Un empate que sabe a poco del Cádiz B

El Cádiz B y Salem Puente Genil acaban en empate un encuentro muy igualado. Los cadistas se merecierón llevarse los tres puntos tras tener en sus botas más y mejores ocasiones de gol.

Un empate que sabe a poco del Cádiz B
Salem Puente Genil y Cádiz CF B | Fuente cadizcf.com

Lejos de los nubarrones instituciones que azota al club cadista. El filial del Cádiz Club de Fútbol y el Salem Puente Genil disputaban entre si la tercera jornada del Grupo X de la Tercera División. Un choque que tuvo lugar en la tarde del domingo en la ciudad cordobesa de Puente Genil.

El encuentro comienza muy igualado, sin un dominio claro de los dos conjuntos, donde la mayoría de las jugadas se encontraba en el centro del campo, no habiendo un acercamiento claro en las porterías de ambos equipos.

Ya en el minuto 35 del encuentro se deja ver la primera ocasión de gol más clara del Cádiz B. Jugadón por banda izquierda que al centrarlo al corazón de área, Pekes lo remata realizando una espectacular chilena, pero su remate sale fuera. Minutos más tarde, Sergio dispone de una nueva ocasión dentro del área del Salem, pero su fuerte tiro sale nuevamente fuera rozando el palo. Y con esta jugada se finaliza la primera parte dando comienzo el tiempo de descanso.

Comenzado la segunda parte del encuentro, en los primeros minutos del mismo, hubo una falta a favor del Salem a 25 metros de la porteria cadista y Diego García era el encargado de lanzar la falta. Su fuerte disparo sale, por muy poco, fuera. Metiendo de esta manera el susto a los jugadores amarillos.

Después de esto, los cadistas salen a jugar y a mover la pelota, más por bandas que por el centro. Siendo la banda del jugador Pekes la que llevaba más peligro. Toda esta sensación acaba cuando Juanma Pavón, el técnico del filial cadista, saco del campo a Pekes y Leomar para dar entradas a Chapela y Javi Moreno.

Con este empate sin goles, el Cádiz B acaba la jornada 3 con cuatro puntos y en el puesto 14 y a un punto de la zona del descenso, teniendo por detrás a otros cuatros equipos antes de llegar a la zona roja.