El Granada CF suma y sigue
Pozo celebra el gol de la victoria ante el Mallorca. Foto: Antonio L Juárez 

El Granada CF suma y sigue

El equipo granadino volvió a ganar en Los Cármenes, esta vez a un Mallorca que le complicó un partido que decidió Pozo con un golazo 

mariajsramirez7
María José Ramírez

El momento dulce del Granada CF continúa tras la victoria en el Nuevo Los Cármenes sobre el Mallorca. El equipo granadino volvió a dar una alegría a sus aficionados con el triunfo frente al equipo mallorquín, que le permite mantenerse en la segunda plaza de la clasificación una jornada más. Los rojiblancos no lo tuvieron nada fácil ante un Mallorca que le complicó un partido que lo decantó a su favor un golazo de Alejandro Pozo desde fuera del área. Los de Diego Martínez supieron sufrir para amarrar una nueva victoria como local.

La alineación del Granada CF fue la misma que en el partido anterior disputado en Reus: Rui Silva en la portería; Víctor Díaz, Germán, José Antonio Martínez y Álex Martínez en la defensa; Fede San Emeterio y Montoro en la medular; Alejandro Pozo y Álvaro Vadillo en las bandas y Antonio Puertas y Adrián Ramos en la punta del ataque.

El Mallorca también repitió en Granada el once del encuentro anterior frente al Tenerife. Así, Manu Reina defendió la portería; Fran Gámez, Valjent, Raíllo y Salva Ruiz actuaron en la defensa; Dani Rodríguez, Marc Pedraza y Salva Sevilla jugaron en la medular y Lago Junior, Aridai y Abdón en la línea de la delantera. 

Antes de rodar el balón, se guardó un minuto de silencio por las víctimas del temporal sufrido en Mallorca y también por el delegado del Gimnástic de Tarragona, Josep María Grau, recientemente fallecido. Tras él, el colegiado Pulido Santana dio el pitido inicial y comenzó un partido que fue igualado en los primeros compases. El primer acercamiento peligroso fue del Mallorca, con un disparo de Dani Rodríguez que paró de puños Rui Silva. El Granada CF respondió con llegadas hasta forzar dos córner seguidos. Pozo disparó desde la frontal tras el saque del segundo, pero el balón se le marchó muy alto.

El Mallorca apretó y puso en aprietos al Granada con un remate de Dani Rodríguez y un posterior disparo de Abdón que paró Rui Silva. La afición granadinista alentó a su equipo en un momento delicado en el que el rival generaba peligro. Y los jugadores le correspondieron con una presión alta en la medular por parte de todos, centrocampistas y delanteros. En una de esas jugadas, Ramos robó el esférico y el Granada montó una contra que finalizó precisamente con un remate de cabeza del colombiano que se fue lamiendo el poste de la portería.

Puertas forzó un par de saques de esquina para el Granada. El almeriense, muy activo, pidió un penalti al ser agarrado en el área pero no vio nada el colegiado. Vadillo, con un disparo desde el balcón del área, disfrutó de una clara ocasión para adelantar a  los rojiblancos. Pero quien anotó el primer gol del partido fue el joven Alejandro Pozo, que recibió un pase atrás de Vadillo y armó un gran disparo desde fuera del área para alojar el balón por la escuadra derecha de la portería. Golazo que fue celebrado mucho en Los Cármenes.

El Mallorca sufrió un contratiempo con Pedraza, que tuvo que ser atendido y, aunque pudo continuar sobre el césped, no estuvo en sus mejores condiciones y luego al descanso fue sustituido.

El cuadro nazarí, con el marcador a su favor, continuó con esa presión alta que ofrece en cada partido para hacerse con el esférico y generar más peligro. Montoro sufrió una entrada por la que se quedó tendido y el Mallorca aprovechó para montar una contra en la que forzó un córner. El público abucheó al equipo visitante y fue amonestado el portero Reina por discutir con Montoro, al que le pedía que no perdiera más tiempo.

Foto: Antonio L. Juárez
Foto: Antonio L. Juárez

Precisamente Montoro fue el protagonista de una jugada de peligro posterior para los rojiblancos al enviar un buen pase entre líneas para Ramos, pero el cafetero no alcanzó el balón y se disculpó con el mediocentro. Aridai con un disparo en el centro del área fue quien más cerca estuvo de igualar el marcador en el tramo final de la primera mitad.

Sufrir para amarrar el triunfo

En la segunda parte, el Granada CF sufrió algo más. Baba entró por el lesionado Pedraza en el descanso. Aunque los rojiblancos lo intentaron, con un disparo lejanísimo de Montoro o un remate de Ramos, fue el Mallorca el que creó más serio peligro. Un buen disparo de Aridai fue detenido por Rui Silva pegado al poste izquierdo de su portería.

Alentado por su público, el Granada CF intentó mejorar y lo hizo. Cada vez se sentía más cómodo con un juego asociativo. Ayudó a ello la entrada de Fede Vico por Vadillo, ovacionado por los granadinistas. Pero el Mallorca trató de contrarrestar el dominio nazarí. Álex López y Giner entraron para dar refresco en lugar de Dani Rodríguez y Aridai.

En el Granada, Rodri sustituyó a Ramos. Llegaron minutos de empuje del Mallorca y los rojiblancos se pusieron el mono de trabajo. Tanto en la medular, con presión de Montoro y San Emeterio, como en la defensa, con Germán, Martínez o Víctor Díaz.

El autor del gol, Pozo, dejó su sitio a Quini y se llevó la gran ovación de una fría noche que terminó con alegría para la parroquia granadinista. Valjent, justo al final, a punto estuvo de alterar el marcador, pero su disparo lejano se fue por encima de la meta defendida por Rui Silva. El árbitro añadió un poco más de los tres minutos anunciados en el cartelón para desesperación de una afición que estalló con el pitido final para celebrar otro triunfo de un Granada CF que lucha, sufre y gana. 

Foto: Antonio L. Juárez
Foto: Antonio L. Juárez
VAVEL Logo