera del Elche, que, pese a su corta edad, ya cuenta con tres temporadas a sus espaldas en el Grupo III de Segunda B. Previsiblemente, un nuevo atacante debe llegar en estos últimos días de mercado, les acompañará en la tarea anotadora.

Veteranía y juventud

Este nuevo CD Alcoyano combina experiencia y hambre; veteranía y juventud. La salida de pesos pesados del vestuario, como Mario Fuentes (segundo entrenador), Álvaro García (Intercity) o Gato (Sabadell), así como de jóvenes que destacaron en la pasada campaña, como es el caso de Kilian Morante (Castellón) obligó a la secretaría técnica del equipo de la moral a rehacer también este aspecto de la plantilla.

El núcleo duro sigue estando formado por hombres de la vieja guardia como Navarro, Barreda o Ruso, a quienes se han sumado futbolistas cuyas dotes de mando están fuera de toda duda, caso de Pajarero, Córcoles, De Lerma u Óscar Díaz. Las ganas de demostrar las pondrán los jóvenes futbolistas, tales como Primi, Alberto Rubio, Reyna, Chaim, Lino o Rubio.

El técnico del Deportivo, Vicente Mir, parece ser partidario de esta conjunción de veteranía y juventud. En las pruebas de pretemporada ha combinado las características de estos futbolistas con la idea de perfilar el once inicial que salte el 26 de agosto a El Collao para estrenar la competición liguera ante uno de los pesos pesados de la categoría, el FC Barcelona B.

Aunque las pruebas de pretemporada son precisamente eso, ensayos, el técnico valenciano del Deportivo sí ha dejado entrever algunas pistas que permiten adivinar, en líneas generales cuál será su equipo inicial. Bañuz bajo los palos; cuatro hombres en defensa, que pueden ser Barreda, Pajarero, Primi y Hermosa; De Lerma y Anaba en el doble pivote; una línea de tres por delante compuesta por Nieto, Eldin y Óscar Díaz, que flanquearán a Rubio, punta de referencia.

Vicente Mir al mando

La comisión deportiva del Alcoyano tenía desde enero de este año, ya con la temporada desencarrilada, un nombre marcado en rojo para ser su nuevo guía en el camino hacia el fútbol profesional: Vicente Mir.

Vicente Mir, entrenador del CD Alcoyano | Foto: CD Alcoyano - Silvia Calatayud
Vicente Mir, entrenador del CD Alcoyano | Foto: CD Alcoyano - Silvia Calatayud

El técnico valenciano había comenzado el curso en Elche, a quien, en el momento de su destitución, dejó en segundo lugar. Anteriormente, había llegado como revulsivo tanto a Hércules como a Real Murcia. Ambos clubes, que parecían desahuciados, asaltaron el playoff gracias a una segunda vuelta excepcional, guiados por el empuje que aporta Mir desde la banda. El Real Murcia cayó en semifinales ante el Mestalla, club al que también entrenó Vicente Mir en su pasado como técnico de filiales, en el que destaca su paso por la cantera del Elche. El Hércules, por su parte, cayó ante el Cádiz en la final.

Mir aceptó el desafío del Alcoyano desoyendo otras propuestas económicamente superiores, como la del Real Murcia, que apostaba por su regreso al banquillo local de la Nueva Condomina. La apuesta del Alcoyano parece segura. Mir posee experiencia en el Grupo III de Segunda División B y tratará de demostrar en El Collao su idea de juego, más protagonista y técnica, forjada tal vez por su pasado en los filiales.

VAVEL Logo