30 años de Valverde en Barcelona
Imagen de archivo. Ernesto Valverde hablando para Barça TV | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

9 de noviembre del 1988, Poznan, un joven Ernesto Valverde salta al campo en un partido correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Recopa. El FC Barcelona había empatado a uno en el encuentro de ida. Por lo tanto, los azulgrana estaban obligados a ganar o empatar con goles para pasar de ronda. Entre los 17 futbolistas estaba el Txingurri, que todavía no había disputado un solo minuto con el club.

"Recuerdo este partido porque había estado entrenando con el equipo después de una recuperación larga. A Poznan viajamos 17, yo iba a ser el descarte, el míster me lo dijo. Al día anterior estuvimos entrenando, al final me metió en la convocatoria. Además, me dio el 14, que por aquel entonces era el cambio seguro. De no esperar jugar ni vestirme a debutar", recordaba Valverde en unas declaraciones a la página web del club.

El extremeño entró en el 77 para, casi al instante, ver la tarjeta amarilla: "Recuerdo que me sacaron una amarilla a los dos minutos. Al final nos fuimos a los penaltis". El choque se fue a la tanda de penaltis, donde Ernesto marcaría y ayudaría a su equipo a clasificar-se para los cuartos de una Recopa que acabarían ganando los barceloneses en Berna: "Me preguntó Cruyff si quería lanzar, le dije que sí y ahí fui. Le pegué muy fuerte a la derecha del portero. Es el primer penalti en tandas que lancé. Cada uno tiene su sitio de seguridad y tal como estaba la cosa mejor no andarse con tonterías".

"El penalti de Alexanko era decisivo. El colegiado se lo hizo repetir porque el portero se había movido. Falló los dos", añadió el extremeño. Por último, el técnico azulgrana dijo: "No fueron eliminatorias fáciles. Para nosotros era importante. Además, ganamos la Recopa a la Sampdoria en Berna".

VAVEL Logo