El Real Oviedo recupera la sonrisa
Carol González celebra su tanto en el partido de hoy.  Foto: Real Oviedo Femenino

Real Oviedo Femenino-3-1-Racing Féminas

 

Real Oviedo Fem. : Sara (Nuria, min. 14), Celia, Alba Gordillo, Carmen (Iglesias, desc.), Marta Reyes; Henar, Cienfuegos, Laurina; Carol Glez., Paula (Marina, min. 74), Villamayor (Yoli Chamorro, min. 81).

Racing de Santander: Guemes; Carmen, Irene (Moreno, min. 73), Carlota, Vallejo; Idoia, Mariajo, Silvia; Puertas, Paula (Sofía, min. 90), Athenea.

Goles: 1-0, min. 21, Laurina; 1-1, min. 34, Silvia; 2-1, min. 36, Carol Glez.; 3-1, min. 76, Marina.

Árbitro: Sara Fernández Ceferino

Estadio: Manuel Díaz Vega. Grandísima entrada, como cada fin de semana.

Partido de altos vuelos en el Manuel Díaz Vega. Llegaba el Racing de Santander, tercer clasificado, a feudo carbayón. Las cántabras, terceras y en dinámica positiva de juego y resultados, llegaban a Oviedo con ganas de pescar ante un conjunto azul que venía de dejarse sus dos primeros puntos de la temporada en campo del Monte. El partido fue algo atascado, sin demasiado juego fluido de ninguno de los dos conjuntos, pese a que las de Pedro Arboleya intentaron elaborar y crear peligro a través de la posesión. Pero enfrente había un correoso y muy competitivo Racing.

Al siete llegó la primera para las azules en un centro de Villamayor que Laurina cabeceó a las manos de Guemes. En el trece llegó la jugada desgraciada del partido. Balón largo en ataque racinguista a la carrera de Paula. Sara, atenta, sale fuera del área a despejar con la cabeza, la cántabra toca antes y choque tremendo con la cara de ambas jugadoras. La peor parte se la llevó la guardameta local, que con una tremenda brecha en la frente tuvo que ser evacuada en ambulancia. Diez minutos después Paula también tuvo que ser sustituida al no encontrarse al 100% tras el golpetazo.

Con todavía el mal cuerpo en todo el campo tras la acción, llegó el primero del partido. Centro chut de Marta Reyes desde la izquierda que se envenena, Guemes no llega y el balón que pega en el palo y Laurina que la empuja. Pareció que la de Luanco fue la que finalmente anotó, pero la duda sigue existiendo a esta hora. Lo principal, el tanto. 1-0 y el Oviedo que abría la lata en un encuentro que se enquistaba por momentos. Eran buenos momentos de las carbayonas, que tuvieron dos tras el gol. La primera de Cienfu en un disparo lejano que atrapó Guemes, y la segunda de Laurina que envió cerquita del larguero. Otra vez Cienfu desde fuera del área, de las que le gustan a la langreana, enganchándola con fuerza, pero de nuevo atrapó la guardameta cántabra. Al treinta y cuatro llegaría el empate. Disparo de Silvia desde lejos, muy lejos, directo a portería donde Nuria no iba a poder llegar. Golazo. Tablas y a volver a empezar. El Racing era una piedra dura, y el Oviedo no tenía su mejor día. Pero el ROF es el ROF, y sólo dos minutos después, Celia envió un balón largo por derecha en beneficio de carrera de Carol, y la gallega, que de primeras, escorada y desde su casa que la reventó botando a la escuadra izquierda de la meta cántabra. Qué golazo. Puñetazo al mentón de un Racing al que le duraron dos minutos las tablas en el partido. Descanso, y uno arriba las azules.

La segunda parte tuvo a un Oviedo mejor y a un Racing que se vino físicamente abajo a medida que iban pasando los minutos. Iglesias sustituyó a la capitana Carmen al descanso, y en un centro de la número siete llegó la primera del segundo acto, pero Paula no conectó del todo bien. La propia Paula lo intentó cinco minutos después, pero si disparo lo atrapó bien Guemes. Al Racing cada vez le costaba más crear acciones de peligro, Athenea no entraba en juego y el Oviedo que estrechaba el cerco para la sentencia. A punto estuvo Villamayor tras cabecear arriba por poco un buen centro de Celia. La propia Celia disparó alto tras recoger un balón muerto a la salida de un córner. A punto estuvo Marta Reyes de repetir la de la primera parte, de nuevo centro chut que se envenenó y a punto estuvo de batir a Guemes. Tanto fue el cántaro a la fuente, que a quince del final llegó la sentencia. Marina, que llevaba dos minutos en el campo recogió un gran balón al área de Marta Reyes, y con tremenda sangre fría dentro del área, controló, ojeó, y batió con sutileza a la portera racinguista. 3-1, y partido cerrado.

Al final, victoria necesaria de un Real Oviedo Femenino que no podía permitirse otro traspiés tras el empate ante el Monte, y derrota del Racing, que volverá a Santander tras haber plantado cara en la primera parte, pero donde el fuelle falló en la segunda.

VAVEL Logo