Análisis del rival: Un Espanyol con menos plantilla, pero mejor con Rubi
Los futbolistas del Espanyol se abrazan festejando un gol I Foto: Noelia Déniz (VAVEL)

Análisis del rival: Un Espanyol con menos plantilla, pero mejor con Rubi

El conjunto perico, cuarto en la clasificación, apenas ha sabido moverse en el mercado de fichajes para reemplazar las salidas de varios futbolistas importantes. Solo han contado con Borja Iglesias y Rosales entre sus refuerzos, aunque la mejor incorporación ha estado en el banquillo, con un técnico catalán que ha recuperado al rocoso rival de antaño.

ivan-sevilla-fernandez
Iván Sevilla Fernández

Un Espanyol distinto en su fútbol ofrecido y en la zona técnica, pero casi idéntico en jugadores e incluso con ausencias muy sobresalientes. Así llega al Santiago Bernabéu el equipo de Rubi, que ha comenzado muy bien la temporada, a pesar de las circunstancias del verano. Con algunos nombres destacados, la excelente labor en grupo y la fortaleza defensiva, será un rival difícil para el Real Madrid.

De Gerard Moreno a Rubi

Este nuevo Espanyol tiene similitudes y diferencias con el equipo que la pasada campaña estuvo luchando en el último tramo de Liga Santander por no caer en descenso. Tras la destitución de Quique Sánchez Flores este verano, era necesaria una revolución para que el club volviese a los puestos más merecidos del campeonato nacional.

No obstante, los cambios solo llegaron en el banquillo, pues los fichajes fueron tan escasos que apenas se están notando. Después de cuatro jornadas disputadas, el conjunto perico es prácticamente el mismo que el curso anterior. Una similitud que contrasta con el buen juego y las dos victorias cosechadas ante Levante o Valencia, gracias al buen trabajo realizado por Rubi.

El técnico catalán, tras conseguir un ascenso histórico con la SD Huesca, acudió a la llamada del club perico para recuperar lo perdido en el Espanyol de Gerard Moreno. Este fue el único que cuajó una gran temporada, salvando a su equipo en incontables duelos ligueros. Sus 16 goles le dieron la vida a un grupo de futbolistas con talento, nivel y ganas, pero sin ideas sobre el verde.

Gerard Moreno en un partido de la temporada pasada con el Real Madrid I Foto: Noelia Déniz (VAVEL)
Gerard Moreno en un partido de la temporada pasada con el Real Madrid I Foto: Noelia Déniz (VAVEL)

En este deporte, como en cualquier otro, está comprobado el papel esencial que tiene un entrenador y a Sánchez Flores no le estaban saliendo las cuentas ni los resultados positivos. Por eso, la llegada de Rubi ha supuesto un cambio a mejor de todo el conjunto españolista, a pesar de contar con una plantilla reducida o empeorada.

Bajas sensibles en un Espanyol más fuerte y rocoso

La directiva catalana encargada de las incorporaciones en el mercado estival solo logró la firma del lateral venezolano Rosales y el delantero Borja Iglesias, ex del Celta. Junto al objetivo de mantener tanto a Sergi Darder como a Hernán Pérez o subir de la cantera a tres jóvenes pericos (Pipa, Puado, A. López), nada más ha conseguido provechoso para suplir unas bajas sensibles.

En todas las zonas del campo el equipo españolista ha perdido a hombres titulares la pasada campaña: Pau López en portería, Aarón Martín y Marc Navarro en defensa, Carlos Sánchez, Diop y Jurado en el medio y, arriba, su gran estandarte Gerard Moreno, fichado por el Villarreal tras su enorme año. También Álvaro Vázquez se marchó, aunque apenas contó para el anterior técnico perico.

De manera evidente, han sido demasiadas salidas y casi ningún refuerzo. Pero con ese claro resultado de ganancias en las cuentas del club, el nuevo técnico está tratando de gestionar bien una plantilla muy corta. Así, con su 4-3-3 el protagonismo recae en la medular con un Marc Roca con la calidad suficiente para llevar las riendas al tiempo que sigue creciendo. Luego, predomina el juego por bandas con Baptistao y Sergio García para colgar balones al delantero Iglesias.

Asensio, Hermoso y Marc Roca en una acción de un partido I Foto: Daniel Nieto (VAVEL)
Asensio, Hermoso y Marc Roca en una acción de un partido I Foto: Daniel Nieto (VAVEL)

Entre esos mecanismos ofensivos, la intensidad en la presión sin pelota y una fuerte línea defensiva gracias a la pareja de centrales Hermoso - David López, este conjunto catalán ha recuperado su rocosidad o, al menos, eso ha demostrado hasta ahora. Las victorias en Cornellá contra los dos equipos valencianos mencionados antes, sumado al empate en Balaídos, certifican la recuperación del Espanyol con Rubi. No le pondrá los deberes fáciles al Real Madrid.

VAVEL Logo