Real Oviedo – Real Zaragoza: puntuaciones Real Zaragoza, jornada 4 de Segunda División

El Real Zaragoza vence y convence en el Carlos Tartiere ante un Real Oviedo pobre en diversas fases del partido al que le costó mucho lidiar con el juego del Real Zaragoza.

Real Oviedo – Real Zaragoza: puntuaciones Real Zaragoza, jornada 4 de Segunda División
Foto: La Liga

El conjunto blanquillo venció en la tarde de ayer al Real Oviedo por cero goles a cuatro, lo que le hace llegar a los ocho puntos y le ayuda a seguir siendo de los pocos invictos en la categoría de plata. El conjunto de Imanol Idiákez llevo a cabo un gratificante partido en el que luchó hasta el final y nunca dio ese paso atrás que suele ser el causante de la pérdida de puntos.

(0-3. Muy mal / 4: Mal / 5: Regular / 6: Bien / 7: Bastante bien / 8;: Muy bien / 9: Fantástico / 10: Excelente / S.C.: Sin calificar)

Imanol Idiákez

8,5| El entrenador del Real Zaragoza supo plantear el partido de la forma correcta para que el Real Oviedo no jugara por las bandas, su zona más letal. Con el sistema 4-3-3 consiguió crear triángulos en el centro del campo en la salida de balón y una muy buena combinación del tridente de delanteros.

Cristian Álvarez

7| El guardameta argentino no tuvo mucha actividad en el encuentro. El Real Oviedo no fue capaz de crear demasiadas ocasiones claras y, todas las que crearon, fueron solventadas por el arquero.

Benito

7,5| El lateral catalán se mostró seguro tanto en ataque como defensa. Le tocó pelear con uno de los jugadores con más peligro del Oviedo y disipo todo tipo de peligro.

Grippo

7,5| El ítalo-suizo estuvo correcto en la toma de decisiones e hizo una magnífica pareja con Diogo Verdasca. Si había dudas sobre cómo iba a funcionar esta pareja, se acabaron rápido en la tarde del sábado.

Verdasca

8| El central luso llevo a cabo una magistral actuación una vez más, esta vez desde su posición y anotando un gol en la salida de un córner. El del Oviedo fue el primer partido que jugó en el sitio que acostumbra y volvió a deleitarnos con un gran partido.

Lasure

7,5| El canterano volvió al once zaragocista tras las molestias de la semana anterior y llevó a cabo un gran partido, frenando a un puñal en la banda como es Yoel Bárcenas.

Ros

9| El riojano cogió –una vez más- los galones del equipo y llevó la batuta del juego, guiando así al conjunto blanquillo a la victoria. Cabe destacar a este jugador por encima de los demás ya que, cuando no estaba Zapater, cogió los galones y se esperaba que cuando el ejeano volviera, Ros quedara en segundo plano. Pero el canterano realista ha decidido que quiere quedarse en el once titular y vaya si lo va a hacer.

Zapater

7,5| El capitán zaragocista volvió a ser titular después de mucho tiempo y estuvo correcto tanto en la contención como abriendo huecos entre las dos líneas superiores del Rea Oviedo.

Igbekeme

8,5| El ex-jugador del Gil Vicente desempeñó un gran encuentro como ya nos tiene acostumbrados. Robó, dribló y hasta metió un auténtico golazo en una magnífica combinación entre líneas con Pombo.

Pombo

8| El canterano hizo un gran partido, combinándose a la perfección con sus otros dos compañeros en el ataque, sirviendo de nexo entre los mediocentros y la delantera, defendiendo y asistiendo.

Álvaro

8,5| El catalán volvió a abrir la lata en su segundo partido de titular con la camiseta blanquilla. Además, sirvió para oxigenar al equipo con su velocidad arriba en los balones largos.

Gual

7,5| No fue el día de Marc Gual. El de Badalona siempre lucha hasta el final pero aún no se ha encontrado con el gol y se nota su desesperación por conseguirlo, lo que le lleva a precipitarse.

Aguirre

7| El toledano sustituyó a Marc Gual en la segunda parte y poco pudo hacer fuera de su posición. Generó varias ocasiones con poco peligro sobre la meta de Alfonso Herrero.

Nieto

SC| El canterano sustituyó en el minuto 87 a Alberto Zapater y poco pudo hacer sobre el terreno de juego.

Soro

7,5| El ejeano sustituyó en la segunda mitad a Álvaro Vázquez y consiguió anotar el último de los cuatro goles que marcó el Real Zaragoza en Oviedo.