Remontada a golpe de líder

El Barcelona ha vuelto a pisar el césped de Anoeta, su mayor pesadilla en cuanto a desplazamientos en Liga Santander. Tras el 'parón' por compromisos internacionales, Valverde ha tenido que optar por algunas rotaciones, aunque pronto ha dado marcha atrás para salvar los muebles. Finalmente, los azulgranas consiguen los tres puntos en Donostia.

Remontada a golpe de líder
FOTO: Noelia Déniz - VAVEL
Real Sociedad
1 2
Barcelona
Real Sociedad: Rulli; Zaldua, Aritz, Moreno, Theo; Zubeldia, Illarramendi (Merino, min. 82), Pardo (Sangalli, min. 82), Zurutuza (Bautista, min. 72); Oyarzabal y Juanmi.
Barcelona: Ter Stegen; Semedo (Coutinho, min. 46), Umtiti, Piqué, Jordi Alba; Sergi Roberto, Rakitic, Rafinha (Busquets, min. 56); Messi, Luis Suárez y Dembélé (Arturo Vidal, min. 76).
MARCADOR: 1-0, min. 12, Elustondo. 1-1, min. 62, Luis Suárez. 1-2, min. 65, Dembélé.
ÁRBITRO: Carlos Del Cerro Grande (Comité Madrileño). Amonestación con cartulina amarilla a: Illarramendi (min. 43) y Umtiti (min. 86).
INCIDENCIAS: 4ª jornada de Liga Santander disputada entre la Real Sociedad y el FC Barcelona en el Estadio de Anoeta (San Sebastián).

Tras el parón por compromisos internacionales, el fútbol ha vuelto a ser una realidad en el Barcelona y es que, tras 10 días de selecciones, el equipo de Valverde ha vuelto a la Liga. Y lo hacían con un reto mayúsculo por delante puesto que la visita a Anoeta siempre es un punto de inflexión en el calendario azulgrana.

El técnico ya advirtió que sería necesario hacer rotaciones y así poder dar descanso a sus hombres titulares que, en mayoría, han cruzado el planeta con su combinado nacional. Así lo ha hecho Valverde, con Coutinho y Busquets en el banquillo desde un inicio, dando entrada a Semedo y Rafinha. Por su parte, Sergi Roberto, que volvió a la convocatoria con 'La Roja', se ha situado en la línea de medios dejando al portugués en el lateral derecho.

Los de Garitano también se jugaban mucho en la cuarta jornada del campeonato. Tras un arranque dudoso esperaban la llegada de los azulgranas para conseguir los tres puntos, a sabiendas de la dificultad que les supone a los de la Ciudad Condal el desplazamiento. Pero las bajas han sacudido al equipo, que no ha podido contar ni con Willian José en la delantera.

Nadando a contracorriente

Los de Valverde han saltado al nuevo Anoeta queriendo controlar y dominar el encuentro. Posesiones largas, combinaciones entre líneas y llegadas al área con orden e ideas. La primera la ha tenido cerca Luis Suárez, aunque Rulli bajo palos ha leído correctamente sus intenciones. Los azulgranas insistían en desmarques y pases milimetrados, la mayoría obra de Messi, aunque la defensa donostiarra estaba atenta a las maniobras de los catalanes.

Elustondo asusta al Barcelona a los 12 minutos de juego

Pero si parecía que los actuales campeones de Liga podían ponerse de cara el encuentro, los fantasmas han vuelto a aparecer en el vestuario azulgrana. La falta de Sergi Roberto para recuperar la posesión ha dado una oportunidad, a pie parado, para la Real Sociedad que Elustondo no ha querido desaprovechar, anotando el primer gol del partido con un disparo imparable para Ter Stegen.

Los recambios de Valverde decepcionan

El Barcelona ha intentado sobreponerse al gol en contra, pero les costaba volver a las combinaciones fluidas. Sergi Roberto, esta vez en el centro del campo, participaba poco en el juego colectivo, un síntoma claro que el equipo empezaba a desubicarse. 

Piqué ha tenido muy cerca el empate pasada poca más de media hora de juego cuando, rematando de cabeza, ha mandado el córner picado por Dembélé rozando la madera de Rulli. Minutos después ha vuelto a ser el catalán el protagonista que, cayendo dentro del área, no podía rematar el balón. Tras la revisión del VAR, el colegiado no señaló el penal. Sin opciones a más, ambos conjuntos se han marchado a vestuarios entre reclamaciones al colegiado.

Piqué, en el encuentro con el Barcelona | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Durante el descanso, Coutinho ha seguido ejercitándose en el césped de San Sebastián, puesto que el mediocentro ideado con Rafinha y Sergi Roberto no estaba resultando efectivo, como tampoco la presencia de Semedo en el lateral derecho. El portugués estaba faltado de ideas con muchos metros por delante a recorrer, dificultando la llegada de asistencias para los delanteros azulgranas. Pasados diez minutos del segundo tiempo, donde el equipo ya mostraba una cara más ofensiva, Busquets también ha reemplazado a Rafinha en el centro del campo.

Golpe de efecto sobre el césped

El Barcelona, asumiendo la convivencia con el riesgo, ha sufrido tres contraataques consecutivos en contra que, gracias a las genialidades de Ter Stegen, han quedado en nada. Además, la posible segunda amonestación de Illarramendi ha levantado las protestas entre los hombres de Valverde. Segundos después y queriendo imponer su afán goleador, Luis Suárez ha conseguido empatar el encuentro en una jugada de insistencia.

Los catalanes querían revolucionar el juego y dar un golpe sobre la mesa para defender el título que actualmente poseen. Tras un disparo prácticamente imparable de Coutinho que Rulli ha podido desviar, los azulgranas han picado un córner que terminaría dando sus frutos. Con el portero local 'tapado', Dembélé ha podido rematar desde el centro del área para poner el segundo en el marcador y dar la vuelta al partido.

Suárez y Dembélé dan la vuelta al marcador

Los azulgranas recuperaban la inspiración en Anoeta, creando muchas más ocasiones de gol y pisando, reiteradamente, el área de Rulli. Valverde ha dado entrada a Arturo Vidal sentando en el banquillo a Dembélé que, pese a golear, no ha participado en exceso en las jugadas colectivas del Barcelona. También ha aprovechado Garitano para sacar del terreno de juego a Illarramendi que, ya con una amonestación, se ha jugado dejar a su equipo con 10 en más de una ocasión.

Pleno de victorias y líderes indiscutibles

El ritmo no ha aflojado en el 'nuevo' Anoeta y es que, ya con el marcador a favor, los azulgranas querían aumentar la distancia. Muy cerca lo ha tenido Messi con un maravilloso disparo o, después, Suárez desde la banda derecha. Pero también Ter Stegen ha estado en apuros cuando Juanmi, prácticamente solo, ha rematado por encima de la portería, teniendo a la afición donostiarra en un suspiro.

Tras un tiempo de añadido agónico, donde la Real ha podido empatar el encuentro, los azulgranas regresarán a la Ciudad Condal con los tres puntos en juego. Seguirán siendo líderes de Primera División con el total de los 12 puntos disputados y un balance de 14 goles a favor y 3 en contra.

El Barcelona reaparecerá el próximo martes (18:55h) en el Camp Nou para recibir al PSV en el estreno de Champions League, una competición que Messi ya advirtió querer volver a ganar. Tras ello, el Girona pisará el feudo culé en la 5ª jornada de Liga el siguiente domingo, día 23 de septiembre (20:45h).