Duro rival para un Baraja en situación crítica
Los jugadores del Málaga celebran un gol en La Rosaleda esta temporada | Imagen: LaLiga

La derrota del pasado domingo contra el Almería, aunque quizás injusta, ha alimentado aún más la polémica sobre la continuidad de Baraja. Este martes se ha ratificado la confianza en el técnico, pero una nueva derrota este domingo puede ser demoledora. Una tarea nada fácil para el preparador vallisoletano, que recibe en casa al Málaga, recién descendido y segundo en la clasificación. No obstante, los malagueños también proceden de perder en su última jornada frente a Osasuna en El Sadar por 2-1.

El conjunto andaluz, que volvió esta temporada a la liga de plata tras una década en la élite, con paso por competiciones europeas incluido, está desarrollando una campaña bastante positiva para sus intereses. Con el objetivo del ascenso por bandera, el entrenador del equipo, el ex-rojiblanco Juan Ramón López Muñiz, ha formado un equipo muy competitivo. Así lo dicen los números: ocho victorias, dos empates y tan solo dos derrotas en lo que va de temporada.

Unas cifras que dan muestra del potencial del cuadro boquerón que, además de su técnico, cuenta con otro hombre con pasado sportinguista. Luis Hernández, uno de los héroes que consiguieron el ascenso con Abelardo en 2015, volverá a la que fue su casa para cosechar una victoria ante su antigua afición. Líder de la zaga malacitana junto a su compañero Pau Torres, su trabajo defensivo está siendo fundamental para el Málaga, que lleva ocho goles encajados hasta el momento, siendo uno de los mejores bloques defensivos de la competición.

Sin embargo, en la parcela ofensiva, el equipo de la Costa del Sol no acaba de dar el rendimiento esperado. De los 15 tantos que lleva el Málaga a su favor, Gustavo Blanco Leschuk se ha desmarcado como el goleador del equipo. El ariete argentino, que sonó para el Sporting durante el pasado mercado veraniego, suma seis goles esta temporada. Para el encuentro de este domingo, que a punto estuvo de perdérselo por sanción, estará a disposición de su técnico para intentar el asalto a El Molinón. 

Con un planteamiento fijo del 4-4-2, la línea de medios cuenta con gran veteranía. Adrián González y N'Diaye, que está sancionado y no podrá jugar en Gijón, son los dueños del centro del campo malaguista. Para sustituir al nigeriano, lo más probable es que López Muñiz dé la oportunidad a Lacen, que suele ser el reemplazo en este tipo de ocasiones. Por las bandas, la velocidad y agilidad de los habituales Dani Pacheco y Juanpi serán un desafío para los jugadores de los costados rojiblancos.

VAVEL Logo