El Rayo sabe sufrir y se lleva la victoria

Primera victoria de los de Míchel en Primera División ante una S.D Huesca que lo intentó hasta el final.

El Rayo sabe sufrir y se lleva la victoria
Imbula en una imagen del partido. Foto: La Liga
SD Huesca
0 1
Rayo Vallecano
SD Huesca: Werner; Miramón, Pulido, Semedo, Luisinho; Moi Gómez ( Ferreiro min. 67), Musto, Melero, Gurler ( Gallar min. 57); Ávila, Longo (Cucho min. 57)
Rayo Vallecano: Alberto; Advíncula, Amat, Ba, Álex Moreno; Elustondo, Ímbula; Kakuta (Bebé min. 87), Trejo, Álvaro García ( Embarba min. 70); Raúl de Tomás ( Álex Alegría min. 76)
MARCADOR: 0-1, min. 29 Ímbula
ÁRBITRO: David Medié Jiménez (comité catalán) amonestó a los locales Ávila (min. 78) y Luisinho ( min 90+3) y a Amat (min 52) por parte visitante.
INCIDENCIAS: Cuarta jornada de la Liga Santander disputada en el Alcoraz ante 6.498 espectadores

Tras las obras llevadas a cabo en el estadio de El Alcoraz, se estrenaba en  Primera División por todo lo alto y la expectación era máxima. En el césped dos de los recién ascendidos, pero el Rayo llegaba con más necesidad de puntuar por sumar dos derrotas -y un aplazamiento-.

El Huesca salió mejor, pero el Rayo supo aprovechar

En los primeros compases de partido, la delantera la llevaban los locales, siendo más incisivos y llevando a cabo el peligro, pero poco duraría esto, concretamente diez minutos.

Fueron los que los de Vallecas tardaron en quitarse la presión y jugar a lo que ellos saben. Con Embarba y Bebé en el banquillo, no era el Rayo que el año pasado maravillaba con su juego, pero Kakuta y Álvaro ponían mucho peligro por las bandas.

Con un Trejo que no está teniendo el inicio de temporada esperado, el ataque quedaba en las botas de Raúl de Tomás, que ha vuelto con muchas ganas como ha quedado patente.

Debut de Imbula y golazo

Corría el minuto 29 de la primera parte, y lo cierto es que el marcador podían abrirlo cualquiera de los dos equipos, ya que estaban muy igualados tanto en ocasiones como en juego, pero llegó el francés para desatascar a los suyos.

Debutaba con la franja Imbula y lo hizo de mejor manera posible: Remató un balón con su pierna izquierda que puso en la escuadra de los oscenses. Poco pudo hacer Werner ante tal misil. Sin duda tiene las papeletas de ser uno de los goles de la jornada, e incluso de la temporada.

Tras esto, el Rayo se venía arriba e intentaba poner tierra de por medio en el marcador, pero le faltaba concretar en el último pase y así se marcharon al descanso.

Un Rayo sin brillo, pero peligroso a la contra

La verdad es que poco se vio del equipo de Míchel que enamoraba la temporada pasada, o este año en el partido del Wanda Metropolitano ante el Atlético. Pero aun así los de la franja eran peligrosos, pues con cuatro pases se plantaban en la portería rival.

Raúl de Tomás puso el peligro en un Rayo con un juego poco vistoso, pero peligroso al contragolpe

Una prueba de ello es que pese a la presión local -que jugando en casa y con el marcador adverso creaban mucho peligro- estaba más cerca de llegar el segundo de los visitantes antes que el primero del Huesca.

Y la ocasión la tuvo el de siempre, RDT. Taconazo de Kakuta para Trejo, y éste pone un pase para el delantero madrileño que mandó fuera por muy poco.

El VAR le anuló la fiesta a RDT

Estaba claro que el delantero iba a marcar, pues lo intentaba continuamente. Y así fue, pero su alegría duró poco, puesto que el VAR señalaba que en su remate el delantero había cometido falta sobre un defensor aragonés.

Los locales, tras esta acción, metieron una marcha más. Quizás también tuviera algo que ver que Leo Franco metiese toda la artillería que tenía disponible arriba y eso puso en serios aprietos a los de Míchel.

El Rayo sufrió al final, pero se llevó la victoria

Míchel viendo la que se venía encima, decidió meter hombres de refuerzo, sobre todo arriba para intentar cazar una contra y sentenciar el partido, pero el Huesca no se lo puso fácil. Es más, ya casi consumiéndose el tiempo reglamentario Chimy Ávila fallaba lo infallable: con Alberto batido en el suelo, mandaba el balón a la grada.

Chimy Ávila tuvo en sus botas el empate

Les tocaba sufrir a los de Míchel, pero aguantaban el tipo los de Vallecas, tanto, que en los últimos compases vieron como Advíncula estrellaba un balón en la madera.

Primera victoria en liga para los de Míchel que ya piensan en el partido contra el Deportivo Alavés del próximo sábado.