El gran estado de forma de Benito

Tras la consecución de las tres primeras jornadas, hay algo claro en el conjunto maño: el lateral diestro está muy bien cubierto.

El gran estado de forma de Benito
Alberto Benito en el encuentro disputado el pasado sábado frente a Las Palmas. Foto: Vavel

Si hay un jugador que ha salido reforzado en este inicio de temporada, ese es Alberto Benito. El lateral tarraconense ha firmado tres actuaciones de gran prestigio ante el Rayo Majadahonda, Reus y Las Palmas. Benito está demostrando una gran seguridad en la retaguardia, además  de sumarse al ataque con soltura y sabiendo lo que hace con el cuero.

De una de sus incorporaciones al ataque surgió el primer tanto de Pombo frente al Majadahonda. Además, en Reus fue el jugador más activo del conjunto blanquillo, así como frente a Las Palmas junto a Jorge Pombo.

Su capacidad ofensiva ya era conocida por todos tras sus números en el Reus, donde firmó dos tantos de bella factura ante el Mallorca y Valladolid en la temporada 16/17. Esos números, además de la seguridad defensiva de toda la zaga del Reus, le trajeron al club blanquillo bajo la confianza del que había sido su técnico en Reus, Natxo González.

En su primera campaña (la 17/18) como jugador blanquillo, alternó buenas actuaciones con otras más discretas. En la primera vuelta comenzó de titular, pero una lesión a finales de septiembre en el encuentro frente al Nàstic, le dejó en el dique seco alrededor de un mes, y su puesto, durante toda la primera vuelta, fue ocupado por Delmás.

Pero el inicio de la segunda vuelta trajo con ella su regreso a la titularidad (y a los buenos resultados del equipo), y así la mantuvo hasta el final del campeonato, incluida la vuelta de playoffs del fatídico encuentro ante el Numancia. En lo que respecta a los números ofensivos, el lateral sumó un tanto (ante el Granada en Copa) y tres asistencias en competición liguera.

Y la actual campaña la ha iniciado como un tiro, y en la que se espera que resulte un puñal en la banda ofensivamente hablando, y un candado defensivamente para lograr el objetivo zaragocista, el ascenso. Para ello, tendrá que luchar, como la pasada campaña, con Julián Delmás. Se verá por lo que opta el técnico Imanol Idiakez, si bien porque uno de los dos sume todos los minutos, o si bien rotará.