Carles Aleñá vuelve a los terrenos de juego

El jugador azulgrana disputó sus primeros minutos oficiales esta temporada ante el CE Sbadell después de estar más de tres meses lesionado.

Carles Aleñá vuelve a los terrenos de juego
El jugador azulgrana en acción en Sabadell / Foto: Noelia Déniz (VAVEL.com)

El pasado domingo fue un gran día para el FC Barcelona B. Los de García Pimienta visitaron uno de los mejores campos de la categoría, el CE Sabadell, y después de haber perdido sus dos primeros partidos de liga, el filial azulgrana necesitaba sumar su primera victoria de la temporada. Y así fue.

Aunque fue un partido igualado e incluso el conjunto local mereció más, el Barça B sumó sus primeros tres puntos, que lo alejaron de la zona del descenso. Pero la victoria no fue la única nota positiva del partido para el Barça B: después de tres meses lesionado, Carles Aleñá disputó sus primeros minutos oficiales esta temporada.

El futbolista de Mataró empezó el partido en el banquillo, y es que García Pimienta apostó por un centro del campo formado por Collado, Monchu, Ballou y Sarsanedas, pero en la segunda parte el técnico decidió dar entrada a un jugador que decidió seguir teniendo ficha del filial aunque juegue en la Segunda División B.

Corría el minuto 61 de partido, el marcador todavía era de empate a cero y aún no se había hecho ninguna sustitución pero entonces, el técnico del FC Barcelona, García Pimienta, decidió hacer su primer cambio: Sarsanedas abandonó el césped de la Nova Creu Alta y en su lugar entró Carles Aleñá.

Aunque su participación tan solo fue de media hora, fue tiempo más que suficiente para ver sus ganas de volver a jugar, su movilidad tan característica y lo que le aporta al conjunto. Y sea coincidencia o no, el gol azulgrana llegó con Aleñá en el terreno de juego.

El futbolista de Mataró atendió a los medios de comunicación tras finalizar el encuentro ante el CE Sabadell y se mostró contento de volver a jugar. Aleñá recordó que él es jugador del primer equipo pero también se mostró agradecido de disputar encuentros con el filial azulgrana para ir cogiendo rodaje. El azulgrana finalizó su comparecencia declarando que vivió un verano muy difícil. "Estar lesionado es un infierno", concluyó Aleñá.