Folch: "Debemos demostrar que en casa somos fuertes con nuestra afición"

El jugador catalán reconoció que el próximo rival del Oviedo es un gran equipo.

Folch: "Debemos demostrar que en casa somos fuertes con nuestra afición"
Folch: "Debemos demostrar que en casa somos fuertes con nuestra afición" | Imagen: Real Oviedo

En esta ocasión fue Ramón Folch el afortunado al que le tocó salir a responder las preguntas de los periodistas de la sala de prensa de El Requexón. El centrocampista catalán, que todavía no tuvo la oportunidad de debutar en lo que va de temporada, lo hizo tras completar una sesión de entrenamiento que se desarrolló a puerta cerrada.

"Cuando el míster lo requiera, ahí voy a estar"

Así respondió el pivote a sabiendas de que sus sensaciones en el campo no son, ni mucho menos, comparables a las de la pasada campaña, una temporada en la que disputó casi todos los minutos posibles.

Reconoció también que le falta ritmo, pero es consciente de que ese aspecto sólo es recuperable cogiendo minutos de competición. Además, dichas sensaciones van mejorando poco a poco y esta semana ya se entrenó con el resto del grupo.

"Esperemos que no haya lesiones"

Folch asumió también en rueda de prensa el riesgo que supone el hecho de haber acortado la plantilla con respecto a la que había la pasada campaña. Además, destacó la calidad de la actual y su buena adaptación, hasta el momento, al nuevo sistema de juego planteado por Anquela, el 4-3-3.

El arquitecto sabe que el número de hombres que hay a disposición de Anquela este año puede pasarle factura al Real Oviedo en caso de que ocurra algún percance. "Esperemos que no haya lesiones y que podamos competir", afirmó el de Reus.

"Podemos tirar del filial también"

Continuando con el problema -o solución- de la plantilla corta que tiene el conjunto carbayón esta temporada, Folch también quiso recordar al periodismo carbayón que a Anquela no le temblará el pulso a la hora de subir jugadores del filial, que desde esta temporada compite en Segunda División B.

Esta alternativa surgió a raíz de las curvas que se le avecinan al camino del Oviedo, con tres partidos en apenas diez días. A pesar de ello, empezar a subir el Tourmalet siempre es más fácil cuando se juega en casa, ante su afición.

"Es bueno jugar en el Carlos Tartiere. Debemos demostrar que en casa somos fuertes con la afición". No le falta razón al catalán. El pasado año el Real Oviedo firmó un buen año en el Tartiere. Los aficionados sólo vieron dos derrotas del conjunto carbayón, ante Rayo y Alcorcón, y ello le permitió ser el tercer mejor local de la categoría, a pesar de que a final de temporada esa dinámica se fue desinflando.

"Sabemos que van a luchar por estar ahí"

Eso dijo el mediocentro sobre el rival del sábado del Real Oviedo, el Real Zaragoza. También cayó en que han mantenido el bloque que permitió a los maños acabar la temporada en tercera posición, a pesar de no haber conseguido hacerse con el ascenso al final.

Tienen buenos jugadores, y es por ello que los pupilos de Juan Antonio Anquela deberán salir muy concentrados si quieren evitar lo que pasó el año pasado, que los maños remontasen un 2-0 hasta empatar, y tuviesen oportunidades más que de sobra para voltear el marcador.