Ganarse la titularidad a pulso
Edu Expósito disputando un encuentro con el Fabril en Abegondo

El joven Edu Expósito llegó procedente del CF Damm para renovar un Deportivo Fabril estancado en Tercera División. Desde el primer día, una cosa caracterizó al centrocampista catalán: el trabajo. Ajeno a las críticas de un minoritario sector de la afición por la falta de jugadores gallegos en el equipo filial del Dépor, Edu se convirtió en uno de los mejores centrocampistas de la cantera deportivista. Hoy, tres años después de su llegada, es uno de los pilares del mediocampo del primer equipo. 

Formación en el CF Damm

El CF Damm​ se ha caracterizado tradicionalmente por formar grandes jugadores que han terminado jugando en la élite del fútbol. Un club donde desde muy pequeño, a los jugadores se les inculca el espíritu del compañerismo a la vez que la competitividad. Fue en la temporada 2014/2015 cuando Edu Expósito explotó en el club catalán y llamó la atención de grandes clubes del territorio nacional, entre ellos, el Deportivo La Coruña. 

Ascenso con el Fabril y consolidación en 2ºB

Tras una temporada en el Fabril que fue de adaptación, en 2015, Cristóbal Parralo toma las riendas del filial deportivista. Esa temporada el Deportivo Fabril se destapa como uno de los equipos más fuertes de la Tercera División con un fútbol muy atractivo. Jugadores como Pinchi, Galán, Blas o el propio Edu Expósito se consagran como jóvenes promesas. Ese año, el Fabril conseguiría un ascenso más que meritorio y volvía a la categoría de bronce del fútbol español 10 años después. 

La temporada 2017/2018 fue la consolidación de un proyecto. El Fabril volvía a la Segunda División B con una plantilla prácticamente debutante en ésta. La primera parte de la temporada fue increíble, fantástica. En el mes de noviembre, cuando la junta directiva toma la decisión de subir al técnico fabrilista, Parralo, al primer equipo, el filial del Dépor lideraba el Grupo 1 de la 2ºB. La segunda parte de la temporada fue algo irregular. Aún así, el Fabril pelea el ascenso a Segunda División pese al descenso del primer equipo. En toda esta evolución del Deportivo Fabril, Edu Expósito es el jugador clave para la medular del equipo. Crea, organiza y temporiza el juego de su equipo. Su buen papel en las tres temporadas como jugador del filial, le servirá para que Natxo González tome la decisión de contar con él para el nuevo proyecto del Deportivo. 

Trabajo, silencio y corazón

En el Deportivo de La Coruña es habitual que, jugadores jóvenes que prometen mucho, exigen desde el primer día ser pieza clave en el primer equipo y tener protagonismo en el equipo. Pinchi, Corredera, Róber o Insua marcharon lejos de A Coruña con el objetivo de sumar más minutos en otros equipos. El caso de Edu Expósito es distinto. El jugador catalán ha tenido ofertas que le ofrecían mucho más protagonismo del que le ofrecía el Dépor en un principio. Sin embargo Edu decidió quedarse, agachar la cabeza y trabajar por un sitio en el equipo. Y como bien dice el dicho: "El trabajo tiene su recompensa". Expósito aprovecha cada minuto que el técnico le da y se está ganando la titularidad a pulso. Es un espejo en el que todo canterano debería mirarse. 

'El Mentalista' 

Apenas lleva un año y medio en el fútbol profesional, pero a Edu Expósito ya se le ha apodado como 'El Mentalista'. Un centrocampista completo. Un jugador con criterio para la distribución del juego, recorrido para llegar a las ayudas a compañeros y habilidad para el desplazamiento largo. Es interesante ver como, cada minuto que juega, Edu Expósito crece más y más como jugador de fútbol. Hay jugador y los técnicos del Dépor lo saben. 

VAVEL Logo