Luis Suárez, un pistolero en Houston

El delantero azulgrana participó en el triunfo de Uruguay marcando dos goles en el partido amistoso que disputaron contra México en Houston, siendo el inicio del nuevo proyecto de trabajo de cara al Mundial de Qatar en 2022.

Luis Suárez, un pistolero en Houston
Luis Suárez en el calentamiento del último partido de la temporada pasada | Foto de Noelia Déniz, VAVEL

En el parón por compromisos internacionales, los jugadores palpan la ilusión vistiendo la camiseta de sus combinados nacionales. Así lo ha demostrado Luis Suárez con la de Uruguay. Los charrúas, que saltaban al NRG Stadium de Houston para disputar un partido amistoso contra México, demostraron tener autoridad llevándose la victoria con solvencia. En una noche de fútbol en estado puro, dos países que llegaron algo lejos a la cita mundialista que se vivió este verano en Rusia, se enfrentaban para dar el pistoletazo de salida al nuevo proyecto de trabajo de cara al Mundial que se celebrará en Qatar en 2022.

Con el pitido inicial, comenzaba una exhibición de eficacia goleadora favorable al combinado celeste. México, que únicamente reaccionó con un gol, salía al terreno de juego con una nueva seña de identidad, liderada por Ricardo "Tuca" Ferretti, sustituyendo a Juan Carlos Osorio en el banquillo.

Con este panorama, Uruguay fue encontrando el ritmo del juego y con el gol de José María Giménez, comenzó el festín goleador en el que tiempo más tarde dejaría huella el delantero azulgrana, Luis Suárez. El de Salto fue el protagonista de una exhibición. Actuando de pistolero, el charrúa mostró la efectividad que le caracteriza con una gran labor ofensiva. La brillante actuación de Fernando Muslera, promovió la goleada que más tarde se consumaría, con las grandes aportaciones de Luis Suárez, que marcaba en el minuto 31 con un tiro libre, haciendo el 2-1 en el marcador y batiendo a Guillermo Ochoa, a quien batiría en el minuto 40, logrando el 1-3 ya parcial con el que se llegó al descanso. 

Con el pitido inicial de la segunda parte, Uruguay dictaría la sentencia definitiva. Gastón Pereiro aprovechó el servicio de rabona de Luis Suárez y remató para hacer el cuarto y definitivo gol.

Así finalizaba el primer partido amistoso que se disputaba después del Mundial de Rusia. En él, México quedó eliminado en los octavos de final y Uruguay cayó en los cuartos de final ante la campeona, Francia. El de anoche, sin duda, fue un partido entretenido para los aficionados del buen fútbol, que pudieron presenciar goles y buenas jugadas.