Ninguna derrota para los internacionales sevillistas
Kjaer se lamenta en el césped

Ninguna derrota para los internacionales sevillistas

Viajaron cinco jugadores de la primera plantilla sevillista con sus respectivas selecciones, y de ellos, ninguno ha caído derrotado tanto en los partidos amistosos como en los  de la UEFA Nations League

currosfc
Curro García

El parón de selecciones está próximo de tocar su fin, y toca hacer balance de lo que ha deparado el mismo para los jugadores del Sevilla FC que han viajado a representar a sus países. El primero en jugar fue Franco Vázquez, que tuvo su cupo de protagonismo en el choque ante Irak al jugar el primer acto como titular. La albiceleste de Scaloni terminaría goleando a los iraquíes por 0-4 con los goles de Martínez, Pereyra, Pezzella y Cervi.

Por su parte, el máximo goleador de LaLiga Santander, André Silva, estuvo presente en el partido del grupo A de la UEFA Nations League que enfrentaba a Portugal y a Polonia. Los polacos mordieron el polvo ante Silva, que vio puerta al anotar el 1-1. A partir de ahí, la balanza se descompensó en favor de los portugueses, que con los goles de Glik en propia meta y Bernardo Silva sellaron la victoria. El partido tuvo un añadido en forma de gol, ya que los locales no se rindieron y dieron guerra hasta la conclusión con la diana de Blaszcykowski .

En tercer lugar está el meta Vaclick, que se veía ante la tesitura de tener que ganar a la vecina Eslovaquia defendiendo los palos de República Checa. Los checos ganaron, pero Tomas, no contento con ello, se marcó una gran actuación que se antojó clave para la consecución de los tres puntos. Krmencik  y Schick anotaron los goles para la República Checa, mientras que Hamsik tuvo que tirar de galones con su tanto  para los eslovacos.

La nómina de sevillistas que han viajado por Europa sigue con Quincy Promes, que estuvo presente en la goleada de Holanda proporcionada a la que fuera campeona del mundo en 2014, Alemania. El sevillista hizo su entrada en el 68. Su acción más relevante fue su asistencia a Memphis Depay en el minuto 86. El primer gol fue Van Dijk y el tercero quedó a cargo de Wijnaldum.

Por último, Simon Kjaer disputó los 90 minutos y volvió a lucir el brazalete de capitán en Dublín, donde Irlanda y Dimarca empataron sin goles en su grupo de la Liga B de la Nations League.  El danés se ha convertido en el amo y señor de la zaga hispalense tras el mundial.

VAVEL Logo