Vaivén de poco fútbol pero mucho Benzema
Odriozola y Benzema, felices celebrando uno de los goles del francés I Foto: Real Madrid

Extraño encuentro el disputado en Balaídos entre Celta y Real Madrid, aunque con un protagonista por encima de todo el no fútbol desplegado: Karim Benzema. Porque el francés fue capaz de brillar entre la contundencia celeste, en ocasiones desmedida. Porque los detalles más fantasiosos fueron del siempre cuestionado nueve blanco, que con Solari está recuperando su olfato goleador. 

Igual que el equipo madridista está volviendo a ser letal arriba: otros cuatro goles y sin haber generado numerosas llegadas. Golazo de Ceballos, que salió para ocupar el pivote pero acabó anotando un misil de otra clase excepcional, o también gran actuación de Odriozola en labores ofensivas, con dos acciones que condujeron al gol. La escasez de juego por parte de ambos equipos en un partido con tres lesiones, un penalti y una expulsión no impidió los detalles de los más 'jugones'.

Posesión blanca a pesar de la dureza rival

Durante los primeros veinte minutos, el conjunto blanco fue mucho mejor que un Celta un tanto dormido. Sobre todo, en defensa ya Benzema encontraba los huecos con relativa sencillez mientras el medio campo visitante movía a su antojo el balón. Se notaba la ausencia de Lobotka en el equipo de Mohamed. Su sustituto, Okay Yokuslu, se pasó los noventa minutos jugando entre el acierto y el fallo. Eso lo aprovechó bien el Real Madrid para dominar la medular.

Pero la dureza local frenó los intentos de juego madridista a base de patadas y entradas a destiempo. Casemiro fue el primero en caer a la media hora. Luego, Reguilón tampoco pudo seguir en la batalla. Tobillo por un lado, isquios por otro, los dos cambios eran obligados para Solari ya en la primera mitad. Mientras, la presión arriba junto a la velocidad de combinación y apertura de los laterales estaba marchando bastante bien. En la segunda mitad, todo eso disminuyó.

Benzema abre los brazos para festejar su primer gol I Foto: Real Madrid
Benzema abre los brazos para festejar su primer gol I Foto: Real Madrid

Pinceladas de clase: Benzema, Brais y Ceballos

Sin embargo, esa contundencia rival en el marcaje y corte de cada pelota no afectó al talento desplegado por Benzema. Control exquisito en el giro hacia la portería y gol ajustado a la salida del portero. Magistral clase del galo, que estuvo inspirado también en otras internadas al área de Sergio. La defensa celtiña no sabía pararle, pues con el balón en sus botas desprendía pura fantasía, aunque fuese con la tranquilidad que tanto caracteriza al francés. 

Así, de un robo espléndido en la marca pegajosa de Odriozola, acaeció el segundo tanto del nueve blanco. Doble recorte en el área y chut para batir de caño al arquero. Fabuloso Karim, aunque todavía quedaban minutos para que otros hombres se luciesen. Con tantas interrupciones, disputas, otra lesión (Nacho) e incluso la expulsión de Cabral por doble amarilla, el duelo en Balaídos era de todo menos de jogo bonito.

Ceballos y Brais Méndez, dos de los 'jugones' del partido I Foto: Real Madrid
Ceballos y Brais Méndez, dos de los 'jugones' del partido I Foto: Real Madrid

Pero llegaron las jugadas de lucidez para la emoción del aficionado. De uno a otro bando, Ceballos brindó un zambombazo directo a la escuadra gallega mientras Brais Méndez sacó su repertorio de fútbol para festejar su reciente convocatoria con la Selección Española. El joven del Celta sirvió primero una gran asistencia bombeada para el gol de Mallo y después, en el último minuto, anotó él mismo desde la frontal. Fue el mejor del conjunto celeste.

Todo lo contrario sucedió con Bale, que no se presentó en ataque, quedó también tocado por una fuerte patada y la generación del peligro fue obra de un chaval de San Sebastián. A 'Odri' le cazaron en el penalti a favor para que Ramos sumase otro gol de Panenka. 

Dani Ceballos festeja su golazo en el minuto 91 I Foto: Real Madrid
Dani Ceballos festeja su golazo en el minuto 91 I Foto: Real Madrid

En definitiva, vaivén de poco fútbol pero mucho Benzema en Balaídos y tres disgustos más para la zaga del Real Madrid, que no levanta pie de la enfermería. Eso sí, estos tres puntos ante el Celta de Vigo saben a recuperación total con un Solari que podría pasar a firmar ya su nuevo contrato. 

MEDIA: 4.5VOTES: 2
VAVEL Logo