Ni con Messi
Imagen de Messi durante el partido con el PSV esta temporada | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Si recibir a todo un Betis europeo en el Camp Nou no era aliciente suficiente para asistir al feudo barcelonista, el acelerado regreso de Leo Messi a la formación titular del líder de Primera División hacia las delicias de cualquier aficionado al buen fútbol.

Tras la entrega del premio al mejor jugador de la Liga en el mes de noviembre a Luis Suárez, por parte del ex azulgrana Belletti, dio inicio un encuentro más que apetecible en un ambiente festivo, horario “familiar” y condiciones climatológicas agradables en la Ciudad Condal. El fútbol también acompañó de inicio, siendo un partido vivo y de puja constante por alcanzar el climax del gol.

El primer acercamiento del FC Barcelona al área rival culminó con un disparo desviado de Messi, a lo que siguió un remate de Busquets que tampoco encontró portería. La primera llegada arriba de los sevillanos, en un contraataque, resultó en el primer saque de esquina del encuentro, tras rebotar el balón en Piqué.

Era un toma y daca que aportaba color al choque entre dos equipos que buscaban jugar el balón y no dejar opciones al contrario para acomodarse sobre el terreno de juego. Probó Malcom con un disparo desde la banda izquierda, pero envió el esférico a la derecha de la portería. A continuación, un despite del FC Barcelona permitió al Betis recuperar el cuero y hacerse con una buena oportunidad, en los pies de Joaquín, cuyo remate marchó por encima del arco, ante la mirada atenta de Ter Stegen, que no tuvo que intervenir.

Junior abre la lata

Era el turno de los blaugranas: Messi cedió para Suárez y el uruguayo buscó colocar el balón para enviar un chut que no encontró su objetivo. La ofensiva de los locales continuaba con una jugada de Malcom por la banda izquierda; el brasileño colgó el balón al centro del área, donde despejó la zaga visitante a córner. El saque de esquina no tuvo consecuencias favorables al Barcelona, pero la recuperación de balón del Betis resultó letal: Junior recibió de William Carvalho, que se había ido de Sergi Roberto, y el dominicano finalizó sorprendiendo a Ter Stegen para abrir el marcador.

No conforme con la ventaja, los sevillanos volvieron a amenazar con un chut de Loren, que atrapó Ter Stegen. El Barça, que no lograba frenar la salida del Betis a la contra, buscó sorprender a balón parado. Tras una infracción de Guardado sobre Messi, llegó el primer lanzamiento de falta del argentino. El 10 del Barça envió el cuero bien dirigido al segundo palo, dónde Lenglet buscaba el golpeo, pero se estiró Pau López bajo palos para enviar el balón a córner.

El Betis ofreció una imagen que pocos equipos consiguen dar en un estadio como el Camp Nou

Messi dispuso de una segunda ejecución de falta, en la que buscó la portería, pero de nuevo Pau se hizo con el cuero. Un dominante Betis se lucía en acciones de ataque. Primero Tello, con una bicicleta, una diagonal y un chut que en última instancia salvó Ter Stegen, y después Loren, con un remate que estuvo cerca de convertir en el segundo para los verdiblancos, pero su disparo cruzado se fue a la derecha de la portería.

Tal fue la insistencia de los soldados de Quique Setién, que no tardó en llegar el segundo favorable a los andaluces, un tanto que cayó como un jarro de agua fría sobre el Camp Nou. Joaquín recibió un centro raso que remató de forma certera al fondo de las mallas.

Ter Stegen no tuvo su mejor tarde | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
Ter Stegen no tuvo su mejor tarde | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Un rival de nivel

Entre las claves de la efectivad del Betis se encontraban la facilidad para irse de la presión y la actuación estelar de Junior, quien constantemente recibía en zonas de peligro, tomando buenas decisiones, para crear situaciones de ventaja para su equipo. Era un sinparar el festival ofensivo del cuadro bético en el Camp Nou, que volvía a probar fortuna a través de Loren, esta vez sin éxito.

Antes del descanso, al que los béticos se llevaron la ventaja por 0-2, tuvo ocasión de recortar distancias el Barça. Messi aguantó ante Cuadrado, combinó con Jordi Alba y volvió a recibir la pelota de retorno, para cederla luego a Luis Suárez, que con un remate forzado envió la bola por encima de la madera.

Cambio de chip

Ante la inoperancia de los suyos en el primer período, el ‘Txingurri’ decidió mover piezas en el centro del campo, dando entrada a Arturo Vidal en lugar de Arthur Melo en la reanudación. El chileno estuvo a punto de recortar distancias en la primera acción de peligro del segundo tiempo, en una jugada que sirvió para dar un toque de atención al Betis.

Los azulgranas volvieron a plantarse en el área contraria, amenazando la portería con un chut de Messi que marchó fuera, para demostrar que habían salido de vestuarios ya vistiendo el mono de trabajo. No agachó la cabeza el conjunto que entrena Quique Setién, que volvió a plantarse arriba.

Las ocasiones se sucedían. Al cabezazo de Sergio Busquets que marchó por encima de la portería, siguió un centro de Sergi Roberto para el remate forzado de Vidal, que envió fuera. Era evidente que había cambiado la tónica del partido gracias a la animosidad del Barça, que saltó de nuevo al verde dispuesto a cambiar su suerte a base de oficio.  

Messi volvió de su lesión tal y como se fue: perforando la portería contraria

Era su voluntad frente a un duro Betis, que de ninguna manera se lo pondría fácil. Una infracción sobre Jordi Alba dentro del área volvió a dar vida al Barcelona. Leo Messi no falló desde los once metros, firmando el 1-2. Con este tanto, el capitán volvía a meter a su equipo en el partido, abriendo la puerta a la remontada.

Regreso de Carles Aleñá

Valverde realizó un segundo cambio, haciendo debutar esta temporada a Carles Aleñá, que volvía a disputar minutos en Liga con el primer equipo tras superar una lesión. El canterano reemplazó a otro futbolista formado en la cuna del Barça, Sergio Busquets.

Nada más saltar al terreno de juego el mediocentro de Mataró, que recibió de Messi y disparó desde fuera del área, dispuso de una ocasión de gol que pudo significar el empate. Pero no fue así, y del posible 2-2 se pasó al 1-3 en un visto y no visto, al anotar Lo Celso después de un error poco habitual en Ter Stegen.

Arthur fue el primero en ser sustituido | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
Arthur fue el primero en ser sustituido | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Se le volvía a poner el partido cuesta arriba a un Barça que había reaccionado tarde, pero que no tenía intención de desistir. En una de las muchas llamadas a la puerta del gol de los culés, ésta se abrió. Munir, que había entrado en lugar de Malcom, cedió a Arturo Vidal, quien llegando desde atrás solo tuvo que empujar al fondo de la red para hacer el segundo de los culés.

En seco se cortó la proyección al alza de los hombres de Ernesto Valverde, cuando se quedaron con un efectivo menos por la expulsión de Rakitic, tras ver la segunda amarilla el jugador croata. Para colmo de males, el ex madridista Canales, pitado en su ingreso al terreno de juego, 'se vengaba' firmando el cuarto del Betis, tras recibir una asistencia del inconmensurable Junior.

El doblete de Leo no basta

Ya en tiempo añadido llegó el segundo gol de Messi. Aunque en primera instancia la acción había quedado invalidada por fuera de juego de Arturo Vidal, el VAR concedió el tanto a los azulgranas, que apretaron en los últimos segundos para buscar rascar algún punto en un encuentro en el que en todo momento se encontró a remolque.

Ni con Messi se recondujo un Barcelona que comienza a sentir en el cogote el aliento de sus inmediatos perseguidores en la clasificación. Atlético de Madrid y Alavés acechan el liderato, mientras los azulgranas se tambalean.

VAVEL Logo